1

Hilo: Aquellos maravillosos años ¿Qué fue de "Los agujeros negros"?

Os propongo colaborar en un nuevo trabajo.

Es un tema que me había planteado hace unos meses, pero la magnitud de la labor, junto con otras tareas, me habían hecho aparcarlo.

Creo que ahora podría ser un buen momento, cuatro años y medio tras la aparición lo la "Agujerología" dentro del mundo de la Conspiración, volver la vista atrás con nostalgia para recordar lo que fue, y lo que queda, del  "agujerismo".

Se trataría de examinar las declaraciones, las noticias, y soibre todo las sentencias, para ver lo que es cierto, y lo que no.

Por supuesto, imitaremos a Federico, en lo que el llama "visión alegórica, humorística, y satírica, de los puntos a tratar. Que la risa no está reñida con la carcajada.

Poned todos vuestras contribuciones, y lo que resulte, ya desprovisto de "alegorías", lo pasaremos a la wiki.

Son los siguientes puntos:

Los agujeros negros del 11-M.- Links
 
•LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M (I) Los agujeros negros del 11-M - Una versión policial repleta de incongruencias
•LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M (II). La 'célula' de Avilés
•LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M (III) Así se transportó la dinamita
•LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M (IV) El 'caso Trashorras'
•LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M(V) El jefe de la Guardia Civil de Asturias no investigó la trama de la dinamita
•LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M (VI) El hombre de acero
•LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M (VII) Toro y Trashorras intentaban en 2001 'montar bombas con móviles' y la Guardia Civil lo sabía
•LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M (VIII) La extraña 'caravana de la muerte'
•LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M (IX) La policía permitió a Carmen Toro esconder la dinamita de su hermano
•LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M (X) El calvario de un testigo protegido
•LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M (XI) El terror de un valiente
•LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M ( XII ) El testigo desprotegido
•LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M (XIII ).- - La dinamita fantasma
•LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M (XIV) Las piedras de pulgarcito
•LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M (XV) - Huarte, el peon sacrificado
•LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M (XVI) Las Copias Secretas
•LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M (XVII) La mochila número 13
•LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M (XVIII) "Para que recuerdes a tu mujer"
•LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M (XIX) Las Mentiras de Manolón
•LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M (XX) Las Mentiras sobre la Metanamina
•LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M (XXI). ¿El policía que preparó las bombas?
•LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M (XXII) Un imputado declara que la Policía le forzó a vincular el 11-M con Irak
•LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M (XXIII). Emilio imputado y protegido
•LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M (XXIV).Las "verdades" de Emilio
•LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M (XXV). Las mentiras de 'El Gitanillo'
•LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M (XXVI).- Las mil caras de 'El Chino'
•LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M (XXVII) No existe,
•LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M (XXVIII).- Pruebas amañadas
•LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M (XXIX) Policías de Alcalá que examinaron la furgoneta aseguran que estaba vacía
•LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M (XXX).- La furgoneta del 11-M tenía una tarjeta del Grupo Mondragón en el salpicadero
•LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M (XXXI) Lavandera: «El que intentó asesinarme era un profesional
•LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M (XXXII) Matanza de animales en la finca de Lavandera
•LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M (XXXII bis) Cuando la nitroglicerina dinamita el sumario POr Juan Ignacio Del Burgo
•LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M (XXXIII) Soy una víctima de un golpe de Estado encubierto tras un grupo de musulmanes
•LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M (XXXIV) El testigo clave de la 'trama asturiana' confiesa: «Quiero contar todo lo que sé antes de que me maten»


Sí, el XXVII no existe. primer agujero negro en los agujeros negros.

A ver qué os parece la idea...

La mentira tiene las patas cortas, pero calza zancos al lado de las exclusivas conspiracionistas

2

Re: Aquellos maravillosos años ¿Qué fue de "Los agujeros negros"?

El de Periodismo incendiario escribió un post buenísimo msobre el nigma del bujero desaparecido. Lo pongo entero, que es una risa:

El agujero negro de los Agujeros Negros
.-Por Manuel Rico

Hablemos claro desde el principio. Sigo con gran atención la serie sobre los "Agujeros Negros del 11-M", con la que El Mundo nos castiga a sus lectores. Y acabo de descubrir un asunto que puede tener enorme trascendencia: el Agujero Negro Número 27 no existe. Ha desaparecido. Alguien podrá decir que es lo suyo, que en la naturaleza de un agujero negro está desaparecer. Pero en este asunto, como sabemos los lectores del diario, no hay casualidades. Así que no descarto que estemos ante alguna trama de terrorismo editorial. Y como todos los terrorismos son iguales, pues la ETA estará detrás de todo, compartiendo proyecto con ZP.

Vayamos con los hechos: el día 12 de febrero de 2006, El Mundo publicó el Agujero Negro Número 26. Y casi un mes después, el 9 de marzo, salió el Agujero Negro Número 28. Y entre medias... nada. Ni agujero, ni socavón, ni siquiera un mísero charco que salpique al felón Zapatero y al malvado Rubalcaba.

La misteriosa desaparición del Agujero Negro Número 27 plantea tres enigmas cuya respuesta puede revestir la máxima gravedad.

El primero atañe a la fecha. Observe el atento lector que el Agujero Negro Número 27 estaba llamado a aparecer el 9 de marzo, dos días antes del aniversario del 11-M. Ahora vendrá algún listillo paniaguado a decir que es una coincidencia. Pues no me lo creo. Si es imposible que dos caravanas de la muerte salgan de Asturias y Francia el mismo día por mero azar, con mucho menos motivo decide un agujero negro desaparecer justo en el momento en que mayor atención podría lograr. ¡El Agujero Negro Número 27 no desapareció, lo hicieron desaparecer!

Y si lo hicieron desaparecer, es inevitable plantearse el segundo gran enigma: ¿Quién fue la mano criminal? Y, sobre todo, ¿quién fue el autor intelectual? Desde luego, quien planificó este atentado editorial no se encuentra ni en montañas remotas, ni en desiertos lejanos...

Las posibilidades, en principio, son las siguientes:

1) El golpe interno. O sea, que las Fuerzas de Seguridad hayan infiltrado El Mundo con confidentes. Colocados en lugares estratégicos de la redacción, quizá tengan acceso a los Agujeros Negros antes de que lleguen a la mesa del director. Y hacen desaparecer aquellos que les parecen más peligrosos para sus objetivos terrorista-separatistas.

2) La trama madrileña. El tipo que colocó la mochila en los andenes de la estación y luego estuvo cambiando el Skoda Fabia de aparcamiento durante un par de meses, ahora imagino que está en el paro. Las Fuerzas de Seguridad, alertadas por algún chivato, pudieron darle órdenes para que secuestrase la edición entera de El Mundo que llevaba en portada el Agujero Negro Número 27. Mochilas tiene y furgonetas también, así que cuenta con la infraestructura necesaria para el secuestro editorial.

Yo no digo que haya sido un golpe interno o que los culpables formen parte de la trama madrileña. Yo lo que digo es que hay que investigar todas las vías hasta que aparezcan los verdaderos culpables, autor material incluido. Caiga quien caiga.

Este blog, desde luego, ofrecerá a sus lectores cualquier dato relevante que vaya apareciendo. Mientras logro nuevas exclusivas, me quedo tarareando el tercer gran enigma:

¿Dónde estará el Agujero?
¿Dónde estará el Agujero?
Donde quiera que esté,
ese Agujero es el 27

P. D.: Confío en que Zaplana llegue a leer este blog, porque le puede dar fácilmente para tres mil o cuatro mil preguntas parlamentarias.

Re: Aquellos maravillosos años ¿Qué fue de "Los agujeros negros"?

lol lol lol lol lol lol lol lol lol lol

No conocía ( o no recordaba) e´ste artículo. De hecho, ni siquiera recordaba que no hubiese enigma 27. He buscado por ahí, y Kickjor declara haberlo buscado esforzadamente, sin resultado. Claro que él no saca la consecuencia que sería normal en un paón negro, es decir, las mismas que manuel Rico nos trae en su artículo (infiltración de enemigos, contubernios, rupturas y ventas de países y comunidades autónomas) sino que lo achaca a un triste y pesaroso error editorial.

Bueno, pues este finde empezaré con el Enigma nº I: "Una versión policial repleta de incongruencias"

La mentira tiene las patas cortas, pero calza zancos al lado de las exclusivas conspiracionistas

4

Re: Aquellos maravillosos años ¿Qué fue de "Los agujeros negros"?

El tipo que colocó la mochila en los andenes de la estación y luego estuvo cambiando el Skoda Fabia de aparcamiento durante un par de meses (...) Mochilas tiene y furgonetas también, así que cuenta con la infraestructura necesaria para el secuestro editorial.

lol yo tampoco sabía lo del 27

Re: Aquellos maravillosos años ¿Qué fue de "Los agujeros negros"?

Bien, pues ya podemos empezar con el trabajo prometido: la revisión de la serie "Los Agujeros negros del 11-M", de Fernando Múgica, larga y procelosa tarea, en la que sin duda me ayudarán vuesas mercedes. Si nos sale bien, luego revisamos la obra de Don César Vidal. Meeec! Error. lol Es una broma. A tanto no me atrevo.

Bueno, empecemos por el principio. Érase una vez que se era...

LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M (I) Una versión policial repleta de incongruencias -(A)

Recomiendo tener a mano el artículo original de Fernando Múgica, y su edición on-line para poder consultarlo, pues para evitar excesiva longitud de los post, no lo pondremos. Sólo citaré los párrafos en los que se deslizaban las falsas afirmaciones que dieron origen a las Teorías de la Conspiración, para poder rebatirlas.

Eso sí; trataré de analizar las insidiosas afirmaciones de Múgica a la luz de lo que se averiguó en el Juicio del 11-M, y por lo tanto, a la luz de las declaraciones de los testigos, acusados, etc, y las sentencias del tribunal. por lo tanto, recomiendo vivamente haberse leído previamente los excelentes artículos "Pulgarcito el Conspirador I" y "Pulgarcito el Conspirador II", y la saga "Acuse de recibo", sobre todo, su  "Acuse de recibo II.1". Otras lecturas las iré recomendando por el camino. Aún así, el Primer "Agujero negro", como seguramente muchos otros,  va a ser dividido en entregas, dada su longitud.

Bien. Comencemos.

