Foro del colectivo Desiertos Lejanos.

Lugar de debate de las teorias de conspiración del 11-M.

You are not logged in.

Announcement

Nueva política de registro. Ante la imposibilidad de contener el spam, toda persona que quiera registrarse en el foro tendrá que solicitármelo personalmente en Twitter por mensaje personal, a la cuenta @luismithr. Gracias por su comprensión.

#301 01-10-2009 08:39:08

Rasmo
Cenista oficial
Registered: 20-09-2006
Posts: 1,578

Re: Querellas conspis

Hombre, si es verdad lo que cuenta el artículo, yo no veo muy claro que se deba multar a un periodista por no revelar sus fuentes. Con independencia de que me guste o no su trabajo.


Wars not make one great

Offline

#302 01-10-2009 09:43:17

Mangeclous
Miembro
Registered: 17-09-2006
Posts: 2,231

Re: Querellas conspis

Pues sí, parece excesivo.

Offline

#303 01-10-2009 09:56:46

Quetza
Miembro
Registered: 15-01-2008
Posts: 952

Re: Querellas conspis

Mangeclous wrote:

Pues sí, parece excesivo.

Ciertamente. Si a Casimiro, Múgica, Lázaro, piyei... le hacen pagar 1.000€ cada vez que para justificar sus invenciones han dicho eso de "según fuentes solventes", El Mundo quiebra.


La Verdad persigue a los peones, pero ellos son mucho más rápidos

Offline

#304 01-10-2009 13:43:51

larean
Administrador
Registered: 16-09-2006
Posts: 6,549

Re: Querellas conspis

Yo tampoco estoy cómodo con la multa. Entiendo la necesidad de mantener la confidencialidad de las fuentes. Sin embargo, tal vez haya un matiz. Si la fuente ha cometido un delito, ¿es lícito encubrirla?

Pero demuestra lo que dice Hollowman; casi todo el mundo judicial está en la conspiración. wink


[A los creyentes] les competerá difundir lo que otros han acuñado; ya que ningún hombre suelta y expande la mentira con tanta gracia como el que se la cree.

Offline

#305 01-10-2009 14:01:30

lejianeutra
Miembro
Registered: 17-09-2006
Posts: 1,330

Re: Querellas conspis

De la propia redacción del art. 20.1.d. de la Constitución

[Se reconocen y protegen los derechos]A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión. La Ley regulará el derecho a la cláusula de conciencia y al secreto profesional en el ejercicio de estas libertades

se desprende que en España no existe el llamado "secreto profesional absoluto", y desde luego no creo que ampare los casos en los que, como en éste, la "fuente" sea alguien que con su revelación está cometiendo un delito público y poniendo en peligro la integridad física de un testigo protegido, y más teniendo en cuenta que quien solicita que revele la fuente no es el portero del edificio sino un Juez.


La verdad no está siempre en el fondo de un pozo. En realidad, yo pienso que, en cuanto a lo que más importa conocer, es invariablemente superficial. La profundidad se encuentra en los valles donde la buscamos, pero no en las cumbres de las montañas, que es donde la vemos

                                  Auguste Dupin, detective

Offline

#306 01-10-2009 14:59:46

morenohijazo
Administrador
Registered: 05-10-2006
Posts: 5,766
Website

Re: Querellas conspis

De los dos grandes colectivos cuyo secreto profesional nos viene a la cabeza cuando hablamos del asunto (médicos y sacerdotes) los médicos no lo tienen absoluto (ni mucho menos) y los sacerdotes, creo que sí.

Pero en el tema del sacerdocio entramos en aguas más profundas, si un delincuente supiera que al confesarse, el sacerdote está obligado a denunciarle, directamente no se confesaría. Con lo cual pondríamos en peligro su alma inmortal, su derecho a practicar su religión libemente... Y algo tendrá que tocar los acuerdos con el Vaticano, imagino.

Pero los médicos, desde luego, no. Quien tenga conocimiento de un delito en el ejercicio de su labor como médico tiene oligación de declararlo como el resto de los mortales (p.ej. un  tiroteo) Por eso los etarras, por ejemplo, tienen sus propios médicos para asuntos que les puedan delatar.

Así que no entiendo por qué los periodistas deben ser diferentes. Otra cosa es que, finalmente, la multa supere la apelación que, imagino, hará Antonio Rubio.

Pero, desde un punto de vista general, no me parece de recibio que una persona pueda mentir y difamar todo lo que desee sin dejar al acusado (en los artículos periodísticos) la posibilidad de carearse.

Acordaos de Múgica y las partidas de mus de Manzano. Múgica decía, literalmente, que según una fuente indeterminada, Manzano estaba al tanto de un golpe de Estado y lo callaba. ¿Cómo es posible que no haya posibilidad de saber quién lo dijo (que va a ser que no, que no lo dijo)?

Last edited by morenohijazo (02-10-2009 00:42:35)


La mentira tiene las patas cortas, pero calza zancos al lado de las exclusivas conspiracionistas

Offline

#307 01-10-2009 17:01:00

Acorrecto
Miembro
Registered: 22-04-2007
Posts: 3,268
Website

Re: Querellas conspis

Parece que el tema es la comisión de un delito, pero ojo, no por Antonio Rubio sino por la fuente (de ahí la multa, al negarse a revelarla). Lo otro, revelar públicamente la identidad de un agente encubierto y testigo protegido de la operación Nova, está en trámite.

En el caso del sacerdocio, tradicionalmente se protege incluso el derecho a ocultar a un delincuente, es como acogerse a sagrado en la EM.

Offline

#308 01-10-2009 17:16:28

lejianeutra
Miembro
Registered: 17-09-2006
Posts: 1,330

Re: Querellas conspis

En el caso del sacerdocio, no es que no se les pueda obligar a violar el secreto de confesión, es que ni siquiera se les puede obligar a declarar como testigos, según dicta el art. 417.1 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Lo cual no ocurre en el caso de los periodistas, cuyo secreto profesional no es equiparable ni está legalmente blindado como el secreto de confesión.

