1

Hilo: ¿Víctimas o aprovechados?

El Supremo incrementa la indemnización a una de las víctimas de los atentados del 11 M

Los magistrados consideran que a la mujer le corresponde una indemnización de 48.000 euros porque el ataque terrorista le produjo una incapacidad permanente

CRISTINA PUEBLA (CADENA SER)   03-08-2010

Celestina fue una de las supervivientes de los atentados de Madrid el 11 de marzo. Según su versión, viajaba en uno de los trenes como todas las mañanas para ir a trabajar. El atentado le produjo daños físicos y psíquicos que le mantuvieron 60 días totalmente impedida.

Además, fruto del accidente y de las secuelas de lo vivido, tiene en la actualidad una incapacidad permanente.

El Estado la indemnizó con 2.500 euros como ayuda económica a las víctimas de terrorismo. Ella exigía una indemnización mayor pero el Tribunal lo denegó alegando que "no existía nexo de causalidad entre el atentado terrorista y los padecimientos que le aquejaban". Y ello porque la víctima acudió por primera vez a recibir ayuda sanitaria por lesiones psicológicas, el día 18 de marzo, es decir, seis días después del atentado. Los forenses declararon que la paciente mostraba "una alta deseabilidad social de aparecer como enferma".

Sin embargo, el Supremo sí que la cree e incrementa la indemnización hasta los 48.000 euros al considerar acreditado que la incapacidad permanente de la recurrente deriva del atentado que sufrió el 11 M.

http://www.cadenaser.com/espana/articul … rnac_4/Tes

"Sin lugar a dudas, a estos tíos se les ha ido definitivamente la olla" Luis del Pino - 24.11.2007

Re: ¿Víctimas o aprovechados?

Resulta difícil juzgar este caso sin conocer más datos, o -al menos- las sentencias de la AN y del Supremio, y las premisas en que se han basado.

Sí es cierto que en España hay una más que abundante historia de picaresca, que no para en reparos ni ante el respeto que debería merecer una catástrofe. Casos como el de la pantanada de Tous -cuyos damnificados no paraban de aumentar, año tras año- o el síndrome del aceite de colza -yo conocí un caso en el que un churrero, tras envenenar a medio barrio por comprar aceite sin garantías, figuraba en la lista de damnificados y era de lo más reivindicativo- engordaron las cifras de indemnizaciones con la sempiterna idea del tú pide, que algo te darán.

Muy posiblemente, entre los heridos haya habido los que han exagerado sus incapacidades, sus bajas, sus secuelas... Hombre, no vamos a creer que todos los escaqueadores de Alcalá o Torrejón perdieron aquel día el tren...

Sin embargo, en este caso individual que cita Viana, no sabría opinar.

La mentira tiene las patas cortas, pero calza zancos al lado de las exclusivas conspiracionistas

3

Re: ¿Víctimas o aprovechados?

Yo tampoco me atrevería, de ninguna forma, a prejuzgar. Temo que el titular no está en consonancia con el espíritu de Desiertos Lejanos. Algún aprovechado habrá, pero particularizarlo en esta persona no me parece adecuado.

[A los creyentes] les competerá difundir lo que otros han acuñado; ya que ningún hombre suelta y expande la mentira con tanta gracia como el que se la cree.

Re: ¿Víctimas o aprovechados?

Al parecer, en este caso particular se trata de un transtorno por estrés post-traumático.

Copio aquí los requisitos que se piden para el diagnóstico en el DSM IV, el manual americano de clasificación de enfermedades mentales.