Ya desde los primeros párrafos está clara la visión que Fernando Múgica pretende transmitir a sus lectores:

...En los días previos a las elecciones se preparaban, en secreto, golpes de mano espectaculares contra la cúpula de ETA. Durante el 11-M, y en los días posteriores, se manipularon informaciones, se desviaron pistas, se ocultaron datos vitales para el esclarecimiento de los hechos. Son los agujeros negros de unas jornadas que cambiaron, de una forma drástica e imprevisible, el rumbo político del país. Las flagrantes incongruencias de lo que hasta ahora se ha conocido deben dejar paso a la exigencia ineludible de que se llegue hasta el fondo de la verdad de todo lo que sucedió...

Vemos cómo Múgica no apoya sus acusaciones en datos concretos: no da nombres de quienes, según él, "desvió pistas, manipuló informaciones, ocultó datos vitales". Uno podría pensar que ello se debe a la cercanía temporal a los hechos ocurridos (menos de mes y medio tras la masacre), o a no descubrir hechos que pudiesen entorpecer la investigación judicial... sólo que, cuatro años después, Múgica no ha aportado ni un nombre, ni un dato, que apoye sus "investigaciones" y, a día de hoy, se ha demostrado que los que "manipularon informaciones" y "desviaron pistas" eran, precisamente, los que vestían su camiseta.

...Al presidente le tienen preparado un regalo de fin de curso. Sus colaboradores más próximos saben que para él, la lucha contra ETA ha sido uno de los ejes centrales de su actuación. Por eso, las Fuerzas de Seguridad le van a dar una gran satisfacción que a la vez servirá como una última catapulta electoral para arrasar en los comicios: la captura, de golpe, de toda la cúpula de la banda y de prácticamente todos sus comandos operativos conocidos...

Mucho se ha comentado sobre esta información que, analizada con la perspectiva que da el tiempo, debemos considerar como una leyenda urbana. En primer lugar, nada se demostró de esa supuesta fiesta de despedida que las Fuerzas de Seguridad habrían preparado para el presidente, pero todo hace pensar que, si los principales dirigentes y miembros operativos de ETA hubieran estado a cuarenta y ocho horas de la caída, la reacción lógica tras los atentados debería haber sido desencadenar las detenciones, y no pasar del tema. Con todos los comandos vigilados, como posteriormente vuelve a decir Múgica, y siendo la sospecha prácticamente unánime que había sido ETA la culpable ¿por qué no se actuó contra ellos? En segundo lugar, la visión que el periodista de "El Mundo" ofrece de la cúpula de mando de las Fuerzas de Seguridad es peyorativa: los mandos policiales son presentados dilatando la operación contra los terroristas para hacerla coincidir con una cita electoral, con el evidente deseo de alterar sus resultados. Pero, por mucho que los máximos dirigentes de las CyFSE hayan sido nombrados por el PP, tal proceder cae dentro de la deslealtad y la traición, y necesitamos pruebas definidas para creerlo. Pruebas que -ocioso es, casi, decirlo- no han sido presentadas por Múgica. Tendremos ocasión de volver sobre lo que los conspiracionistas de la primera oleada opinaban sobre la cúpula policial y cómo los hechos les obligaron a rectificar... a peor.

...Las Fuerzas de Seguridad han trasladado al Gobierno, en las últimas semanas, su preocupación al considerar que ETA puede intentar un atentado salvaje que irrumpa de forma determinante en la campaña electoral. En este sentido, se han analizado hasta la saciedad los intentos de la banda por volar trenes en la estación madrileña de Chamartín coincidiendo con la tarde de la Nochebuena última...

Hay detalles de Inteligencia que indican que es muy posible la utilización de mochilas. Los dos jóvenes capturados en una carretera comarcal de Cuenca ... han declarado que ETA les había ordenado la colocación en la estación de esquí de Baqueira Beret, en las últimas Navidades, de 12 bolsas y mochilas con explosivos para que explotaran de una forma coordinada... Aunque parezca imposible, ha sido una detención casual. Eso quiere decir que no tienen a los nuevos comandos jóvenes tan controlados como creían...

También les preocupan los teléfonos móviles...ETA ha intentado desde hace tiempo utilizar teléfonos para cometer sus atentados... Los últimos informes de Inteligencia en poder del CNI explicaban con detalle las pruebas de ETA para utilizar teléfonos móviles como iniciadores de bombas... Los teléfonos móviles ya eran operativos para ETA. Presumiblemente, en el próximo gran atentado sería el sistema utilizado por los asesinos.

La intención del articulista no es sólo justificar el apoyo que desde el Gobierno se dio a la tesis de la autoría de ETA (cuestión ésta que caería fuera de los límites que nos hemos fijado en Desiertos Lejanos) sino proporcionar soporte a una línea de opinión que por entonces, y concretamente a partir de la aparición de este artículo, iba a ser mayoritaria (al menos por unos años) entre los conspiracionistas: ETA estaba directamente implicada en los atentados.

Efectivamente, actualmente la tesis de la autoría de ETA ha sido abandonada, al menos oficialmente, por los gurús de la Teoría de la Conspiración. Como un Jano de dos caras, se conforman con decir que "no tenemos pruebas de que ETA no haya intervenido" para contentar a sus seguidores más radicales, mientras dicen "nunca hemos dicho que haya estado implicada, sólo hemos señalado incongruencias" cuando se les interroga directamente y se les exige pruebas.

Sin embargo, para analizar esta serie de artículos hemos de retroceder a Abril de 2004, cuando empezó a publicarse esta serie de artículos: la mayoría de seguidores de las aún embrionarias Teorías de la Conspìración creen que un grupo de servidores del Estado, con la intención de favorecer la victoria electoral del PSOE, han aprovechado, consentido, o aún organizado un atentado, llevado a cabo, del todo o en parte por terroristas etarras pero cuya responsabilidad se ha hecho recaer sobre "cabezas de turco"; han manipulado al Gobierno para hacerle creer en la autoría etarra, y a la opinión pública para hacerle creer la autoría islamista.

De ahí la insistencia, por parte de Múgica, en presentar unos "hechos", "indicios" o "pruebas" que, en realidad, el tiempo ha reducido a la nada. Si bien es cierto que hubo intención de ETA de atentar en Madrid en los días que rodearon a las elecciones, y la había habido de hacerlo en la Nochebuena precedente, para nada los modus operandi son tan similares como nos quieren presentar (siendo lo más importante que todo hace pensar que ETA no deseaba realizar una matanza indiscriminada, y que precisamente la penuria de explosivos que sufrían les obligó a atentar con cloratita, de considerable menor poder que las Gomas o el Titadyne) ni resulta una casualidad inverosímil que dos grupos terroristas elijan realizar sus atentados en la capital y en fechas tan importantes como las anteriores o posteriores al día de las elecciones.

A continuación añadiré unos enlaces para que, quien lo desee, pueda comparar y juzgar por sí mismo si los intentos de atentado de ETA en diciembre de 2003 a marzo de 2004 hacen improbable la autoría islamista de los atentados del 11-M.

http://www3.rebelion.org/noticias/2004/8/3200.pdf
http://3diasdemarzo.blogspot.com/2005/0 … ar-un.html
www.elmundo.es/papel/2004/03/05/espana/1601889.html
http://www.elpais.com/articulo/espana/A … nac_15/Tes
www.diariovasco.com/20070212/aldia/condenados-anos-miembros-caravana_200702121832.html

La relación de la "Caravana de la Muerte" interceptada en Cañaveras con los atentados del 11-M (pilar del razonamiento de Múgica) fue también categóricamente negada por los etarras que la componían,  Irkus Badillo  y Gorka Vidal

Y el hecho de que los etarras hubieran estado experimentando o aprendiendo a utilizar teléfonos móviles con vistas a utilizarlos en sus atentados, no significa que sea cierto lo que dice Múgica: "Presumiblemente, en el próximo gran atentado sería el sistema utilizado por los asesinos". Por el contrario, durante la investigación se demostró que ETA usaría los teléfonos móviles como iniciadores mediante la función teléfono (llamadas realizadas en el momento preciso hacen detonar la bomba) y no mediante la función alarma (la alarma desencadena la explosión). De hecho, esta manera de uso de los teléfonos fue uno de los indicios que llevó a los expertos a dudar de la autoría etarra. Leyendo atentamente el artículo de Múgica se ve que el periodista conoce este hecho (por eso habla de la "decisión de activar el explosivo", que no tiene sentido si se usa la alarma) pero lo oculta.

Y, como siempre, el  tiempo ha quitado la razón a Múgica, aunque él nunca rectifica: que se sepa, el "presumible" próximo atentado etarra con móviles como iniciadores mediante la función alarma... nunca se produjo. Y no creo que sea porque los criminales reconozcan un copyright en los atentados.

En resumen, y al revés de lo que afirma Múgica, bien pronto surgieron las dudas de la autoría etarra entre los mandos operativos que dirigían la investigación. Por ejemplo, el Subdirector General Operativo, Pedro Díaz Pintado, declaró ante el Tribunal:

...doce bolsas (no conocíamos la trece).. implica prácticamente doce individuos, con los que tienen que trasladarles en vehículos, los que pueden alquilar viviendas… ¡en fin! Una infraestructura de la que pensábamos en aquel entonces que ETA quizás no tenia esa capacidad.

Tras haberse cometido los atentados, según Múgica...

...Se envía inmediatamente al norte la orden de que los agentes operativos den noticia de los objetivos que están siendo estrechamente vigilados para la macro operación preparada para el viernes por la noche. Los informes van llegando y el desconcierto aumenta. Todos los etarras están en su sitio...

Y, otra vez me pregunto... Si realmente iban a detenerlos pocas horas después, para ofrecer una apoteosis final y casilo de fuegos artificiales a José María Aznar... ¿por qué no los detuvieron entonces? Se supone que tenían ya suficientes pruebas para justificar la operación policial que iban a desarrollar, y desde luego la opinión pública no iba a entrar a considerar, ni mucho menos, la detención de todos los comandos operativos de ETA como un exceso de celo, en el clima de indignación que vivía España. La escena descrita por Múgica hace recordar, más que a "Las miguitas de Pulgarcito" a la Gallinita Ciega, donde, cuando el que la paga va a capturar a alguien (en este caso, ETA), recibe un pescozón inopinado (permítaseme llamar así a los atentados) y desvía su atención, permitiendo que la víctima escape...

Tras los atentados, como decía...

...sucede algo que provoca que el Gobierno cometa el mayor error de su mandato. Comienza la trampa. Un miembro de los Cuerpos de Seguridad envía por teléfono y desde el mismo lugar de los hechos la primera valoración del explosivo. Siempre de viva voz y sin que nadie ponga todavía nada por escrito se nombra la palabra mágica: Titadine. Es el fabricante de una modalidad de dinamita que utiliza habitualmente ETA

Vuelvo a recomendar encarecidamente la lectura de "Pulgarcito el Conspirador  I  y II" para comprender que no existió tal trampa, ni se trató de un "miembro de los Cuerpos de Seguridad" anónimo ("sin que nadie ponga todavía nada por escrito") e interesadamente manipulador ("la palabra mágica") quien ocasionó el error, como insinúa Múgica, con la intención de introducir la Teoría de la Conspiración.

