21

Re: Los objetivos del milenio, ¿la estafa del Siglo?

Hola.
Eso de que no existe un modelo neoliberal econ'omico ("ni por asomo") que se lo cuenten a los norteamericanos que lo vienen sufriendo desde la epoca de Reegan. En europa, afortunadamente, al modelo norteamericano lo atempera una politica mas social.

"En todo caso, mientras Gómez Bermúdez ajusta sus cuentas frente al espejo, nosotros debemos comenzar a ocuparnos de cómo mantener con vida esta media criatura que ha tenido a bien entregarnos.” P.J. Ramírez , padre de la criatura

22

Re: Los objetivos del milenio, ¿la estafa del Siglo?

(antes se me trastocó el teclado; no podía poner acentos)

Un interesantísimo artículo para comprender, con palabras sencillas, la gran estafa perpetrada por el poder económico, consentida y encubierta por el poder político y pagada por los pringaos de siempre.

http://leopoldoabadia.blogspot.com/sear … is%20NINJA

En documento PDF (merece la pena leerlo íntegro):

http://www.sonnenfeld.org/blog_lap/ddvl … _ninja.pdf

Pero es un problema estructural, de fondo, en el que subyace la falta de ética, la codicia. Es una crisis fomentada por el modelo económico, en el que una de las tres patas sobre el que el sistema se asienta, el financiero, ha hecho crack. La enseñanza que hay que extraer es que el modelo de desarrollo socioeconómico hace aguas y necesita una seria corrección. Y eso sólo se puede lograr por voluntad del poder político. 

http://www.lasprovincias.es/valencia/pr … 81012.html

Economía salvaje
12.10.2008 - JAVIER ARNAL
Si menciono algún dato, medida o rumor en torno a la crisis financiera mundial en estas líneas, tengo la impresión de que se puede quedar desfasado en cuestión de minutos o de horas. Se van sucediendo un cúmulo de noticias económicas y estamos asistiendo a un "tsunami" financiero, de proporciones gigantescas e imprevisibles, descontrolado. Y ya se sabe que lo desconocido asusta mucho más que lo conocido.

Saldremos de esta crisis, como se ha salido en otras ocasiones, aunque esta crisis todavía no está catalogada, por así decirlo. Dejo a los expertos los análisis técnicos e incluso las soluciones, que ojalá lleguen pronto.

Pero las soluciones vendrán en la medida que se conozca la causa, y se acertará también en esa proporción. Y llama la atención que, en estos meses, he escuchado a diversos analistas, de áreas muy diversas en la sociedad, una causa de esta crisis, que puede parecer difusa o utópica, pero que tal vez interesa más de lo que parece.

Al primero que se lo oí fue a un presidente de banco español, en unas Jornadas para Empresarios en La Lloma (Rafelbunyol, Valencia). Ángel Ron, sin titubeos, achacó a la codicia humana la situación que estábamos empezando a sufrir. No me quedó claro si él mismo se excluía, o más bien lanzaba un diagnóstico en el que todos o muchos tenemos algo de responsabilidad. En definitiva, cuando la aspiración máxima del hombre es el bienestar material, la avaricia se acaba convirtiendo en el motor principal. Y llevamos ya años detectando un materialismo consumista creciente, que lleva a la especulación sistemática, de manera que la economía se aleja del hombre y de la misma realidad: proliferan las "burbujas" -tecnológicas, inmobiliarias o de otro tipo- y el batacazo es inexorable en la medida que la codicia va creciendo.

Desde esas declaraciones de Ángel Ron, pasaron meses hasta que escuché algo similar a un curtido empresario de Castellón. Para él, la crisis económica actual es reflejo de la crisis de la sociedad actual, y era previsible su estallido, aunque probablemente nadie intuía la dimensión.

Escuchando al mencionado empresario, recordé una original idea de un catedrático de Filosofía, Leonardo Polo, quien hace años destacó que la crisis de la familia pasaría factura a la economía si no cambiaba el deterioro creciente de la familia. Polo exponía esta idea hace 14 años en Pamplona, un año después de la crisis del 93. Y lo cierto es que la familia, tanto en España como en los restantes países del "primer mundo", se ha deteriorado.

Hace unos días, el presidente de una gran entidad inversora norteamericana exponía que la codicia ha sido la causa de la crisis que padecemos. Otro personaje que apunta la ética como causa, y por tanto como remedio.

Más recientemente, Silvio Berlusconi sentenciaba: "la ética ha de volver al mundo de las finanzas". Muchos nos quedamos algo perplejos ante esas palabras de Berlusconi, precisamente de Berlusconi.

Dándole vueltas a estas ideas, aparecen algunas conexiones interesantes. Por ejemplo, la sustitución del "ahorro" en las familias por las "inversiones": no se piensa en los descendientes con unos criterios razonables, sino en aumentar imparablemente el patrimonio para disfrute de uno mismo.

Lo de que la ética vuelva a las finanzas, simplemente, suena a vacío. ¿Ha dominado la ética en el pasado? Habría mucho que hablar. En todo caso, me parece que un poco más que ahora sí, porque había unos valores morales más arraigados en las personas y en la sociedad. Nos resistimos a aceptar que la ética es hasta rentable para la sociedad, porque la hace más humana: pero el corto plazo, el afán desmesurado del presente, lleva a olvidarla, y el largo plazo pasa factura.

En pleno desarrollo del liberalismo económico, los Estados están adoptando unas medidas impensables hasta hace unas semanas. Cayó el marxismo, y tal vez estemos asistiendo a la caída del materialismo consumista a ultranza. ¿Será volver a la ética, o volver a un peligroso dirigismo estatal de nuevo cuño? Es momento de grandes incertidumbres mundiales, pero ojalá nos sirva la crisis actual para un rearme moral de las personas, de las empresas, de la sociedad.

"En todo caso, mientras Gómez Bermúdez ajusta sus cuentas frente al espejo, nosotros debemos comenzar a ocuparnos de cómo mantener con vida esta media criatura que ha tenido a bien entregarnos.” P.J. Ramírez , padre de la criatura

23

Re: Los objetivos del milenio, ¿la estafa del Siglo?

Me voy dos días y empezais a hablar de política. Perfecto.

HILO CERRADO.

http://img54.imageshack.us/img54/4061/gentoolinux4vl.png