1.La persona ha estado expuesta a un acontecimiento traumático en el que se ha presentado lo siguiente:

  1.la persona ha experimentado, presenciado o le han explicado uno o más acontecimientos caracterizados por muertes o amenazas para su integridad física o la de los demás
  2.la persona ha respondido con temor, desesperanza u horror intensos. En los niños estas respuestas pueden expresarse mediante comportamientos desestructurados o agitados
 
2.El acontecimiento traumático es reexperimentado persistentemente a través de una o más de las siguientes formas:

  1.recuerdos del acontecimiento recurrentes e intrusos que provocan malestar y en los que se incluyen imágenes, pensamientos o percepciones. En los niños pequeños esto puede expresarse en juegos repetitivos donde aparecen temas o aspectos característicos del trauma
  2.sueños de carácter recurrente sobre el acontecimiento. En los niños puede haber sueños terroríficos de contenido irreconocible
  3.el individuo actúa o tiene la sensación de que el acontecimiento traumático está ocurriendo. Se incluyen la sensación de revivir la experiencia, ilusiones, alucinaciones y flashbacks. Los niños pequeños pueden reescenificar el acontecimiento traumático específico
  4.malestar psicológico intenso al exponerse a estímulos internos o externos que simbolizan o recuerdan un aspecto del acontecimiento traumático
  5.respuestas fisiológicas al exponerse a estímulos internos o externos que simbolizan o recuerdan un aspecto del acontecimiento traumático

3.Evitación persistente de estímulos asociados al trauma y embotamiento de la reactividad general del individuo, tal y como indican tres o más de los siguientes síntomas:
  1.esfuerzos para evitar pensamientos, sentimientos o conversaciones sobre el suceso traumático
  2.esfuerzos para evitar actividades, lugares o personas que motivan recuerdos del trauma
  3.incapacidad para recordar un aspecto importante del trauma
  4.reducción acusada del interés o la participación en actividades significativas
  5.sensación de desapego o enajenación frente a los demás
  6.restricción de la vida afectiva
  7.sensación de un futuro desolador, pesimismo

4.Síntomas persistentes de aumento de la activación, tal y como indican dos o más de los siguientes síntomas:
  1.insomnio de conciliación o de mantenimiento
  2.irritabilidad
  3.dificultades para concentrarse
  4.hipervigilancia
  5.sobresaltos

El tiempo mínimo de evolución de los síntomas de es un mes. Las alteraciones provocan malestar clínico significativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.

Como veis, el diagnóstico se basa casi exclusivamente en la historia del paciente, y aunque existen mecanismos en los test psicológicos para evaluar la sinceridad de la persona, no resulta muy difícil eludirlos si estás advertido.

En todo caso, la imposibilidad de pruebas objetivas da como resultado que sea un transtorno relativamente fácil de simular, pero también que una persona que verdaderamente lo padezca pueda ser tachada de mentiroso equivocadamente.

La cosa se complica si pensamos que, para la misma agresión psicológica, a veces mínima, hay personas que reaccionan superando el trauma, y hay personas pusilánimes que nunca se adaptarán. Los servicios psiquiátricos de Madrid estuvieron atendiendo a personas que "alguna vez cogían esos trenes", pero que el día 11-M ni se habían acercado a ellos, y declaraban no poder dormir, o sufrir de ansiedad porque, por ejemplo, "sin ir más lejos, quince días antes había ido a Madrid en uno de esos trenes".

En este caso parece que había dudas bastante fundadas (según leo en PUBLICO, tanto el Ministerio del Interior como la Audiencia Nacional dudaban de la veracidad de los síntomas) pero el Tribunal Supremo ha fallado a su favor.

Curiosamente, siempre según PUBLICO, el Supremo se basa en que la sentencia de la Audiencia Nacional del 11-M y los Servicios Sociales la recogen como víctima con ese diagnóstico. Sin embargo, la propia AN dio, posteriormente, la razón al Ministerio del Interior, y los servicios sociales no hacen más que aplicar los recursos según la información que se les facilita, pero no son quiénes para establecer los diagnósticos, así que, a falta de conocer mejor la sentencia, tengo la impresión de que le Supremo ha fallado según un criterio de "en la duda, a favor de la víctima..."

La mentira tiene las patas cortas, pero calza zancos al lado de las exclusivas conspiracionistas

Re: ¿Víctimas o aprovechados?