Last edited by lejianeutra (01-10-2009 17:18:36)


La verdad no está siempre en el fondo de un pozo. En realidad, yo pienso que, en cuanto a lo que más importa conocer, es invariablemente superficial. La profundidad se encuentra en los valles donde la buscamos, pero no en las cumbres de las montañas, que es donde la vemos

                                  Auguste Dupin, detective

Offline

#309 02-10-2009 00:49:44

Rasmo
Cenista oficial
Registered: 20-09-2006
Posts: 1,578

Re: Querellas conspis

Quisiera exponer aquí algunas reflexiones sobre la querella de De Pablo contra Sánchez Manzano (S-M) y la “tedaxa”, en particular en lo que atañe al delito de falso testimonio que se les imputa por haber declarado que los restos pesables se enviaban a la Policía Científica, mientras que los no pesables se quedaban en la unidad de los Tedax. Como lego en la materia, lo mío no deja de ser un ensayo bienintencionado cuya exactitud no me corresponde apreciar a mí.

Tengo entendido que para condenar a alguien por perjurio o falso testimonio hay que demostrar el dolo, la intención maliciosa de faltar a la verdad. Que uno se equivoque o cometa inexactitudes de buena fe o por ignorancia, incluso por negligencia, no es suficiente (no cabe la modalidad imprudente: STS 265/2005, de 1.3.2005). Por otro lado (y esto ya es una elaboración de mi propio coleto), a la hora de interpretar manifestaciones de un testigo a quien se imputa falso testimonio, supongo que no debería ser admisible un criterio rigorista estrictamente literal y descontextualizado que, en última instancia, equivaldría a una interpretación contra reo de sus declaraciones, cuando del propio marco en que se inserten y en atención a los demás elementos fácilmente deducibles, anteriores, concomitantes y posteriores, quepa dotar a sus palabras de un sentido razonable y cuando, además, aun pudiendo ser inexactas algunas de sus expresiones aisladamente consideradas, al Tribunal se le ofrezcan los suficientes elementos de juicio, en la declaración apreciada en su conjunto, como para entender correctamente su alcance. Paso a ilustrar esta perorata abstracta con el análisis concreto de la deposición de S-M a que se refiere la querella.

De Pablo recoge la transcripción de la testifical de S-M, subrayando las palabras “siempre” y “nunca”, poniendo énfasis en el carácter “tajante” (y falso) de estas aseveraciones y añadiendo, de su propia cosecha, la atribución al ex jefe de los TEDAX de la colorida afirmación según la cual “nunca en la vida” se habían remitido los vestigios no pesables a la PC (pp. 24 y ss. de la querella). Pero, como digo, si en vez de aislar las expresiones de S-M se entienden en su contexto y en relación con los demás elementos de su declaración y de las preguntas que se le formulaban (y, evidentemente, si se eliminan atribuciones tendenciosas como la de “nunca en la vida”, palabras jamás pronunciadas por S-M), el cuadro aparece bastante más matizado y, a mi entender, hace extremadamente difícil apreciar en el testigo una intencionalidad maliciosa de engañar a nadie.

He aquí el pasaje pertinente, según transcripción de los peones (que no de la querella; luego se verá por qué), cuando S-M explica el criterio conforme al cual se enviaban a PC los restos pesables y los no pesables se quedaban en la Unidad Tedax:

S-M: Se ha hecho… se ha hecho así habitualmente, desde siempre en la especialidad… en la especialidad TEDAX.
De Pablo: ¿No se remiten a la Policía Científica para que determine la marca comercial?
T: No, de todas formas son criterios que establece la… técnico de laboratorio y ella dará las explicaciones, las explicaciones correspondientes.
De Pablo: Durante la época que usted ha estado al frente de la Unidad Central de los TEDAX, cuando se analizaban restos de explosivo de un atentado terrorista en los que no se podía determinar en el laboratorio de los TEDAX la marca comercial del explosivo ¿Se remitían a la Policía Científica para que lo determinara o nunca se remitían?
S-M: Vuelvo sobre lo anterior… cuando eran restos de explosión no pesables, eran… eh…, impregnaciones, por decirlo de alguna manera, siempre se han quedado en la Unidad Central de Desactivación de Explosivos, cuando había sustancias pesables, un resto de… de explosivo, no un resto de explosión, sino un resto de explosivo, eso se mandaba a Policía Científica. Siempre.
De Pablo: Y vamos a ver, usted, al ver que no se había podido determinar el tipo concreto, la marca comercial de la dinamita ¿no pensó que si se remitían al laboratorio de la Policía Científica, con muchos más medios, se podría haber determinado la marca comercial de la dinamita?
S-M: Mire, en los atentados del 11M no se planteó cambiar ni los protocolos ni las normas de actuación.
GB: Pero esa no es la pregunta, no si se cambiaron los protocolos, sino si no se planteó mandarlo a Policía Científica por la razón que le dice el letrado.
S-M: No, porque nunca se había planteado.
GB: O sea, no porque nunca se había hecho.
S-M: No, porque nunca se había hecho.
De Pablo: La decisión de no enviar esos restos a la Policía Científica ¿fue suya?
S-M: No… lo establecen las normas así, el protocolo, siempre se ha hecho así y es la perito la que establece los criterios; una vez que entran los restos en la Unidad están a disposición de la perito; es ella la que establece los criterios de qué hay que hacer con ello.
[…]
Yo no interfiero en las acciones… en las actuaciones de la perito.