Como se puede comprobar en los dos artículos citados, en el Auto de Procesamiento del 10 de Abril de 2006, y sobre todo en las declaraciones en el Juicio de los dos mandos de la Policía que mantuvieron la conversación en cuestión, el Subdirector General Operativo Pedro Díaz Pintadoy el Comisario General de Seguridad Ciudadana Santiago Cuadro Jaén el Subdirector General Operativo llamó al Comisario General de Seguridad Ciudadana sobre las 12'15 / 12'30 para preguntar por el explosivo utilizado. Santiago Cuadro se mostró molesto (ambos son coincidentes en ésto) y renuente a dar dicha información: "diciéndome que no tengamos mucha prisa, que esos datos los facilitará cuando pueda"; "que no tuviese tanta prisa, porque las prisas pueden conducir a errores"; Sobre las 12'30 / 12'45 el Comisario Cuadro devuelve la llamada y da una respuesta en la que ambos discrepan:

lo que se me dice es que, pues que, descartan o podrían descartar, y estoy hablando en términos de condicional siempre, que podrían descartar la pólvora porque la pólvora no tiene la suficiente potencia como para originar esos daños y que tendríamos que irnos a un explosivo más potente,que podría ser del tipo de las dinamitas, y posiblemente, reforzado con cordón detonante.

Pero eso no deja de ser una apreciación, que se deriva de su experiencia. Y con ese dato es con el que yo llamo al Subdirector Operativo y le transmito literalmente, lo que los TEDAX me comentan en ese momento.

me dice escuetamente… en una llamada que no duraría mas allá de treinta segundos…El explosivo utilizado en Titadyne con cordón detonante. Le pregunte… “¿Seguro?”. “Seguro”. Cuelgo y lo transmití a todos los que estaban allí en la mesa. Es mas, yo anote Titadyne con cordón detonante en un folio, porque era la costumbre que tenia en aquella época, para poder transmitir la información que recibía, ir anotando las palabras mas importantes, y el subdirector de Guardia Civil me dijo que también lo había anotado.

Obsérvese, pues, que no existe trampa. El funcionario que supuestamente pronunció la palabra Titadine tiene nombre y apellidos, Santiago Cuadro Jaén, un excelente hoja de servicios, y no sólo no partió de él la idea de llamar a la reunión donde se encontraban sus superiores, sino que se negó a dar dicha información hasta que tuviera más datos.

Lo cierto es que existe una hipótesis que no debería tomarse a la ligera, y es la de que ninguno de los dos mandos policiales haya mentido. Santiago Cuadro habla muy deprisa (basta oir su declaración en el juicio para comprobarlo), es de suponer que el día de los atentados se encontrase nervioso y afectado, y las palabras "Dinamita" y "Titadine guardan una cierta similitud, sobre todo si la persona que recibe la comunicación está deseando inconscientemente escuchar "Tidadyne".

Pero ésto es una mera elucubración, que tiene la ventaja de salvaguardar la honradez de dos excelentes profesionales.

Ahora bien, no quiero seguir adelante sin tocar dos puntos interesantes en relación a esta conversación:

A) El primero tiene que ver con el riesgo corrido por un supuesto funcionario "tramposo" que hubiera mentido sobre el explosivo utilizado, para desviar la atención del Ministerio del Interior en una dirección; como dice L.F. Areán en "Pulgarcito el Conspirador", el riesgo corrido tiene que ser proporcional, y desde luego inferior, al beneficio esperado por la mentira. El mentiroso tiene que tener una razonable esperanza de no ser nunca descubierto, o en su caso, el perjuicio recibido tiene que merecer la pena para él. Observemos que en el "Agujero Negro" de Múgica, se presenta un funcionario desconocido, anónimo, que habría mentido intencionadamente, con la ventaja de que, al no tener nombre ni apellido, nadie puede rastrear de dónde ha sacado la fuente de información y dejarle en evidencia.

Pero ésto no funciona si asumimos que Santiago Cuadro ha mentido diciendo "Titadine" o incluso si suponemos que Pedro Díaz Pintado hubiera dicho haber escuchado "Titadine", sin ser cierto. Ambos son dos excelentes profesionales, que merecían toda la confianza del Partido Popular, que les había nombrado para los puestos que ocupaban. Mentir  en los explosivos utilizados, amén de hacerles cómplice de los peores atentados de la historia de España (nunca me cansaré de insistir en la barbaridad que supone acusar con semejante irresponsabilidad de cómplice del terrorismo a cualquiera que pase por allí) no supone ningún beneficio aparente para ellos, y desde luego el riesgo de ser descubierto en la eventual mentira es enorme. De hecho, no habría posibilidad de esconder una mentira en esas condiciones. Como mucho, hacerla pasar por equivocación.

Además, es muy fácil rastrear el origen de la información. Santiago Cuadro declaró en el Juicio que su información la había obtenido de los TEDAX "...se barajan diferentes hipótesis, teniendo en cuenta los argumentos que ellos utilizan...se basan en… en cualquier caso, en su experiencia de explosiones que han observado..." Evidentemente, a Santiago Cuadro no le quedaba más que declarar en el Juicio que había dicho "dinamita". De lo contrario, los TEDAX le hubieran desmentido inmediatamente.

De la misma manera, Pedro Díaz Pintado, que afirmó haber escuchado "Titadine" en el receptor, no podía estar seguro de si al lado del Comisario General había alguien o no (al parecer no había nadie, porque es de imaginar que hubiera declarado, resolviendo las dudas). Por lo tanto, el riesgo de mentir deliberadamente es altísimo, inaceptable el balance riesgo /beneficio.

B) En segundo lugar, debemos hacer una comparación entre la extensión de la Teoría de la Conspiración entre los CyFSE según Fernando Múgica, en Abril de 2004, y la actualidad. Es un punto que ya se ha tocado indirectamente en los párrafos anteriores, pero merece la pena desarrollarlo en profundidad.

Hemos visto que Múgica, en su primer artículo, achaca el error de la identificación de los explosivos a un funcionario poco más o menos desconocido y anónimo. Descarta la equivocación no intencionada...

El error al transmitir el informe sólo puede ser intencionado. Ningún experto policial, y menos los especialistas en desactivación de explosivos, podrían confundir Titadine con Goma 2. Los olores que provocan ambas sustancias son tan diferentes como un plátano y una pera

... lo que, por cierto, es mentira, como declaró el jefe de los TEDAX ante la Comisión de Investigación del Parlamento (véase "Pulgarcito el Conspirador II") y continúa...

Lo que el Gobierno no conoce es que ya en esos momentos se han puesto a trabajar duramente un grupo de mandos policiales y algunos agentes del CNI, de la cuerda más dura y leal al partido socialista, para informar a sus dirigentes de todos los detalles que puedan conducir la situación en beneficio propio. Son los mismos que consiguen que cambie de manos la investigación y que la controlarán desde ese momento.

No creo que sea yo el único en darse cuenta de que en estos momentos (Abril de 2004) Múgica no se está refiriendo a una conspiración de notables. Como en el caso anterior, Fernando Múgica postula aquí la existencia de unos funcionarios oscuros, innominados, semidesconocidos, traslúcidos (dejan pasar la luz, pero no permiten reconocer con nitidez los objetos que hay detrás), que son los que realizan el trabajo sucio de guiar al partido en el poder hacia la hecatombe.

Son los que luego serán identificados como "las cloacas" y serán identificados como los restos del GAL, que supuestamente habrían hecho todo el trabajo sucio de los anteriores Gobiernos del PSOE, y José María Aznar no habría querido, o podido, limpiar. Su misma semitransparencia, sus aptitudes camaleónicas, les habrían permitido sobrevivir y prepararse ahora para el retorno de sus amos al poder.

Es un razonamiento circular: la incapacidad de aceptar lo sucedido lleva a postular la existencia de conspiradores, ya no como mera hipótesis, sino como realidad incontrovertible para los conspiracionistas.

Pero con los conocimientos que se fueron adquiriendo sobre los atentados, quién los organizó, y quién los realizó, la masa de conspiradores, los "cloaqueros", por miríadas que fuesen, no podían ser capaces de haber llevado a cabo la masacre. Y los conspiracionistas se vieron obligados a ampliar más y más, a límites insospechados para el propio Múgica, los límites de la Conspiración.

Por ejemplo, ya hemos visto que, entre Díaz Pintado y Cuadro Jaén, los conspiracionistas tuvieron que designar un conspirador; como la designación venía viciada por el primer "Agujero negro", que sin nombrarlo, había apuntado a Cuadro, éste tenía que ser conspirador por fuerza. pero, por culpa del asalto a Leganés, que dirigió Díaz Pintado, el propio Subdirector Operativo no tardó en caer bajo las flechas emponzoñadas de las acusaciones conspiracionistas. Y su jefe, Jesús de la Morena. Y por fin, llegó un glorioso día en que Federico pudo exclamar: "¿De Acebes abajo, todos culpables!"

Así, el propio Agujero Negro de Múgica, fagocitando todo a su paso, había llegado a absorber en la Teoría de la Conspiración a todo el Ministerio del Interior.

Pero, desde luego, Múgica no pretendía llegar a tanto: de hecho, ya comentamos en DL que había dejado de participar en el crecimiento de su criatura, dejándola en manos de otros colaboradores de "El Mundo".

Buen, para empezar, ya vale. Ahora, a corregir.

ultima edicion por morenohijazo (01-12-2008 18:49:05)

La mentira tiene las patas cortas, pero calza zancos al lado de las exclusivas conspiracionistas

Re: Aquellos maravillosos años ¿Qué fue de "Los agujeros negros"?

Magnífico trabajo, Moreno.

De entrada, y es una simple sugerencia, considero que en vez de enlazar el artículo original de Múgica en la bitácora de Kickjor, que nunca se sabe qué pasará con ella en el futuro, deberías enlazar a El Mundo en su edición de papel y en su edición on-line (que muestra además las fotos originales del artículo)...

http://www.elmundo.es/papel/2004/04/18/ … 23504.html

http://www.elmundo.es/elmundo/2004/04/1 … 56558.html

Por cierto, un dato curioso y revelador, sin entrar en valoraciones políticas. Mientras en elmundo.es el artículo apareció el 19-4-04, en la edición de papel apareció un día antes, el día 18, justo el día en que los ministros del nuevo Gobierno juraban su cargo ante el Rey y un día después de que Zapatero hiciera lo mismo.