Interesante entrevista de Yusuf galán en "La Región" al salir de la cárcel:

«El 11-M lo cambió todo; no esperaba esa brutalidad en mi propio país»

Yusuf Galán. Español condenado por integración terrorista en Al Qaeda

«Condeno cualquier derramamiento de sangre, de un hombre o de dos mil, venga de Bin Laden o venga de George W. Bush»

Yusuf Galán, único español condenado por integración en Al Qaeda y por su relación con una célula que auxilió a los autores de los atentados del 11-S en Estados Unidos, se ha instalado en la Región tras salir el pasado 9 de mayo de prisión, donde ha pasado una década. 'La Verdad' ha localizado y ha entrevistado a este asturiano convertido al islam, que asegura tener las manos limpias de sangre y que sostiene que «no es buen musulmán quien mata a mujeres, ancianos y niños». Reconoce, sin embargo, que en su vida y en su pensamiento hay un antes y un después de los terribles atentados del 11-M en Madrid. «Nunca pensé que pudieran hacer eso en mi propio país», admite. Sobre su pasado nunca ofrece una respuesta concluyente y clara; como si no quisiera mentir, pero tampoco decir toda la verdad.

-Usted fue condenado a nueve años y medio de cárcel por integración en organización terrorista y tenencia ilícita de armas. Esa organización terrorista era...
-Al Qaeda. Fui detenido en el transcurso de la 'Operación Dátil'.
-¿Su condena es justa?
-No importa lo que yo piense. Los jueces decidieron que soy un criminal. En mi fuero interno, soy inocente.
-¿Estaba integrado en Al Qaeda?
-Yo siempre lo he negado. Yo no he hecho un juramento de fidelidad a Bin Laden. Y la instrucción fue desastrosa. Pero es un tema que prefiero dejar atrás y pensar en el futuro. En mi vida hubo un punto de inflexión muy importante, que es el 11-M.
-¿Por qué razón? ¿Qué cambió?
-Me marcó. Muchísimo. No esperaba una brutalidad así y menos en mi país.
-Aunque usted se declare inocente y nunca vaya a reconocer que estaba integrado en Al Qaeda, ¿es posible que viera con cierta simpatía esa organización hasta que ocurrió el 11-M?
-Alguien puede tener un libro de Mao y no ser maoista. Yo nunca he querido entrar mucho en ese tema por responsabilidad. Hay un problema grave, que es un problema de conflictos, de derramamiento de sangre... Pero mis declaraciones, ante Garzón y en el juicio, siempre han sido que los islamistas quieren vivir en paz y condenan los derramamientos de sangre inocente.
-Insisto. ¿Simpatizaba usted con Al Qaeda?
-Primero hay que definir qué es Al Qaeda y qué hay detrás.
-¿Simpatizaba con el yihadismo?
-¿Y qué es el yihadismo? Hay conflictos en el mundo, pero los países quieren vivir en paz.
-¿Qué esquemas le rompió el 11-M?
-En esos mismos trenes viajaba yo, compañeros míos..., podía haber viajado mi hermana... y aquello fue trasladar a este país un conflicto que no debía de haber llegado aquí.
-¿Qué ocurre, que usted podía justificar ese tipo de lucha en otros países y no en el suyo?
-No es eso. Yo condeno el derramamiento de sangre de una persona o de dos mil, lo haya hecho Bin Laden o George W. Bush. Nadie tiene derecho a quitar la vida a un inocente. Pero yo pregunto: ¿Las guerras se están haciendo por la libertad de los pueblos, por los derechos humanos o por el petróleo?
-¿Cree que se están dando acciones imperialistas o neocolonialistas por parte de Occidente?
-Parecen términos marxistas y yo no lo diría así. Pero en muchos países se percibe como un intento colonizador y a eso hay que darle una solución. Ahí se cometen 11-S todos los días. Hay que dar soluciones y sólo se puede vivir bajo el imperio de la ley y en un Estado social, garantista, de Derecho y democrático. Nuestro sistema es bueno, porque la ley emana del pueblo, pero también dice que no pueden existir los delitos de raíz ideológica. Yo organizaba manifestaciones y eso era delito, y otros lo hacen y no lo es.