Me he permitido destacar algunas expresiones relevantes. Para empezar, obsérvese que S-M empieza diciendo, literalmente, que “se ha hecho así habitualmente, desde siempre”. Supongo que, antes de mandarlo “caminito de Jerez”, habrá que explicar por qué hemos de olvidar ese “habitualmente” y dar mayor preeminencia a sus “siempre” y “nunca”. Si, además, vemos que dice “habitualmente, desde siempre”, no es descabellado pensar que se está refiriendo a un “hábito” (no una ley inflexible) y es ese hábito el que ha existido “siempre”. ¿Inverosímil? Tal vez, pero como digo, si existe la posibilidad de interpretar las manifestaciones de un testigo acusado de faslo testimonio de manera que se conserve el sentido veraz de su declaración, no procede efectuar una lectura in malam partem (perdón por el latinajo).

Por otro lado, todas las fuentes, conspiracionistas o no, han coincidido durante años en que S-M no es un técnico (otros lo han calificado sin ambages de incompetente). Él mismo se remite en varias ocasiones a la “tedaxa”: “—¿No se remiten a la Policía Científica…? —No, de todas formas son criterios que establece la técnico de laboratorio y ella dará las explicaciones”. En efecto, “es ella la que establece los criterios de qué hay que hacer con ello”. Ante cualquier entendedor ecuánime (y el tribunal lo era), estas manifestaciones inseguras deberían difuminar en gran medida la supuesta rotundidad de sus desmentidos y ofrecen una perspectiva distinta a la que trata de presentarse en la querella. De hecho, la perito 17632 (“tedaxa”) afirmó a su vez que “casi nunca” se remitían y dio una justificación de por qué se hizo otra cosa en un caso concreto que De Pablo esgrimió durante la vista (ella estaba de viaje). El tribunal no podía llevarse a engaño por las declaraciones de S-M en estas circunstancias.

Además, aun cuando S-M hubiera incurrido en inexactitud deliberadamente (elemento subjetivo) al decir que “nunca” se remitían los vestigios, habría que valorar aún el alcance de dicha inexactitud en sí misma. Dice la STS 318/2006, de 6 de marzo: “en cuanto a la falsedad de las declaraciones, ha de recaer sobre aspectos esenciales a efectos del enjuiciamiento, y no sobre cuestiones intrascendentes”, es decir, el elemento objetivo del delito consiste “en la falta a la verdad sobre extremos sustanciales o esenciales” [esto es aplicable al falso testimonio del art. 458 del Código Penal, que De Pablo invoca a título principal, no al del art. 460, que invoca con carácter subsidiario].

Pues bien, el propio informe utilizado en la sentencia que desestima la demanda de S-M contra El Mundo viene, paradójicamente, en defensa de S-M a este respecto. En efecto, estos son los datos que la juez Lledó recoge en su resolución:

Como revela el oficio remitido a estos autos por la Dirección General de Policía de fechas 21 y 26 de Enero de 2009, entre el año 2000 y 2006, la policía científica realizó por petición de los Tedax 116 informes mientras que los Tedax 72, y de estos 116 informes, constan que entre los años 2000 y 2006, ambos inclusive 10 informes lo fueron de sustancias no pesables, de restos de explosivo no pesable analizados por la policía científica (p. 34).

10 de 116. Un 8,62%. Es decir, que, literalmente, casi nunca se enviaban restos no pesables. Lo cual contradice documentalmente lo que De Pablo afirma con reiteración en su querella:

…los TEDAX remiten siempre (y subrayamos la palabra “siempre”) esos vestigios al Laboratorio de la Comisaría General de la Policía Científica (p. 11).

La intención del querellado al faltar a la verdad al Tribunal, y negar que la práctica habitual sí era enviar los restos —sean o no pesables— a la Policía Científica es evidente […]. Una ocultación de vestigios que impidió, definitivamente, que la investigación pudiera determinar sin lugar a dudas la marca comercial del explosivo utilizado por los terroristas del 11-M, y que SÁNCHEZ MANZANO quiso tapar al Tribunal haciéndole creer que nunca se enviaba a la Policía Científica lo que, en realidad, se le había enviado siempre (p. 27) [negritas añadidas por mí].

Vemos, pues, que, pese a que el querellante insiste (“siempre”) con no menor contundencia que la que se atribuye al “nunca” de S-M, lo cierto es que, en efecto, la remisión de restos no era lo habitual. Por tanto, aunque consideráramos que las declaraciones de S-M no pueden interpretarse en sí mismas con menor rotundidad de la pretendida por la querella, difícilmente podría estimarse sustancial o esencial una inexactitud que significa pasar del “nunca” al “casi nunca” o “rara vez”.

Como detalle adicional, De Pablo menciona en su querella (p. 27) que “en el Legajo nº 1 de prueba anticipada del juicio del 11-M (cuyo testimonio se interesará) consta un listado de 47 páginas de explosiones tras las cuales los TEDAX remitieron los restos no pesables a la Policía Científica”. Bien, ya se ha visto cuáles son los datos reales ofrecidos por el oficio remitido a la juez Lledó. Pero es que, además, ese listado a que se refiere De Pablo ya fue exhibido en la vista del juicio ante la AN, para sustentar idéntica alegación. La transcripción del episodio (sesión de 28.5.2007) demuestra lo atento que estuvo el juez Gómez Bermúdez y cuán interesadamente oculta ahora el querellante lo que no le conviene:

GB: Señor secretario, lea por favor… lea por favor, el final del oficio de la nota interior que hay dentro del legajo.
Secretario: Nota interior de la Unidad Central de Análisis Científicos, sección Química a Comisaría General de Policía Científica, Secretaría General, fecha 9 de febrero del 2007. Asunto: Sobre análisis de restos de explosivos de atentados terroristas desde 1990. Último párrafo. Que nunca se tiene la certeza de que los análisis informes sean de restos recogidos de los focos de una explosión, ya que dicha información con carácter general es desconocida en el laboratorio, al recibir sólo un número de expediente de las muestras.