Seguro que es una mera casualidad...

ultima edicion por lejianeutra (24-11-2008 00:33:24)

La verdad no está siempre en el fondo de un pozo. En realidad, yo pienso que, en cuanto a lo que más importa conocer, es invariablemente superficial. La profundidad se encuentra en los valles donde la buscamos, pero no en las cumbres de las montañas, que es donde la vemos

                                  Auguste Dupin, detective

7

Re: Aquellos maravillosos años ¿Qué fue de "Los agujeros negros"?

EX MINERO FANTASMA

José Emilio no es de ascendencia marroquí, ni tiene antecedentes penales, ni ha estado en la cárcel en contacto con presos marroquíes.Sus vecinos y ex compañeros de trabajo lo definen como un joven perturbado mentalmente, un simple «tonto de baba». Sólo tiene antecedentes por trapicheo de droga y la sospecha de que traficaba con dinamita, algo que nunca se le ha podido probar. En junio de 2001, y dentro de una operación antidroga denominada Pipol, fue detenido junto a su cuñado, un vendedor de coches usados.En un garaje de la calle Eloy Fernández de Avilés encontraron, dentro de un vehículo, una cantidad importante de hachís, 100 detonadores y 16 cartuchos de dinamita Goma 2 Eco, de 125 gramos cada uno. El juicio por estos hechos aún no ha salido. Nadie ha podido demostrar la implicación del ex minero.

Es también curioso como se criminalizó por Fernando Múgica en EM a los mandos policiales del caso bórico con despresecio absoluto a su presunción de inocencia, y como  ya desde el principio se pretendía presentar como carentes de base las imputaciones de tráfico de dinamita a Trashorras, perdón, a "José Emilio", "..algo que nunca se le ha podido probar, ...nadie ha podido demostrar la implicación del ex minero", confundiendo intencionadamente en el caso de Trashorras la presunción de inocencia con la que ha de ser presentado todo procesado como hechos indemostrables.

Finalmente Trashorras fue condenado por tráfico de dinamitas por hechos anteriores al 11-m:

http://ecodiario.eleconomista.es/socied … sados.html

La Verdad persigue a los peones, pero ellos son mucho más rápidos

8

Re: Aquellos maravillosos años ¿Qué fue de "Los agujeros negros"?

Y, en relación con lo último que menciona Quetza, también es curioso el empeño posterior de relacionar a ETA con el 11-M a través de Trashorras por aquella historia del robo del coche en el callejón de éste. Pero si se ponía en duda que Trashorras traficara con explosivos, ¿cómo iba a habérselos proporcionado a ETA?
El Mundo siempre iba retocando a los personajes según las necesidades del momento.

Una pregunta: ¿las ediciones en papel y on-line del artículo varían? No me he parado a leerlas detenidamente ahora mismo.

ultima edicion por Rasmo (24-11-2008 10:52:03)

Wars not make one great

9

Re: Aquellos maravillosos años ¿Qué fue de "Los agujeros negros"?

Rasmo escribio:

Una pregunta: ¿las ediciones en papel y on-line del artículo varían? No me he parado a leerlas detenidamente ahora mismo.

En este caso es el mismo articulo, aunque en otras ocasiones no han seguido la misma línea editorial. De hecho, por culpa del 11M fue sustituido el antiguo director de elmundo.es.

Los agujeros negros se tragan al director de elmundo.es
Pedro J. Ramí­rez cesa al director de elmundo.es por “diferencias editoriales”

ultima edicion por pantalla (24-11-2008 12:22:01)

Re: Aquellos maravillosos años ¿Qué fue de "Los agujeros negros"?

La letra de los dos artículos es la misma. Las fotografías originales son las que salen en la versión on-line.

El motivo de poner la versión impresa es que... no se espera que cambie. Las demás, quién sabe.

La mentira tiene las patas cortas, pero calza zancos al lado de las exclusivas conspiracionistas

11

Re: Aquellos maravillosos años ¿Qué fue de "Los agujeros negros"?

morenohijazo escribio:

Lo cierto es que existe una hipótesis que no debería tomarse a la ligera, y es la de que ninguno de los dos mandos policiales haya mentido. Santiago Cuadro habla muy deprisa (basta oir su declaración en el juicio para comprobarlo), es de suponer que el día de los atentados se encontrase nervioso y afectado, y las palabras "Dinamita" y "Titadine guardan una cierta similitud, sobre todo si la persona que recibe la comunicación está deseando inconscientemente escuchar "Tidadyne".

Pero ésto es una mera elucubración, que tiene la ventaja de salvaguardar la honradez de dos excelentes profesionales.

Aunque de una forma más torticera, así lo interpreta también el PP en sus conclusiones de la Comisión de Investigación:

Finalmente, al final de la reunión en el Ministerio del Interior a que se ha hecho referencia, y en la que se han evaluado los datos que se tenían conduciendo a la atribución del atentado a ETA, se produce una conversación telefónica entre el comisario general de Seguridad Ciudadana, Santiago Cuadro, que se encuentra en la estación de Atocha, y el subdirector general operativo de la Policía Nacional, Pedro Díaz Pintado, que se encuentra en la reunión en el Ministerio del Interior, en la que el primero informa al segundo de que el explosivo utilizado es Titadyne con cordón detonante. Esta información viene a ser la confirmación definitiva de la conclusión que ya había sido alcanzada en la reunión, y le es comunicada por el subdirector general operativo a todos los que estaban presentes en la reunión, y por el Secretario de Estado de Seguridad telefónicamente al Ministro del Interior, aproximadamente treinta minutos antes de comenzar la rueda de prensa. Acerca de esta conversación telefónica hay que precisar que el señor Cuadro aseguró, en su comparecencia ante la Comisión de Investigación, que él no utilizó el nombre “Titadyne”, sino que le indicó al subdirector referencia a una marca concreta de dinamita; lo que se contradice con el testimonio del propio subdirector general señor Díaz Pintado (hay que reseñar a este respecto, por otro lado, que, según refirió el magistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón en su comparecencia ante la Comisión de Investigación, sobre la una de la tarde, es decir, poco después de que se produjera esta controvertida conversación telefónica, un miembro de los TEDAX que se encontraba en la Estación de Atocha, cuyo nombre no recordaba pero al que conocía por haberle visto con ocasión de otros atentados, le indicó que el explosivo utilizado había sido Titadyne).

En todo caso, al margen de estas contradicciones o de que se produjera un malentendido, lo cierto es que –como ha sido confirmado, por ejemplo, por el entonces Secretario de Estado de Seguridad y por el entonces comisario general de Información de la Policía, que estaban en la citada reunión- el señor Díaz Pintado utilizó en su conversación telefónica -que hizo en presencia de los demás asistentes a la reunión- la expresión “Titadyne con cordón detonante”, y así lo reiteró concluida la conversación telefónica, y a juicio de todos los responsables policiales asistentes a la reunión ello confirmaba la atribución del atentado a ETA, atribución que como se ha dicho ya había sido unánimemente realizada a la luz de los restantes datos; y así se le comunica por el Secretario de Estado de Seguridad al Ministro del Interior.

En esas mismas conclusiones se formuló la siguiente solicitud:

10. Petición, primero, y reiteración, después, de la solicitud de que el Juez Garzón identifique al TEDAX que comunicó que el explosivo utilizado en los atentados era “titadyne”

¿Se dio respuesta a esa solicitud?


Añado: Garzón manifestó lo del Tedax y el titadine en su comparecencia de julio en la Comisión, mucho después de la publicación de este primer agujero, luego co ese "El error al transmitir el informe sólo puede ser intencionado", FM sólo se puede referir a santiago Cuadro.

ultima edicion por Quetza (24-11-2008 23:21:51)

La Verdad persigue a los peones, pero ellos son mucho más rápidos

12

Re: Aquellos maravillosos años ¿Qué fue de "Los agujeros negros"?

Garzón dijo que no se acordaba de qué agente se lo había dicho, pero yo tampoco recuerdo dónde ni cuándo lo dijo.

Re: Aquellos maravillosos años ¿Qué fue de "Los agujeros negros"?

Vemos,, efectivamente, lo que dijo Baltasar Garzón

El señor MAGISTRADO-JUEZ TITULAR DEL JUZGADO CENTRAL DE INSTRUCCIÓN NÚMERO 5 DE LA AUDIENCIA NACIONAL (Garzón Real): Sí, cuando llegué había un fiscal, creo que estaba Enrique Molina —Juan del Moral venía conmigo— y también el fiscal-jefe de Madrid, que llegó más o menos al mismo tiempo; allí ya estaba el juez, Ismael Moreno, haciendo las labores propias de levantamiento y demás. Cuando llegué, aparte de saludarlos y de hablar con ellos, hablé con uno de los expertos en explosivos (de los TEDAX) —no me pida por favor el nombre porque no lo recuerdo, sé que le conozco de otras ocasiones de haberle visto en escenarios de atentados—, le pregunté cómo estaba aquello y si sabían el tipo de explosivo. Me dijo que podía ser Titadyne.

El señor ATIENZA ROBLEDO: ¿Le dijo que podía ser Titadyne?

El señor MAGISTRADO-JUEZ TITULAR DEL JUZGADO CENTRAL DE INSTRUCCIÓN NÚMERO 5 DE LA AUDIENCIA NACIONAL (Garzón Real): Sí. Yo sé que esto tiene cierta importancia por lo que trasciende de esta Comisión, pero lo cuento tal como sucedió. ¿Por qué pregunté esto? Porque es lo lógico. Teniendo costumbre de trabajar en estos ámbitos y sabiendo cuándo se produce un atentado terrorista, las preguntas normales son quién ha sido, cómo ha podido ser, qué tipo de explosivo, etcétera.

Eso fue sobre las 12:20 horas, aproximadamente, porque después, sobre las 12:30 horas, me marché a la calle Téllez y, desde allí, al Pozo del Tío Raimundo.

...

Hablé con Pedro Díaz-Pintado, el subdirector general operativo, quien me dijo que el número de muertos iba
creciendo ... Me dijo que iban en aumento los cadáveres, y no me dio más datos porque en ese momento iba a entrar o estaba a punto de entrar en una reunión con el secretario de Estado y con los mandos policiales.

Quedamos en que hablaríamos después. Efectivamente, después hablamos —debió de ser antes de que yo llegara al Pozo del Tío Raimundo, a las 13:15 horas, todo con la relatividad de las horas—, me llamó, le volví a preguntar si sabía ya cómo iba eso y me comentó que parecía que el explosivo utilizado había sido Titadyne.