-¿Qué nuevo Yusuf Galán ha salido de la prisión?
-He aprendido a conocer al ser humano. He visto que rascando un poco siempre sale algo bueno. Y que todo el mundo quiere vivir en paz. Yo tengo un compromiso firme por la justicia y por la paz.
-¿Qué relación mantiene con Al Qaeda o movimientos yihadistas?
-Ninguna. En 2004 pasé a estar en cárceles dentro de la cárcel, en búnkeres, con los peores criminales. Decían que yo no había dado muestras inequívocas de ruptura con Al Qaeda. ¿Qué mejor muestra que decir que renuncio a esa organización y que no pertenezco a ella? Pero he encontrado en la cárcel a mucha gente buena y que me apoyó cuando murió mi madre. Y he aprendido a escuchar y que dos podemos tener razón y también estar equivocados. Estamos condenados a vivir en paz.
-¿Era más radical antes?
-Quizás era más extremista. Ante algunas cosas no se podía tener una posición políticamente correcta. Yo quería cambiarlo, pero dentro de la ley.
-Pero se dio cuenta de que había gente que no actuaba dentro de la ley y era capaz de causar masacres...
-Toda causa tiene un efecto y hay un principio que dice que cuando estalla una bomba hay que ver a quién beneficia. Lo que sí sé es que a partir del 11-S se han restringido mucho las libertades. Y hay una cosa que puede sonar muy dura si la digo yo, un terrorista islámico radical, y es que el mayor foco de inseguridad en el mundo han sido las políticas restrictivas de los derechos humanos. Tenemos una obligación de conseguir un mundo más justo y en paz.
-Usted estuvo en Indonesia. ¿Qué hizo allí?
-Yo había perdido mi trabajo y viajé allí por mi amigo 'Parlin', intentando establecerme y vivir ahí.
-Sabe que 'Parlin' es uno de los terroristas más buscados del mundo...
-Sí, el 'número 10' de los más buscados, creo. Yo sólo puedo decir que su país estaba en conflicto y él podía hacer lo que quisiera. Eso no era problema mío. ¿Es que conocer a un terrorista es un crimen? A mí no se me condenó por ir a Pakistán, o Afganistán, o Indonesia, sino por volver, porque decían que queríamos alterar la paz de este país.
-Se le acusaba de haber ido a un campo de entrenamiento de Al Qaeda.
-Allí había una zona de conflicto. ¿Campo de entrenamiento? Si hubiera ido a eso, hubiera estado al menos tres meses. Estuve menos.
-¿Sabe que con algunas de sus respuestas parece estar justificando algunos actos terroristas? Nunca responde de forma concreta, sólo lo hace con largas disgresiones.
-No es eso. Por ejemplo, ya he hablado de la guerra por petróleo. ¿Por qué se hacen las guerras?
-A qué aspira ahora?
-A cuidar de mi padre, ya que no pude despedirme de mi madre. Y seguir insistiendo en buscar la paz.
-Quizá piensa que hizo algo mal en el pasado y pretende redimirse...
-Quizá ahora no actuaría como lo hice. Pero tengo la conciencia tranquila y ningún dolor me es ajeno. Y no tengo las manos manchadas de sangre.

Obviamente, lo más interesante es que, implícitamente, acepta la responsabilidad islamista radical. "No esperaba esa atrocidad, y menos en nuestro propio país..."

Y pocos mejor que él para juzgar sobre la autoría...

A recordar, con la confesión de Suárez Trashorras.

Tac, tic, tac, tic, tac, tic...

La mentira tiene las patas cortas, pero calza zancos al lado de las exclusivas conspiracionistas

6

Re: ¿Víctimas o aprovechados?

Vaya...

[A los creyentes] les competerá difundir lo que otros han acuñado; ya que ningún hombre suelta y expande la mentira con tanta gracia como el que se la cree.