Lo más importante a efectos de la acusación de falso testimonio contra S-M es que, según De Pablo, la supuesta mentira sobre si los vestigios se remitían siempre o no tenía por objeto ocultar el hecho de que el no haber enviado las muestras a la PC fue lo que impidió que “la investigación pudiera determinar sin lugar a dudas la marca comercial del explosivo”. Ya he rebatido la primera premisa (que siempre se remitían; ni siquiera era habitual) y es fácil destruir la segunda. Una vez más, el oficio recabado por la juez Lledó declara expresamente:

Respecto a la cuestión de las ocasiones en las que, por tratarse de material explosionado, no ha podido determinarse la marca comercial del explosivo utilizado por los terroristas, cabe decir que en ninguno de los Informes Periciales de Análisis, figura el nombre comercial del o los explosivos que hubieran estado presentes”.

Por tanto, la supuesta infracción de los “protocolos” (que no existió), ni siquiera pudo haber impedido que la PC hiciera algo que nunca había hecho (asignar el nombre comercial de un explosivo a partir de restos explosionados).

Pero es que esta cuestión del nombre comercial, de la marca, es de suma pertinencia a efectos de interpretar, una vez más, en su justa medida, la deposición de S-M ante el tribunal de la AN. Pues resulta que De Pablo no preguntó simplemente si se enviaban los restos a la PC, así, sin más. Lo que preguntó repetidamente fue: “¿Se remitían a la Policía Científica para que lo determinara [el nombre comercial]?”. Especialmente ilustrativo resulta el siguiente pasaje, reproducido en la querella y más arriba en estas mismas líneas:

De Pablo: […] ¿No pensó que si se remitían al laboratorio de la Policía Científica […] se podría haber determinado la marca comercial de la dinamita?
[…]
GB: […] La pregunta [es] si no se planteó mandarlo a Policía Científica por la razón que le dice el letrado.

Ojo: “por la razón que le dice el letrado”, esto es, para determinar la marca comercial. Y la respuesta de S-M (“nunca se había planteado”), en sus propios términos, ¡es literalmente exacta! Es decir, no, nunca se había planteado enviar los restos post-explosión analizados en el laboratorio de los Tedax a la PC para que ésta determinara la marca comercial.
La manera en que De Pablo describe la forma de actuar que, supuestamente, debió haberse desarrollado con ocasión del 11-M y que, presuntamente, no se cumplió (los Tedax hacen un primer análisis rápido de urgencia, con carácter “investigativo”, no científico, y luego la PC analiza esos mismos elementos…) sugiere que existe una cierta superposición o confusión de alegadas irregularidades: por un lado está la cuestión del envío o no de las muestras no pesables a la PC y, por otro, la cuestión del “contraanálisis”, es decir, del envío de esas mismas muestras tras haber sido analizadas por los Tedax, acompañado de los extractos de lavado correspondientes. [Con carácter incidental, la confusión es más patente en las afirmaciones que, con la “prudencia” que le atribuye CGA, hace el perito Iglesias en su libro “Titadyn”: “A este respecto debemos señalar que la entrega de los extractos de lavado por parte de los Tedax a la Policía Científica venía constituyendo procedimiento habitual, hasta el punto de que las actuaciones así llevadas a cabo se relacionan en un legajo de veintitrés folios. En el caso del 11-M se hizo una excepción y no se siguió el protocolo habitual.” Prudente, sin duda.] Sobre este particular, y aparte de las extensas explicaciones ofrecidas por la “tedaxa” durante el juicio acerca de los famosos lavados, algo que ya se ha discutido hasta la saciedad, conviene rescatar un momento de sus declaraciones (sesión de 28.5.07):

A PEDRAZA: Bien. ¿Usted no… no tuvo ninguna sospecha, como especialista, y no pudo mandar el resto, o sea, ya dado que ha dicho que había seleccionado una serie de muestras para que todas fueran analizadas por Comisaría General de Policía Científica para hacer una especie de contraanálisis y confirmar todos sus resultados?
Perito 17632: Nosotros jamás nos hemos hecho contraanálisis entre Policía Científica y yo.
A PEDRAZA: Nunca. Pero cuando…
Perito 17632: Jamás.

A mi entender, en suma, puesto que las preguntas de De Pablo son demostradamente incorrectas en su presupuesto fáctico, no tendría sentido condonar u obviar tal inexactitud para tener por probado, en cambio, el ánimo malicioso y mendaz de S-M, ya que, habiéndose comprobado que lo que asume el letrado es falso (la Policía Científica siempre podrá dar el nombre comercial), lo que responde S-M es literalmente cierto: nunca se envían “por la razón que dice el letrado” (Gómez Bermúdez dixit), esto es, para que se determine el nombre comercial. Pure and simple.

Y dejo el detalle más curioso para el final. Tal vez me pase de suspicaz, pero observo algo llamativo en la transcripción que ofrece la querella del interrogatorio a S-M, y con algunos tipos nunca se sabe. Me refiero concretamente a este punto (p. 23):

—PREGUNTA: Y vamos a ver, usted, al ver que no se había podido determinar el tipo concreto, la marca comercial de la dinamita ¿no pensó que si se remitían al laboratorio de la
Policía Científica, con muchos más medios, se podría haber determinado la marca comercial de la dinamita?
—SÁNCHEZ MANZANO: Mire, en los atentados del 11M no se planteó cambiar ni los protocolos ni las normas de actuación.
[1]—PREGUNTA: Pero esa no es la pregunta, no si se cambiaron los protocolos, sino si no se planteó mandarlo a Policía Científica por la razón que le dice el letrado.
—SÁNCHEZ MANZANO: No, porque nunca se había planteado.
[2]—PREGUNTA: O, sea, ¿no porque nunca se había hecho?
—SÁNCHEZ MANZANO: No, porque nunca se había hecho.