No es extraño que en el lugar de los hechos haya habido rumores de todo tipo. En todo caso, el funcionario TEDAX que dijo eso a Garzón no parece haber sido causa de ninguna "filtración" ni aqueel que Múgica acusó de la filtración.

En primer lugar, como bien dices, Garzón contó esto tres meses después del artículo de Múgica. es de suponer que el PP, si leyó "El Mundo", se interesase por quién había sido ese que Múgica acusaba de "conspirador".  Si no consiguió ninguna información nueva, es porque el PP ya sabía dónde había estado el error, es decir, en el binomio Cuadro/Díaz Pintado.

Por otro lado, el juez Garzón lo cuenta como si el TEDAX le hubiese transmitido una mera opinión personal, sin contar con datos objetivos que lo apoyasen; tal vez pensaba que había sido ETA, y precisamente por eso dijo que podía ser Titadyne. Concretamente, a preguntas de Olabarría, dice:

El señor MAGISTRADO-JUEZ TITULAR DEL JUZGADO CENTRAL DE INSTRUCCIÓN NÚMERO 5 DE LA AUDIENCIA NACIONAL (Garzón Real): No, yo no he dicho que sea enfática, más bien todo lo contrario. Esta persona —de verdad que querría acordarme del nombre, pero le conozco de haber coincidido con él y de haber trabajado conmigo y no recuerdo su nombre— lo que hizo fue más un comentario. Yo le pregunté qué cree que ha podido ser esto y él me dijo lo que he comentado antes: Creemos que puede ser Titadyne. Creemos que puede ser Titadyne.

No es enfática; quizá lo dijo llevado por la imprevisión del momento o por mi propia pregunta.

En respuesta posterior a Llamazares, Garzón dijo también que Díaz pintado no estaba allí, no pudo oir el comentario,  no había sido más que un comentario "por inercia". O sea, por decir algo.

Otra cosa, y no menos importante: resultaría ridículo plantear que el Gobierno se haya dejado "intoxicar" por un TEDAX anónimo, que no ostenta mando ni es perito químico ni tiene acceso a los análisis, y dio una opinión personal, en una conversación informal con un juez no encargado del caso. Me parece comprensible que el PP haya preguntado quién fue en la Comisión, pero imagino que esa línea murió en seguida: aunque hayan encontrado al TEDAX en cuestión, supongo que les diría que sólo fue una opinión personal, y punto.

Por último, Cuando Garzón relata su conversación con Pedro Díaz Pintado, no dice que le haya dicho nada del TEDAX anónimo éste al Subdirector Operativo. Si le dijo algo, Díaz Pintado, lógicamente, no prestó mucha atención. A priori, lo que le dijera Cuadro Jaén era muchísimo más importante que la rumorología a pie de catapúm. De hecho, que yo sepa Díaz Pintado ni ha citado su conversación con Garzón

Imagínense si Garzón hubiera comunicado esa conversación a Pedro Díaz Pintado: "Oye, Pedro, que me dicen por aquí que puede ser Tytadine..."

¡Lo que hubieran dicho Pedro Jota y Fede de Garzón..!

Y eso que de sus declaraciones se sobreentendía que no era nada extraño que se pensase en Tytadine en aquellos momentos.

ultima edicion por morenohijazo (29-11-2008 02:30:06)

La mentira tiene las patas cortas, pero calza zancos al lado de las exclusivas conspiracionistas

Re: Aquellos maravillosos años ¿Qué fue de "Los agujeros negros"?

LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M (I)Una versión policial repleta de incongruencias -B

Continuamos estudiando el primer "Agujero Negro" de  Fernando Múgica. Lo habíamos dejado tras concluir que lo que Fernando Múgica había empezado a construir era una conspiración pro-socialista de pequeños funcionarios de los Cuerpos de Seguridad, idea muy alejada de la Macro-Mega-Multi-Conspiración para derrotarse a sí mismos que, en los últimos tiempos de la Teoría de la Conspiración, agrupaba a todos los miembros del Ministerio del Interior, exceptuando a Ángel Acebes.

Sigue Múgica volviendo a meter en la baza a ETA que, como hemos dicho antes, en 2004 aún era una de las dianas favoritas de la Teoría de la Conspiración:

Aquí juega un papel determinante Arnaldo Otegi... que insinúa... que lo primero que le ha venido a la cabeza es que "el Estado español mantiene fuerzas de ocupación en Irak". La pista radical islamista se pone así en marcha poco después de las 10 de la mañana. Pero Otegi sólo trata de ganar tiempo.

A las 13.00 horas volverá a reafirmar esta idea... Otegi no contempla "ni como mera hipótesis" que ETA pueda ser la autora de los atentados de Madrid. Pero está mintiendo y el presidente del Gobierno a esas horas ya lo sabe.

Las Fuerzas de Seguridad tienen constancia de una conversación que el propio Otegi ha mantenido con alguien de su entorno antes del mediodía -dos horas más tarde de sus primeras declaraciones exculpatorias para ETA- y en la que muestra su desconcierto, su miedo, su total estupor: "Si sale alguien por ahí (se refiere a alguien de los suyos) reivindicando esto, estamos perdidos definitivamente. Yo tengo que saberlo cuanto antes porque si es así no puedo volver a mi pueblo. Tengo que marcharme cuanto antes. Necesito saberlo".

No es que sea mi deseo defender a Arnaldo Otegui, pero debemos analizar el papel que Múgica le atribuye de “iniciador” de la pista radical islamista, y por tanto parte clave de la trama conspiratoria.

Empezando de abajo arriba ¿cómo puede asegurar Múgica que Otegui miente? Hagamos notar que el periodista no dice que la mentira consista en exculpar a ETA de la masacre, sino en estar completamente convencido de ello. Pero, según el propio Múgica, entre la exculpación de Otegui y la conversación con uno de sus compañeros, en la que exige explicaciones, han pasado dos horas... ¿Cómo sabe que entre una y otra no le haya surgido una pequeña duda, o haya conocido algún dato, o, muy verosímilmente, escuchar todas las declaraciones contra ETA haya hecho surgir en él el miedo?

Porque, realmente, es miedo lo que percibimos en Otegui cuando exige una seguridad de sus compañeros. Lo que, si Múgica no tratase de manipular a los lectores, jugaría a favor de la inocencia de ETA (al menos de su línea oficial) y no en contra. Otegui no conoce absolutamente ningún dato que le haga pensar que ETA cometió los atentados, pero existe una mínima duda de que parte de sus miembros, incontrolados, sean responsables. Y, lo más importante, de la conversación se deduce que la banda ETA consideraría que alguien hubiera atentado en su nombre como un error funesto, desastroso, la auto-aniquilación.

Si se considera real esta conversación, por tanto, es imposible considerar seriamente la idea de una ETA (al menos sus centros de decisión) mezclada con los atentados.

Pero, no contento con ello, Múgica lanza la idea de que Otegui es el lanzador de la “pista islamista”. ¿Realmente cree que los indicios que, en número abrumador, fueron encontrándose tras el 11 de marzo, no hubieran aparecido de no haber existido esas declaraciones de Arnaldo Otegui? ¿Qué nadie tenía ni hubiera tenido la idea de que podía haber sido un atentado de corte islamista?

Cuatro años después, no se ha conseguido aportar ni una sola prueba en apoyo de la autoría etarra, pero sabemos que la furgoneta de Alcalá, la mochila que apareció entre los bultos de los trenes, los reconocimientos de las personas que viajaban en los vagones siniestrados, las informaciones suministradas por la Inteligencia de EEUU, Israel, Rusia, Francia, Alemania, entre otros muchas pistas, hubieran pisto sobre la pista islamista indefectiblemente, aunque no hubiese Oteguis en el mundo.

En conclusión, acusar a Otegui de mentir por no reconocer, o adivinar, en una rueda de prensa, que es posible que dos horas después pudiera tener una pequeña duda sobre la autoría de la masacre, es de chiste. Ry relacionar al portavoz de la banda terrorista con la aparición de la pista islámica (que se ha revelado la única cierta, para los tribunales), no tiene ninguna base. Hay que descartarlo completamente.

Múgica continúa insinuando la existencia de una conspiración:

Se forma un equipo hermético que deja de lado a la Guardia Civil y que ralentiza las informaciones que se pasan al CNI. Llaman, sin embargo, cada pocos minutos a una célula del PSOE que obtiene así información privilegiada, lo que les permite montar una estrategia eficaz contra el Gobierno. Saben que éste sigue empeñado en la tesis de ETA y permanecen callados para que Aznar, Rajoy y Acebes se metan ellos solos en la trampa.

No existe ninguna prueba de que se haya formado dicho equipo que, según Múgica, mantendría ocultas para los oídos del Gobierno las informaciones que se iban obteniendo y privilegiaría la “célula” del PSOE. Todo lo contrario: el documento Toda la verdad en tiempo real”, las declaraciones ante laComisión de Investigación por el 11-M y ante el Tribunal dePedro Díaz Pintado, Santiago Cuadro Jaén, Jesús de la Morena, Agustín Díaz de Mera, el  Comisario Jefe de Alcalá Eduardo Blanco,  laInspectora químico de los TEDAX, el jefe de TEDAX, Jesús Sánchez Manzano , entre otros muchos datos, son prueba más que suficiente de que el Gobierno fue informado puntualmente de todo cuanto iba ocurriendo. Y, salvo algún error ocasional o demora no achacable a malevolencia, con exactitud. Que “siguiera empeñado en la tesis de ETA”, como dice Múgica, no se debió a ninguna conspiración.

Por cierto, que es curiosísimo que Múgica diga (e insistirá en ello, como veremos) que los conspiradores escondían información al CNI; obligados a abandonar las acusaciones contra ETA, no tardarán mucho en acusar al propio CNI de estar detrás de la conspiración

A la vez, comienzan a darse a conocer, a cuentagotas, detalles que marcan un camino a la opinión pública. En la misma mañana del 11-M aparece una misteriosa furgoneta blanca. Un portero ha visto a tres sospechosos... Se dice en un primer momento que la furgoneta no tiene huellas, más tarde aparecerá... una huella de un joven marroquí ... Jamal Zougam. Este podría ser el hombre que vio el portero con una bolsa entrar en la estación de Alcalá de Henares. En su entusiasmo, el testigo relata a la policía que era un hombre alto, como de 1,90 metros, muy fuerte. Zougam apenas sobrepasa el 1,60 de estatura.

La relación de Zougam con la declaración de Luis Garrudo es una pura invención de Múgica. Para empezar, porque en la furgoneta no se encontraron huellas identificables como pertenecientes a Zougam. Después porque, precisamente, Luis Garrudo declaró expresamente que no podría reconocer a nadie:

MF: ¿Usted reconoció a alguien o no reconoció a nadie?