¿Alguien detecta la sutil diferencia con la transcripción de este mismo pasaje que ofrecí al principio? Tal como se reproduce, da la impresión de que existe un interrogatorio (“pregunta”) entre un letrado y S-M. Pero, para empezar, las “preguntas” que he señalado con sendos números entre corchetes corresponden, de hecho, a intervenciones del presidente del Tribunal, Gómez Bermúdez, no a preguntas del abogado (De Pablo). ¿Una nimiedad? Especialmente peculiar me resulta el tratamiento de la “pregunta” [2]. No sólo es que no se trata de una pregunta del letrado (habla GB), sino que, en realidad, ni siquiera es una pregunta. Merece la pena ver el vídeo correspondiente y no perder detalle (en torno al min. 43:30  http://www.youtube.com/watch?v=ImhuXW-SvDk). Ningún letrado pregunta a S-M para que éste dé libremente una respuesta rotunda (“nunca se había hecho”), acaso más rotunda incluso que la declaración que la precede (“nunca se había planteado [enviarlo a PC por la razón que dice el letrado]”). Siguiendo con atención las imágenes se comprueba que la secuencia es distinta a como la representa De Pablo. Tras la respuesta de S-M “no, porque nunca se había planteado”, Gómez Bermúdez afirma, repito, afirma, no pregunta: “o sea, no porque nunca se había hecho”. Es decir, en cierto modo, el presidente del tribunal retoca o modifica ligeramente la respuesta del testigo y podría pensarse que pone esas palabras en su boca, que redirige o reconduce su respuesta. La intervención de GB se hace en su conocido tono de autoridad, acompañado de un gesto firme, gesto que, de hecho, corta al testigo cuando éste, tras repetir mecánicamente la “reconstrucción” que el juez ha hecho de sus palabras, trata de continuar con un interrumpido “y…”. GB zanja entonces la cuestión con un movimiento de su mano y una ininteligible pero concluyente expresión.

En fin, normalmente no descendería a tal nivel de detalle, y tal vez sólo he dicho tonterías (que opinen los expertos juristas), pero cuando lo que se discute es el supuesto falso testimonio de un policía a quien un escritor de ficción jurídica quiere llevar a la cárcel, supongo que hay que arremangarse y picar la mina, aun a riesgo de caer en el “meseocurrismo”.

Last edited by Rasmo (02-10-2009 00:53:03)


Wars not make one great

Offline

#310 02-10-2009 00:52:11

morenohijazo
Administrador
Registered: 05-10-2006
Posts: 5,766
Website

Re: Querellas conspis

De "El Mundo" hoy:

POR SI no fueran suficientes los tres años de cárcel que pide el fiscal del juzgado de instrucción nº 7 de Madrid contra Antonio Rubio, subdirector de EL MUNDO, el juzgado de instrucción nº 20 de Madrid le impuso ayer 1.000 euros de multa por negarse a revelar la fuente de información que le entregó un documento en el que se desvelaba la nueva identidad del confidente y testigo protegido Cartagena.

Otro artículo del mismo periódico:

«La protección de las fuentes periodísticas es una de las piedras angulares de la libertad de prensa. [...] La ausencia de tal protección podría disuadir a las fuentes periodísticas de ayudar a la prensa a informar al público sobre cuestiones de interés general. La prensa podría ser menos capaz de jugar su papel indispensable de 'perro guardián'», argumentó.

Esta frase es de un caso famoso, el caso Goldwin, que no es comparable al de Rubio; en este que nos ocupa, un funcionario cometió un delito al entregar (se supone que sobornado) un documento a Antonio Rubio.

En cualquier otro caso, un funcionario que haga ésto (aunque el documento lo quiera para hacer confetti) habría cometido un delito y sería obligación de quien conociese el asunto proceder a denunciarlo. Increíblemente, si lo quiere para vendérselo a un periódico parece que debe quedar impune...

También es de mondarse que, en otro momento, dice "El Mundo":

Si se tratara de evitar un grave daño o proteger una vida, habría que ponderar hasta donde llega el derecho al secreto profesional. Pero aquí no existe tal conflicto de intereses.

Para empezar, es que se trata de eso. Ese funcionario desleal cometió, al parecer, un delito que ponía en peligro la vida de otra persona.

Pero ya me revuelco cuando leo que "habria que ponderar hasta dónde llega el derecho al secreto profesional". ¡Estos tíos se creen por encima de la vida y la muerte..."


La mentira tiene las patas cortas, pero calza zancos al lado de las exclusivas conspiracionistas

Offline

#311 02-10-2009 01:57:04

morenohijazo
Administrador
Registered: 05-10-2006
Posts: 5,766
Website

Re: Querellas conspis

Rasmo: De tonterías, nada de nada. En tu nivel habitual, amigo mío.

Un par de puntualizaciones:

1)

Sánchez-Manzano: Se ha hecho… se ha hecho así habitualmente, desde siempre

Esta frase no tiene el valor de rotundidad que le atribuye De Pablo. No sólo el "habitualmente" significa "rutinariamente","generalmente" o "la mayoría de las veces", lo cual es rigurosamente cierto, sino que "desde siempre" tiene un valor eminentemente de locución temporal. Es decir, traduzcámosla por "desde que se creó el laboratorio", "desde que me acuerdo" y entenderemos que Sánchez Manzano no dice lo que pretende De Pablo.

2) Los demás "siempre" de Sánchez Manzano (que, por supuesto, si se demuestra que el suceso era "casi siempre" o "la mayoría de las veces", quedará desprovisto de toda relevancia penal) quedan considerablemente atemperados en su significado categórico por su llamada constante a que la Perito 17632 era quien decidía, quien tenía la última palabra... en suma, quien mejor podia responder a esa palabra. En otras ocasiones, durante el juicio, Gómez Bermúdez impidió preguntas como ésta por haber otro testigo, o perito, más capacitado para responder. En este caso no lo hizo, supongo que porque Sánchez Manzano era el jefe de la unidad. Ahora bien, y puesto que Sánchez Manzano no podía negarse a responder a la pregunta... digamos que reduce la sospecha que pudiera haber de mentira intencionada cuando un testigo te está diciendo que no es el mejor situado para responder, pero le fuerzas y... comete un error.

Inciso: leyendo los titulares de "El Mundo" de aquel día. y oyendo las Federicadas, recordaremos que acusaron a Sánchez Manzano de "no decir nada" y de "refugiarse tras las faldas de una subordinada" (adivinen quién dijo ésta). Parece increíble que quieran entrullar por falso testimonio a quie no dijo nada...

3) las cifras me chirrian un poco:

Como revela el oficio remitido a estos autos por la Dirección General de Policía de fechas 21 y 26 de Enero de 2009, entre el año 2000 y 2006, la policía científica realizó por petición de los Tedax 116 informes mientras que los Tedax 72, y de estos 116 informes, constan que entre los años 2000 y 2006, ambos inclusive 10 informes lo fueron de sustancias no pesables, de restos de explosivo no pesable analizados por la policía científica (p. 34).


En realidad, suponiendo que los TEDAX analicen sólo muestras "no pesables", habría que dividir 10 entre 10+72, es decir, el cociente de muestras "no pesables" que se mandaron de los TEDAX a la Policía Científica sería 10/82 = 0,122, más o menos, es decir, un 12 %

Es un poco más, pero sigue siendo una abrumadora minoria y no es eso lo que me "chirria"

La perito dijo:
Pero de esas muchísimas veces pueden ser, creo recordar, ahora ya cuando me ha leído el señor secretario ese tema, y creo que de 3000 asuntos eran unos setenta y tantos hechos por Policía Científica

Lo malo es que la perito habla de memoria (desde luego no se prepararon sus declaraciones con intención de dañar a los compañeros, como otros) y puede estar equivocada, pero ¿puede tener razón? Es que, aunque sea aproximada, hablamos de unas cifras de 75 /3000 = 2,5 %

Hay que tener en cuenta que el informe que conocemos es el aportado por De Pablos's boys. Es decir, puede ser una estadística hecha con determinadas premisas que favorezcan sus tesis.

Para empezar, según De Pablo, en 7 años (2000 a 2006 inclusive ambos) la perito habría hecho 72 análisis, lo que supone 10 al año, menos de uno al mes.

La perito afirmó que sus 3000 analíticas las había hecho en 20 años. Son 150 al año; Si trabajó una media de 250 dias/año (bajas y congresos descontados) aún salen menos de una diaria, es decir, una cifra muy razonable, mucho más que una al mes...

En fin, estoy seguro de que los abogados de Sánchez Manzano habrán buscado todas estas cosas y las pondrán negro sobre blanco.

4) Corolario humorístico (o no): Tras leer “en el Legajo nº 1 de prueba anticipada del juicio del 11-M (cuyo testimonio se interesará) consta un listado de 47 páginas de explosiones tras las cuales los TEDAX remitieron los restos no pesables a la Policía Científica” Rasmo parece sorprenderse de que las "47 páginas" hayan quedado reducidas a "10 casos".

No hay motivo. No pasa nada. recordemos que se trata de Perito Escribano, el de "No tengo ni idea de para qué sirve este producto, pero voy a llenar unas resmas de papel con especulaciones que carezcan del rigor necesario; que nada aporten, en principio, a la investigación de un delito de terrorismo; que, en cambio, sí generen confusión y turbiedad en la investigación y en la opinión pública; con información complementaría de escaso, por no decir nulo valor; meras especulaciones sin una base científica; con especulaciones subjetivas que sólo sirvan para generar incertidumbre, suspicacias y confusión; datos y  argumentos especulativos carentes de rigor, sin adjuntar los hechos complementarios que los cuestionen, y datos accesorios irrelevantes, inanes o inocuos a los fines de la función probatoria …"

Last edited by morenohijazo (02-10-2009 01:57:47)


La mentira tiene las patas cortas, pero calza zancos al lado de las exclusivas conspiracionistas

Offline

#312 02-10-2009 03:02:59

lejianeutra
Miembro
Registered: 17-09-2006
Posts: 1,330

Re: Querellas conspis

morenohijazo wrote:

3) las cifras me chirrian un poco:

Como revela el oficio remitido a estos autos por la Dirección General de Policía de fechas 21 y 26 de Enero de 2009, entre el año 2000 y 2006, la policía científica realizó por petición de los Tedax 116 informes mientras que los Tedax 72, y de estos 116 informes, constan que entre los años 2000 y 2006, ambos inclusive 10 informes lo fueron de sustancias no pesables, de restos de explosivo no pesable analizados por la policía científica (p. 34).


En realidad, suponiendo que los TEDAX analicen sólo muestras "no pesables", habría que dividir 10 entre 10+72, es decir, el cociente de muestras "no pesables" que se mandaron de los TEDAX a la Policía Científica sería 10/82 = 0,122, más o menos, es decir, un 12 %

También sugiere que solo el 8,6% de las muestras (10 de 116) enviadas por los Tedax a la PC corresponden a muestras "no pesables", o de otro modo, que el 91,4% de lo enviado por los Tedax a la PC son muestras "pesables".

Lo cual, teniendo en cuenta que rara vez de los atentados se obtienen "muestras pesables" (que más bien provienen de incautaciones), da idea de cuál era el papel de unos y otros en caso de atentados.