T: No. Si es que no los vi… Los vi de lejos y tampoco puedo… Podía, el primero… además, el que iba hacia la estación iba completamente tapado, se le verían los ojos, nada más. Y los otros, era una distancia bastante lejana para poder yo identificarles o quedarme con sus caras.

La sentencia del Tribunal cita específicamente que no se puede estar seguro de sus identidades:


A primera hora de la mañana del día 11 de marzo de 2004, tres miembros de la célula terrorista descrita, sin que se tenga la certeza absoluta de sus identidades...

Y el Tribunal Supremo nos aclara definitivamente cuáles son las pruebas que tenemos de la presencia de Zougam en los trenes, y que desde luego no son ni sus huellas ni la palabra de Garrudo:

...la identificación que de él hacen tres viajeros del tren número 21713, que salió de Alcalá a las 7:14 horas y explosionó a las 7:38 horas, cuando estaba parado en el andén de la vía 1 de la estación de Santa Eugenia. Se trata de los testigos protegidos J-70, C-65 y R-10. La Sala de instancia considera que ésta es la principal prueba de cargo en su contra y califica tal identificación como realizada  sin fisuras y sin ningún género de duda ...

Anecdóticamente, pero significativo, por cuanto parece que Múgica, como poco, no cuidó bien los detalles de su información, Zougham es bastante más alto y atlético de lo que dice él.

Múgica continúa, ahora tratando de desacreditar el hallazgo de la furgoneta:

Miembros del PSOE, avisados por su gente en la policía, saben desde la mañana de la existencia de la furgoneta, antes incluso que el propio CNI. La Inteligencia española no conoce, a la hora de redactar uno de los informes que el Gobierno en funciones desclasificaría días más tarde, ni siquiera la existencia de esa furgoneta, matrícula 0576 BRX. Se dice... que fue robada frente a su domicilio en el populoso barrio de Cuatro Caminos de Madrid. ...Es falso que viva en Cuatro Caminos. Su domicilio, como figura en la propia denuncia, está en una calle con nombre de vegetal de la localidad de Torrelodones.

No veo por ningún lado la relevancia de lo que dice Múgica para impugnar la validez de la Kangoo como prueba. En parte, como nos tiene acostumbrados, miente: No hubo ninguna ocultación en el descubrimiento de la Kangoo, como ya quedó demostrado en "Pulgarcito el Conspirador I" y "Pulgarcito el Conspirador II". Y ¿tiene alguna importancia el domicilio que figura en la denuncia? Veamos la declaración que hizo José Garzón durante el Juicio:


ACUSACIÓN AAVV 11-M: Con la Venia. ¿Dónde le robaron la furgoneta, en qué zona estaba aparcada?

JOSÉ GARZÓN GÓMEZ: Pues… es una zona de Cuatro Caminos, el barrio de Bellavista, concretamente, allí tenía yo mi taller, que ya estoy jubilado y ya no lo tengo, y en la puerta me la quitaron.

...

FISCAL: ¿Dónde ponía usted las llaves cuando echó en falta un juego?

JOSÉ GARZÓN GÓMEZ: La echo en falta un momento muy concreto, estaba descargando unas cosas de la furgoneta y ya no di con ellas.

FISCAL: ¿En qué lugar estaba usted?.JOSÉ GARZÓN GÓMEZ: En la puerta de mi casa.

FISCAL: ¿De su casa o del taller?

JOSÉ GARZÓN GÓMEZ: Coincide.

...

JOSÉ GARZÓN GÓMEZ: En cualquier caso, le recuerdo que las llaves que me desaparecieron fue dentro de la casa.

FISCAL: Pero usted vivía también allí… que coincide la nave con su casa…

JOSÉ GARZÓN GÓMEZ: No, la casa era de mi madre pero yo he pasado allí prácticamente todo el tiempo.

Vaya, pues parece que, sea cual sea la dirección que figura en la denuncia (cuya original no ha llegado a nosotros pero que "obra al folio 49926, dando lugar a las diligencias previas número 2157/05 del Juzgado de Instrucción núm. 14 de Madrid que están unidas a los ff. 49923 y ss.") la furgoneta fue robada en Cuatro Caminos (concretamente en la calle Aranjuez), donde José Garzón tenía su taller y la casa donde vivía en Madrid, que técnicamente era de su madre.

Continuamos con el relato del hallazgo y la investigación de la furgoneta:

En la revisión de la furgoneta se tarda las horas suficientes como para que el Gobierno se meta un poco más en la trampa de la autoría de ETA. Se da la excusa de que la policía no tiene Tedax libres. Todos sus especialistas en explosivos están ocupados en los lugares de los atentados. Pero lo que no dicen es que la Guardia Civil ofrece sus servicios de Tedax y son rechazados de forma categórica.

Muy avanzada la tarde, y a pesar de que un perro-policía ha demostrado horas antes lo contrario, se da a conocer que se han encontrado restos de explosivos. Incluso se habla de un cartucho de 125 gramos de dinamita Goma 2 Eco. No es cierto. El perro que se empleó para el reconocimiento no se comportó como lo hacen invariablemente cuando encuentran explosivos, con inmovilidad absoluta. En la furgoneta no había explosivos cuando la policía la precinta en Alcalá. La furgoneta es trasladada primero a la Brigada Provincial de Información en la calle Tacona de Moratalaz. Desde allí, a las 14.14 horas, se lleva a las instalaciones de la Comisaría General de Policía Científica, ubicadas en Canillas.

Los funcionarios de la comisaría de Alcalá no habían detectado explosivos en su inspección ocular. Es en Canillas donde se encuentra, debajo de uno de los asientos delanteros, una bolsa con siete detonadores de distinto tipo y fecha.

En estos párrafos se amontonan las falsedades, inexactitudes, o mentiras.

- Como queda demostrado en "Pulgarcito el Conspirador  I  y II", no hubo retraso significativo en la investigación relacionada con la furgoneta: el tiempo empleado no se empleó, desde luego, en tender ninguna trampa al Gobierno.

- Es cierto que no pudo acudir ningún equipo TEDAX a la llamada de la policía de Alcalá; y no consta en ningún sitio el rechazo a que la Guardia Civil participara en la investigación.

- No se hizo inspección ocular en Alcalá. Sólo una persona entró en la furgoneta, apenas unos segundos, y no miró debajo del asiento.

- Como se ha demostrado, el olfato de los perros no es infalible. No he encontrado en ningún sitio que alguien dijera que se habían encontrado 125 gr de explosivos. La cantidad real era unas 50 veces inferior (unos dos gramos) ¿Por qué no lo cita Múgica, y en cambio habla de 125 gra, sin decir quien lo dijo, ni presentar pruebas de ello? Tal vez quiera que los lectores crean imposible el fallo de los perros.

- Por lo tanto, no es cierto que pueda deducirse que no había explosivos en Alcalá, cuando fue precintada.

- La furgoneta no fue a Moratalaz, sino que salió de Alcalá a las 14' 15 H aproximadamente para ir a Canillas, donde llegó aproximadamente a las 15'30 H

Recomiendo, si alguien no ha caído ya muerto y duda aún tras ller lo anterior, ampliar con el hilo: “FAQs Furgoneta” de Desiertos Lejanos

Pero la noticia de la jornada, la que hace que todo dé un vuelco definitivo, es la aparición de una cinta de audio con versos del Corán. Comienza a asomar así lo que un veterano investigador de la policía ha definido como el cuento de Pulgarcito, alguien que encuentra el camino porque previamente ha dejado las piedrecitas blancas que le indican el mismo... lo que nadie dice es que la cinta...corresponde a unos versos de iniciación al Corán, algo que no cuadra en un peligrosos y fanáticos terroristas islámicos. Es como si en manos de unos terroristas integristas católicos del IRA se encontrara un librito de iniciación al Catecismo. Pero el efecto mediático ya se ha producido.

Una hora más tarde se da a conocer la reivindicación de un grupo islamista...Los especialistas no le dan ningún valor como demuestra, con sólidos argumentos, otro de los documentos del CNI desclasificados... En los días siguientes se producen hasta siete reivindicaciones diferentes de, al menos, cinco grupos organizados, procedentes de cuatro países diferentes.

Como dice el artículo "Pulgarcito el Conspirador", en realidad la Cinta de Audio no es, ni mucho menos, inocente, pues contiene versos de incitación al martirio y a la Yihad. Ciertamente, el hallazgo pudo ser utilizado por unos medios y unos partidos políticos en una determinada dirección (de la misma manera que otros medios y otros partidos informaban de los hechos de una manera radicalmente distinta) pero, desde luego, lo que no hubo es voluntad ninguna de sembrar pistas, ni ocultar otras, con intención de dirigir ni al Gobierno ni a la opinión pública: no hubo Pulgarcito, no hubos miguitas.

Si alguien pudo interpretar la cinta coránica como prueba de la autoría islámica es porque, efectivamente, la furgoneta estaba allí, contenía una cinta, y ésta contenía suras del Corán.

De la misma manera, las reivindicaciones falsas se producen en todos los atentados: se informó a la opinión pública de su existencia, así como de la nula credibilidad que revestían para los investigadores. No hubo ninguna conspiración que intoxicara con falsas reivindicaciones, ni se ocultó que las fuentes de la investigación dudaban de ellas; tampoco existió conspiración, pues, en esto.

EDITO: Corregido incluyendo la oportuna aportación de Arautiam. Certamente, a lo mejor no se debió a mala fe, pero para un artículo que presume de "desvelar agujeros negros" por doquiera, es sorprendentemente impreciso, incompleto en unos puntos y excesivo en otros, y en general trufado de errores

ultima edicion por morenohijazo (28-11-2008 20:06:10)

La mentira tiene las patas cortas, pero calza zancos al lado de las exclusivas conspiracionistas

15

Re: Aquellos maravillosos años ¿Qué fue de "Los agujeros negros"?

Menuda empanada hace Múgica. Confunde a Zougham con Ahmidan. Dice que el portero, "entusiasmado", dice a la policía que vio a un hombre "alto, como de 1'90 metros, muy fuerte". Y añade Múgica: "Zougham apenas sobrepasa el 1,60 de estatura."

Pues no. Yo no sé qué le dijo Garrudo a la policía, pero lo cierto es que Zougham sí que es alto y atlético. El que era pequeño y escuchimizado (según quienes le conocían) era Ahmidan.

16

Re: Aquellos maravillosos años ¿Qué fue de "Los agujeros negros"?