La verdad no está siempre en el fondo de un pozo. En realidad, yo pienso que, en cuanto a lo que más importa conocer, es invariablemente superficial. La profundidad se encuentra en los valles donde la buscamos, pero no en las cumbres de las montañas, que es donde la vemos

                                  Auguste Dupin, detective

Offline

#313 02-10-2009 09:22:03

Mangeclous
Miembro
Registered: 17-09-2006
Posts: 2,231

Re: Querellas conspis

Al hilo de las atinadas consideraciones de Rasmo, ¿no sería hora de publicar algo en el blog con los últimos datos que dejan en evidencia todas esas mentiras tan persistentes?

Por cierto, para lo de la cantidad de asuntos analizados por la perito y por la PC se podría hacer una correlación con el número de atentados de ETA, por ejemplo. Que lo haga un peón de guardia, quiero decir. lol

Offline

#314 02-10-2009 18:34:43

morenohijazo
Administrador
Registered: 05-10-2006
Posts: 5,766
Website

Re: Querellas conspis

Lo cierto es que estos días hemos mantenido una intensa actividad en el Foro, y personalmente no he podido dedicar el tiempo que hubiera deseado a preparar artículos en el blog. Ni que decir tiene que las obligaciones familiares y laborales (además del trabajo normal, llevo dos semanas muy pringado con un trabajo de investigación y un Comité Organizador de un evento científico) tampoco me han ayudado, precisamente smile


Trataré de escribir un par de artículos en cuanto pueda, pero se admiten sugerencias y colaboraciones... smile


La mentira tiene las patas cortas, pero calza zancos al lado de las exclusivas conspiracionistas

Offline

#315 02-10-2009 22:13:18

natxox
Miembro
Registered: 18-09-2006
Posts: 895

Re: Querellas conspis

Sobre el tema de las fuentes periodísticas, en este caso la "fuente" es un funcionario que está cometiendo un delito de revelación de secretos, delito que comete también el periodista al publicarlos.


The truth comes out
when the spirit goes in.

Offline

#316 08-10-2009 23:41:55

Rasmo
Cenista oficial
Registered: 20-09-2006
Posts: 1,578

Re: Querellas conspis

A VUELTAS CON LA "MARCA" HISPÁNICA (LA DE LOS EXPLOSIVOS)

No me cabe duda de que las cosas siempre se pueden hacer mejor. Y no discutiré que los medios de la Policía Científica fueran superiores a los del laboratorio TEDAX. Según reza el oficio de la Policía Científica recabado en el marco de la demanda interpuesta por S-M contra El Mundo, “por orden de la superioridad, desde octubre de 2006, todas las analíticas referidas a explosivos, se realizan en los Laboratorios de la Comisaría General de Policía Científica”. Es obvio que esto supone la constatación (probablemente no ajena a la controversia suscitada en torno al 11-M) de que dichos laboratorios son los más adecuados. Pero cabe, por un lado, hacer la lógica deducción según la cual, si eso es así desde octubre de 2006 “por orden de la superioridad”, la práctica habitual debía de ser distinta antes de esa fecha. Por otro lado, que una práctica sea mejorable no convierte automáticamente a quien la lleva a cabo en reo de un delito. Como anécdota personal, diré que en mi trabajo, en una gran institución, a mediados del año 2001 aún empleábamos como procesador de textos la versión MS-DOS de Wordperfect, algo que, para emplear un adjetivo que CGA ha aplicado al laboratorio de los Tedax, siempre me pareció “tercermundista”. Pero a nadie se le ocurrió ni se le ocurriría afirmar que cualquier posible deficiencia derivada de aquel hecho nos convertía en criminales o convertía en criminales a mis superiores.

Pues bien, aun admitiendo que, efectivamente, el laboratorio de los Tedax no fuese el más adecuado, para que prospere la querella contra S-M y su entonces subordinada no bastará con demostrar que la PC contaba con más medios. De hecho, esto último no lo niega nadie. La propia perito decía en el juicio (sesión de 28.5.07):

…en general es eh… siempre que hay un explosivo entero y dentro de las analíticas que se realizan en el laboratorio no se pudiera detectar algún aditivo o alguna sustancia que pudiera estar presente, se envía a Policía Científica para que hagan el análisis con los medios que ellos tienen que son superiores a los nuestros.

No. A S-M y su subordinada se les acusa, entre otras cuestiones, de haber retenido de forma ilegal y dolosa las muestras de los focos (muestras post-explosión, no de “explosivo entero”), y se afirma que ello, el no haberlas remitido a la PC (junto con “las aguas de lavado”), fue la causa, o una de las causas, de que no se pudiera fijar la marca del explosivo.
Ya se ha comentado que, a partir de la información con la que se cuenta, no parece acreditada la existencia de ninguna obligación legal al respecto. Por otro lado, si hemos de creer lo que la juez Lledó refleja en su sentencia desestimatoria de la demanda de S-M contra El Mundo, ni siquiera puede sostenerse que el envío de los vestigios explosionados fuera una práctica frecuente. En cuanto al “lavado de las muestras”, poco puedo añadir al examen publicado en su día por Morenohijazo en el blog. Aquí hablaré de la parte referida a la posibilidad de determinar la marca del explosivo, como repetidamente afirma De Pablo en su querella contra S-M, a partir únicamente de restos explosionados (a diferencia del examen de restos intactos). [Repetiré parte de los argumentos expuestos en otros mensajes: mensaje 1; mensaje 2; mensaje 3. No me gusta la autocita, pero así hago una especie de índice recopilatorio.]

En efecto, la querella (p. 33) sostiene que

La actuación de los dos querellados (y de quienes les ordenaron actuar como actuaron) […] impidió que la Policía Científica determinara la marca concreta del explosivo empleado en los atentados.

En esta misma línea, el Perito Iglesias señala en su libro “Titadyn” que

…con la dotación de un laboratorio moderno se pueden identificar con relativa facilidad, mediante análisis de los restos de las explosiones, el tipo de dinamita (Goma 2 ECO, Titadyn u otra) empleado.