Post 14:

Otra cosa, y no menos importante: resultaría ridículo plantear que el Gobierno se haya dejado "intoxicar" por un TEDAX anónimo, que no ostenta mando ni es perito químico ni tiene acceso a los análisis, y dio una opinión personal, en una conversación informal con un juez no encargado del caso. Me parece comprensible que el PP haya preguntado quién fue en la Comisión, pero imagino que esa línea murió en seguida: aunque hayan encontrado al TEDAX en cuestión, supongo que les diría que sólo fue una opinión personal, y punto.

¿Y con esta declaraciones de Garzón en Comisión, la Unidad de TEDAX, o los organos superiores, no abrieron algún expediente para averigüar quién había cometido dicha imprudencia?. Sería obligatorio hacerlo de oficio, porque es un delito o una falta muy grave ¿o no?.

¿No pidió explicaciones o investigaciones el Congreso sobre este asunto?.
En algún sitio he leido que la Comisión del Congreso sí pidió investigaciones sobre este asunto a la Policía.

Alguién sabe algo al respecto.
Los "inveztigadores" del El Mundo, como son tan güenos, seguro que lo saben y se lo callan.

Re: Aquellos maravillosos años ¿Qué fue de "Los agujeros negros"?

Buscando información sobre este "Bujero" creo recordar que, efectivamente, el PP recibió contestación a su demanda (como no podía ser menos) pero no sé cuál fue la contestación: no ponía quién era el TEDAX. Afortunadamente para éste, que si no, ya lo teníamos "cloaquificado" por los siglos de los siglos.

Este finde continúo con los agujeros.

Corrijo que la "oportuna aportación" de antes era de Arautiam, no de Hollowman (Al césar...)

ultima edicion por morenohijazo (29-11-2008 02:28:21)

La mentira tiene las patas cortas, pero calza zancos al lado de las exclusivas conspiracionistas

18

Re: Aquellos maravillosos años ¿Qué fue de "Los agujeros negros"?

GAVILAN escribio:

Post 14:

Otra cosa, y no menos importante: resultaría ridículo plantear que el Gobierno se haya dejado "intoxicar" por un TEDAX anónimo, que no ostenta mando ni es perito químico ni tiene acceso a los análisis, y dio una opinión personal, en una conversación informal con un juez no encargado del caso. Me parece comprensible que el PP haya preguntado quién fue en la Comisión, pero imagino que esa línea murió en seguida: aunque hayan encontrado al TEDAX en cuestión, supongo que les diría que sólo fue una opinión personal, y punto.

¿Y con esta declaraciones de Garzón en Comisión, la Unidad de TEDAX, o los organos superiores, no abrieron algún expediente para averigüar quién había cometido dicha imprudencia?. Sería obligatorio hacerlo de oficio, porque es un delito o una falta muy grave ¿o no?.

¿No pidió explicaciones o investigaciones el Congreso sobre este asunto?.
En algún sitio he leido que la Comisión del Congreso sí pidió investigaciones sobre este asunto a la Policía.

Alguién sabe algo al respecto.
Los "inveztigadores" del El Mundo, como son tan güenos, seguro que lo saben y se lo callan.

¿¿Es una imprudencia, un delito o una falta muy grave que un tio que está en el escenario de unos atentados, metido de lleno en una investigación, rodeado de cadáveres, sintiendo que se puede estar jugando la vida... le dijera a un juez que ni siquiera iba a instruir el caso en conversación informal que PODÍA SER Tytadine??

Vaya...

La verdad no está siempre en el fondo de un pozo. En realidad, yo pienso que, en cuanto a lo que más importa conocer, es invariablemente superficial. La profundidad se encuentra en los valles donde la buscamos, pero no en las cumbres de las montañas, que es donde la vemos

                                  Auguste Dupin, detective

Re: Aquellos maravillosos años ¿Qué fue de "Los agujeros negros"?

Sí; tengo entendido que el PP no pedía tampoco sanción al poli ni nada de eso; sólo quería averiguar de dónde le había venido lo del Titadyne; si era opinión personal (lo que parece bastante claro, al menos eso opinaba Garzón) o realmente iba alguien diciendo que era Titadyne con fines oscuros. Recordad que para entonces ya había "Agujeros Negros"; por eso dije que no me extrañaba que el PP preguntase.

La mentira tiene las patas cortas, pero calza zancos al lado de las exclusivas conspiracionistas

Re: Aquellos maravillosos años ¿Qué fue de "Los agujeros negros"?

LOS AGUJEROS NEGROS DEL 11-M (I)Una versión policial repleta de incongruencias -C

Tercera parte del primer agujero negro de Múgica. Recordemos que, en el capítulo anterior, se trató de los hallazgos en la furgoneta Kangoo. Hoy pasaremos a otro indicio importante: la bolsa o mochila de Vallecas. Dada la cantidad de testimonios que hacen referencia a esta parte, y para no convertir en post en eterno, pondré muchos enlaces, alcunas citas resumidas, y sólo algunas citas completas.

A las dos de la madrugada del viernes, miembros de la comisaría de Vallecas llaman a los Tedax después de haber encontrado una bolsa que contiene una bomba. No es la única que no ha explotado a lo largo del jueves.

En la mañana de los atentados aparecen al menos tres más en las cercanías de la estación de Atocha y en la de El Pozo. En todos los casos los artificieros optan por destruirlas inmediatamente. Se vuelan por los aires de esa manera pistas materiales que parecen imprescindibles para el esclarecimiento de los hechos.

En realidad hubo una mochila menos de las que dice el autor, salvo que contemos como tal el hallazgo de…

otra especie de bolsa que realmente también se procedió a su intento de desactivación pero contenía una tartera con comida, fruta y cosas de este tipo. Esa no se llegó a abrir.

… pero eso tiene poca importancia (quizás, la única, la enésima comprobación del escaso rigor de sus “Agujeros Negros”). La insinuación de Múgica está completamente fuera de lugar: nadie ha defendido seriamente que las cosas se tuvieran que haber realizado de otra manera. De hecho, el valeroso acto del TEDAX "Pedro", desmontando una bomba que podría estar preparada para detonar, le ha supuesto ser injuriado gravemente por los conspiracionistas, que le acusaron de mentir y de "saber que no podía explotar".

Un joven policía municipal relata su hallazgo muy pormenorizadamente. Es un novato que apenas lleva un año de servicio. Jacobo Barrero cuenta cómo encontró debajo de uno de los asientos del segundo piso de uno de los trenes afectado por las explosiones una mochila negra. Cuando la abre, casi le da un síncope. Ve un teléfono del que salen dos cables, "uno rojo y uno negro", que están conectados a una fiambrera redonda de color naranja. No habla en ningún momento de cartuchos. Corre hasta una tapia cercana con la bolsa y llama muy nervioso a sus superiores. No le hacen demasiado caso y decide volver a intentarlo, esta vez con la Policía Nacional. Atienden su aviso y envían a los Tedax.

Se trata del artefacto explosivo en el tercer vagón del tren de la Estación de El Pozo, y el Policía Municipal es el Agente n° 7801-3. Véase su relato en el Auto de Procesamiento, página 54, muchos menos dramatizado (sin síncopes y eso). Por cierto, ¿se llama Jacobo?. Según el Auto de Procesamiento, su nombre es Alberto. “...cuando entraron en la Estación Alberto vio una mochila y avisó, después se marcharon”, dice el agente del C.N.P. 86218, como podemos leer en la página 56. Quizás sea simplemente una cuestión de ocultar su identidad.

Todos nos hacemos lenguas del valor de Múgica; estamos convencidos de que, de haber sido él quien encontrase la mochila, habría abierto la fiambrera "a pelo" para ver los cartuchos de dinamita y poder contarlo. Este agente, en cambio, con sencillez, nos contó en el juicio: ...debajo, a mí me pareció un recipiente, un recipiente de plástico, o plastificado, no sé, de color anaranjado… pero tampoco me fijé mucho en lo que había debajo de los cables, porque fue todo segundos y estaba… no había mucha luz y bueno, fue rápido todo. Pero otros sí comprobaron que se trataba de un artefacto explosivo, como el TEDAX 65255 “Pablo”:hacemos una apertura pequeñita en la bolsa, porque era muy finita y comprobamos que era un artefacto explosivo. Se decide desalojar la estación

Nervioso estaba, sí. Tanto que, según su relato en el Auto... "intentó llamar a su Unidad, pero al no recordar la clave de preferencia y no poder contactar con ellos, se fue a buscar a un Policía Nacional que se encontraba en el andén delante del vagón que había explosionado, se lo comentó para que él procediera a llamar a los T.E.D.A.X. porque había dejado la mochila con una bomba, y entre los dos procedieron a dar la voz de alarma". No existió pasotismo por parte de su Unidad.

Varios expertos en la materia no entienden todavía por qué decidieron volar la bolsa. "Un simple chorro de agua podría bastar para inutilizarla, sobre todo sabiendo que a pesar de los traqueteos a los que le sometió el agente que la había encontrado no se había activado". El caso es que aquella mañana destruyen esa y el resto de las mochilas que no habían explotado. En el aire quedó un olor picante muy intenso, nada que ver con el Titadine cuyo nombre tanto había despistado en un primer momento.

Los expertos de "El Mundo"... El Sub-inspector TEDAX  del C.N.P. con carné 54868, declara ante el juez del Olmo (pg 55 del Auto de Procesamiento): "Al desconocer de qué explosivo se trataba, se procedió a actuar sobre el artefacto con los medios operativos para desactivar a distancia, no siendo posible su neutralización, con lo cual se produjo la explosión del artefacto". También, durante el juicio, deja claro que no intentaban destruir el objeto: "El artefacto explosiona intentando la neutralización del mismo."

El TEDAX “Pablo" también lo confirma, durante el juicio: “ al intentar su neutralización se fue, y apareció, dejó un cráter de medio metro por veinte centímetros y, lo que es enfrente del vagón número tres, apareció llena de clavos.” Por lo tanto, no es extraño que diga la sentencia de la Audiencia Nacional, pág 177:

Inmediatamente se lo comunicó a su compañero, el número 65.255, que intentó desactivarla, produciéndose una explosión controlada.

O sea, que mientras los "expertos" seguían el tema por "sofavisión" y "cubatocracia", los subinspectores TEDAX 54868 y 65255, acompañados de varios agentes TEDAX y no-TEDAX, intentaron desactivar el artefacto a distancia (pero no a mayor distancia que la que había entre los "expertos" y el frigorífico de su casa, apuesto) sin conseguirlo, lo que ocasionó su explosión. Precisamente, fue el chorro de agua, el método recomendado por Múgica para desactivarlo sin peligro, lo que la hizo explotar. "Expertos" que no parecen saber que hay bombas que se detonan con ese método...

Por cierto, que el relato de los dos policías de sus actos al descubrir la bomba ("Al sospechar que podría tratarse de un artefacto explosivo, la traslada al andén, colocándola al lado de una papelera próxima al muro de la estación", dice Alberto, el agente 7801-3; "se habían equivocado en los datos, que no habían corrido con ninguna mochila", dice Sergio, el agente 86218) no es exactamente igual al correteo bamboleante con una mochila cargada de explosivos golpeando con las paredes que parece describir Múgica, para justificar que no había peligro en darle un manguerazo a la mochila.

Respecto a la otra mochila encontrada, la de Atocha, “Cuando estaban en el vagón n° 1 del tren de Atocha intentaron desactivar el artefacto explosivo, y al considerar que podía tratarse de un alto explosivo, utilizaron la técnica correspondiente; resultando finalmente que no se trataba de ese tipo de explosivo, originando la explosión del artefacto.” (Pg 53 del Auto de Procesamiento)

Por tanto, sólo fueron dos las mochilas que, al sufrir un intento de desactivación, explotaron: el del primer vagón del tren de la Estación de Atocha, y el del tercer vagón del tren de la Estación de El Pozo. Así que, cuando Múgica insiste en que "destruyen esa y el resto de las mochilas", sugiriendo que se destruyeron las pruebas que no interesaban, incurre nuevamente en una clara manipulación.

Y pasamos ya a otro de los puntos fuertes del conspiracionismo: la “bolchila” de Vallecas. 

A las 2.40 horas, y a requerimiento a través de una llamada de los policías de servicio, los Tedax, llegan a la comisaría de Vallecas para inspeccionar una bolsa azul, con asas de cuero...Mezclados con el explosivo hay un kilo aproximado de clavos y tornillos.

Múgica da una cifra superior a la real; tal vez no tenga trascendencia, pero en realidad la bolsa contenía unos 640 g: “contenía 640 gramos de tornillos y clavos para que actuaran como metralla”,dice la Audiencia Nacional en la pg. 183 de su sentencia; es una cantidad relativamente pequeña, quizás por interesar más a los terroristas meter, para el mismo peso en cada bolsa, más dinamita que metralla.

Por supuesto, no puede faltar una referencia al recorrido de la bolsa hasta su hallazgo:

La realidad es que esa bolsa dio teóricamente vueltas por Madrid durante muchas horas sin que nadie se percatara de ella. Algunas versiones dicen que fue trasladada hasta Ifema con el resto de las pertenencias que se encontraron y que nadie había reclamado. Lo único que se sabe es que alguien llamó desde la comisaría de Vallecas a los Tedax a las 2.00 horas de la madrugada del viernes para que se hicieran cargo de ella.

La relación con los trenes es meramente circunstancial. Cualquiera podía haberla colocado en Ifema.

Ya podemos informar a Múgica de algo más; puede estar tranquilo. No es cierto que cualquiera pueda haberla colocado en Ifema. Yo, por ejemplo, no pude. Se conoce perfectamente quién tuvo acceso a ella: 

Pasadas las 15 horas el policía con carné profesional número 24420, de la Comisaría de Puente de Vallecas, recibió la orden del jefe de su grupo de que, junto a otros tres compañeros -números 88659, 89324 y 87750-, se dirigieran con dos furgonetas de mediano tamaño a la estación de El Pozo a recoger los efectos recuperados del tren ... ordenándoseles que los llevaran a la Comisaría de Villa de Vallecas... el jefe de guardia se negó a hacerse cargo de los efectos ... reemprendieron la marcha hasta la Comisaría de Puente de Vallecas.

...En torno a las 15 horas, el comisario jefe de la comisaría -número 14296- que estaba en compañía de un inspector de apellido Alvarez, les mandó que llevaran los efectos a IFEMA, hacia donde partieron ya avanzada la tarde los mismos funcionarios, salvo el número 24420, que fue relevado por el número 87843 y otro agente, que lo fue por el número 88941.

En IFEMA, los efectos fueron depositados en el pabellón 6...quedando bajo la custodia de la Unidad de Intervención Policial. Esa misma tarde, el comisario de la Comisaría de Puente de Vallecas se enteró de que la Juez del Juzgado de instrucción núm. 49 de Madrid...había ordenado que los efectos se depositaran en la Comisaría de Puente de Vallecas...fueron recogidos los efectos de IFEMA y llevados a la comisaría. Allí se inventariaron por cuatro funcionarios divididos en dos grupos, uno de ellos formado por los policías con número 79.046 y 88.163.

En torno a la 1:30 h., ya del 12 de marzo, la funcionaria 88.163 extrajo ... un teléfono movil... se lo comunicó a la subinspectora de servicio -número 66875- que suspendió inmediatamente el inventario, desalojó la comisaría y avisó a los especialistas.

Este es el resumen del "extravagante periplo", como lo definió el Tribunal, que efectuó la bolsa, y que podemos encontrar en la página 181-182 de la sentencia de la Audiencia Nacional. Pese a las insinuaciones conspiracionistas, la custodia de los efectos que se transportaban ha quedado perfectamente acreditada,como queda recogido en la misma sentencia (Pgs 515 y 516). La información necesaria la podemos encontraren el Auto de Procesamiento (Pgs 57 y ss.). En él se recoge la investigación del juez del Olmo que interrogó exhaustivamente a los agentes que tuvieron relación con el traslado: 16132, 87407, 87141, 24420, 87843, 88659, 87750, 89324, 88941, 88163, y 79046.

Los más relevantes prestaron declaración también ante la Audiencia Nacional. Y para cerrar el tema, se debería también añadir la importancia de la intervención de los jueces del Juzgado nº 6 y nº 49, que corroboraron los testimonios de los policías citados.

La conclusión del Tribunal fue:

Cuestión diferente, aunque sin consecuencias jurídicas, es el extravagante periplo de los efectos.

Se trata, en definitiva, de un caso de descoordinación y mala transmisión de la información que debe corregirse en el futuro pero que carece de efectos jurídicos relevantes, siendo comprensible atendidas las extraordinarias circunstancias concurrentes esa mañana y la prioridad absoluta que se dio a la identificación de los cadáveres, que pudo ser inadecuada para la investigación, pero sin duda indiscutible desde el punto de vista humano.

También da por buena esta prueba la Sentencia del Tribunal Supremo:

En cuanto a la mochila de Vallecas, a la que también se refiere expresamente, afirmando que no consta donde fue encontrada ya que nadie ha establecido que se encontrara entre los efectos recogidos en la estación de El Pozo, en la sentencia se describe minuciosamente el resultado de las pruebas, esencialmente testificales, relativas al hallazgo de dicha mochila dentro de una de las bolsas grandes de plástico en las que, previamente, se habían introducido los efectos recogidos en la estación de El Pozo tras la explosión en el tren.

La bolsa esta vez, contraviniendo lo que la policía había hecho hasta ese momento con las mochilas bomba que habían encontrado intactas, no es destruida. Los Tedax quieren deshacerse de ella y es un comisario jefe quien se lo recrimina mientras uno de sus inspectores (Protección Ciudadana) se ofrece voluntario para neutralizarla. Sea como fuere, figura las 5.12 horas como el momento en que es desactivada, en un parque cercano. Es así como se obtienen todas las pistas que llevarán a los investigadores a las primeras detenciones.

Como ya se ha dicho antes, no hubo ninguna intención de destruir los dos artefactos explosivos de Atocha y El Pozo. Simplemente, se intentó su desactivación mediante procedimientos que no funcionaron.

Precisamente debido a que los dos anteriores explosivos se habían perdido sin dejar huellas motivó que todo el mundo fuera consciente de la importancia de intentar encontrar pruebas a través de la última bomba. No sólo para detener a los criminales, sino sobre todo para evitar que siguieran matando, había que capturarlos.

Es una falsedad decir que los TEDAX quisiesen deshacerse de ella, aunque es más que probable que algún compañero avisase al valiente, al heroico "Pedro" del riesgo que corría al tratar de desactivar la bomba. La declaración del Jefe Provincial de los TEDAX, Cáceres Vadillo, ante las Acusaciones Particulares, las Defensas y el Ministerio Fiscal deberían ser suficientes para que nadie abrigase dudas sobre este punto pero, para mayor información sobre este u otro tema relacionado con la bolsa podemos consultar el Auto de Procesamiento Pg. 72 y ss. y, específicamente, las declaraciones de los agentes 64501, 65255, el peritaje sobre la bolsa y la aclaración sobre la fecha de la radiografía66618

Es sorprendente que en las imágenes policiales tomadas del contenido de la bolsa no aparece ningún tipo de cartucho de dinamita. Sólo hay una masa gelatinosa de explosivo, un teléfono móvil con dos cables incrustados, una batería para el teléfono y, por supuesto, la tarjeta del móvil. Las fotografías son publicadas por la cadena de televisión estadounidense ABC y pueden ser contempladas por cualquiera en su página de Internet.

La radiografía no se realizó para comprobar la presencia de un explosivo (que ya se sabía que existía, como vemos en la página 3 de las declaraciones de “Pedro”):

Una vez que me la indicó le dije que saliera, que cerrara la puerta y saliera de comisaría y me puse a inspeccionarla, y nada más abrirla, ya vi que se trataba de un artefacto explosivo… [después procedo a] …comunicar a la escala de mando que ha aparecido otra bomba, y a continuación configuramos un dispositivo de traslado… así hicimos el traslado al parque de Azorín … lo primero que hago [es] ver las condiciones que reúne el parque, y colocar la bomba en el sitio adecuado para proceder posteriormente a su desactivación, la coloco lo más alejado de los edificios, de tal forma que si se produjera la detonación, no alcanzara a los mencionados edificios. A continuación le practiqué una radiografía, y posteriormente pues se procede a lo que es la desactivación de la bomba.

Con ella se intentaba conocer la disposición del cableado, quizás la existencia de una trampa... aunque en realidad, todos están de acuerdo en que no sirvió de nada. Dice la sentencia: “... no le proporcionaba información suficiente para la desactivación, pues el artilugio no tenía un estructura lógica y sólo se apreciaba una maraña de cables que se perdían en una zona oscura que era la masa explosiva.

Por tanto, es un absurdo, tanto deslizar la insinuación de que "no aparece ningún cartucho de dinamita" (¡como si la presencia de una masa gelatinosa de explosivo no fuera suficiente!) como los argumentos conspiracionistas posteriores basados en hechos puntuales como la fecha, equivocada, de la placa. Si la radiografía no sirvió para nada, no puede constituir parte de una conspiración.

ultima edicion por morenohijazo (01-12-2008 18:51:43)

La mentira tiene las patas cortas, pero calza zancos al lado de las exclusivas conspiracionistas