Obsérvese que al hablar del “tipo de dinamita” está refiriéndose al nombre comercial. Como ya se ha dicho en otros momentos, tal aserto no ha sido demostrado por Iglesias ni sus amigos mediáticos. De hecho, lo que pretendo demostrar es que su propia actuación en los análisis desarrollados en la pericial del 11-M, llevados a cabo sin duda en un “laboratorio moderno”, desmienten tal afirmación y, además, nos permite hacer una reflexión genérica sobre su actitud acientífica y de todo punto carente de rigor.
En realidad, no haría falta siquiera empezar la discusión, cuando el propio informe pericial de mayo de 2007 contiene, en su página 19, la siguiente afirmación conjunta:

Los análisis efectuados sobre las evidencias o los restos procedentes de una explosión están encaminados a descubrir componentes del explosivo o mezcla explosiva utilizada, por lo que difícilmente se podrá concretar la marca o tipo del explosivo utilizado.

Pero con los conspiracionistas siempre hay que diseccionarlo todo. Inútilmente, además.

Bien, tanto en sus conclusiones particulares en el informe de 2007 (p. 199) como en su libro “Titadyn”, Iglesias concluye que es “altamente probable” que, al menos en la estación de El Pozo, hubiera explotado titadyn, al tiempo que descarta que en el resto de los focos explotara Goma 2 ECO. Está claro, pues, lo que opina.

Porque, recordemos, en la muestra M-1, “aparecen todos los componentes, aparece el retrato robot del Titadyn, que para eso se hacen las analíticas” (EM, 18.5.2009). O, en palabras de su colega perito “independiente” Carlos Romero, “El cromatograma es clavado, es clavado. Todo, todos los picos que tenía el Titadyn aparecieron, todos” (EM, 19.5.2009).

Nótese que toda esta seguridad se extrae únicamente de un análisis cualitativo (y no cuantitativo) de un resto post-explosión (un análisis que sólo dice lo que se encuentra, no en qué proporciones o cantidades), ya que, como indica Iglesias en el informe antes citado (p. 199):

El análisis cuantitativo operado sobre esta muestra [M-1], con posterioridad al cualitativo, carece de sentido a nuestro juicio

Lo explica más detenidamente en su libro, sin perder ocasión de rejonear al director de la pericia [y sin que, aparentemente, la juez Lledó se haya percatado de ello a la hora de dictar sentencia]:

En vista de que tras una explosión desaparecen en gran medida los componentes del explosivo, el análisis cuantitativo de los restos carece de sentido, porque no aporta datos coherentes para deducir su composición cuantitativa. Para identificar los componentes de un explosivo es suficiente el análisis cualitativo. Por esta razón, uno de los principios expuestos en el plan de trabajo y aceptado de común acuerdo entre todos los peritos fue que las muestras de los focos no se someterían a análisis cuantitativo, teniendo además en cuenta la escasez de materia analizable. Sin embargo, y contrariamente a este criterio, que consideramos razonable, el análisis cuantitativo de la muestra M-1 fue impuesto por el director de la pericia.

Por tanto, la confiada identificación del explosivo se hace sobre la base de un listado de componentes detectados en el análisis. Así, en la famosa muestra M-1, se habían hallado componentes comunes a la Goma 2 ECO y al Titadyn, como el nitroglicol (EGDN) y la nitrocelulosa (NC). Pero, como recoge en sus conclusiones en el informe de 2007 (p. 199):

La presencia conjunta en la muestra M-1 de DNT, EGDN, NG, componentes de TITADYN, indica que es altamente probable que este explosivo haya estallado en el foco nº3 de la estación de El Pozo.

Y, en su libro, reproduce más extensamente esta conclusión:

La presencia conjunta de nitrato amónico (AN), dinitroetilénglicol (EGDN), dinitrotolueno (DNT) y nitroglicerina [NG] confieren a esta muestra [M-1] la característica de permitir discriminar el tipo de dinamita utilizado en el foco de donde fue extraída.

Todo ello, repito, basándose en un examen meramente cualitativo. Parece, en consecuencia, que la afirmación de la “tedaxa” se desdibuja. En efecto, como afirma el Sr. Iglesias es posible determinar el tipo de dinamita (esto es, según él mismo expone, la marca comercial del explosivo) con esta clase de análisis… ¿O no?

Lo más llamativo es que el propio Iglesias, en la primera parte de su libro, dedicada a los “antecedentes”, da cuenta de la existencia de una marca de dinamita, la “Dynaroc” (o “Dinaroc”), cuyos fabricantes y los de Titadyn, dice, “han tenido alguna vinculación, por lo que existen equivalencias entre algunos de sus productos”. Añade, en efecto, un cuadro de componentes en el que se observa con toda claridad que diversos grados de Dynaroc presentan una composición cualitativamente idéntica a la de algunos tipos de Titadyn. Así, todas las variedades de Dynaroc que describe contienen nitroglicol, nitroglicerina, nitrocelulosa, nitrato amónico y dinitrotolueno. Me permito añadir que su presencia en España parece documentada en fechas cercanas a los fatídicos atentados de Madrid, pues el Diario de León informaba el 31.10.2002 de un grave accidente de un camión con 8.300 kilos de explosivo en la autovía León-Burgos, tras haber salido de la fábrica de Ibernobel-Orica en Valderas:

Un explosivo que transportaba el vehículo era Dinaroc, una marca de dinamita encartuchada de fabricación francesa, sensibilizada con nitroglicerina.

La pregunta, pues, es obvia: sobre la única y exclusiva base de los resultados analíticos cualitativos, ¿cómo sabe el Sr. Iglesias que ha explotado titadyn y no dynaroc? Respuesta: no lo sabe. No puede saberlo.

Y, aunque este perito no añada más ejemplos similares, no acaban ahí los candidatos. Personalmente, mi preferido es el Frangex. Me explico. La compañía irlandesa Irish Industrial Explosives vende (o al menos vendía) desde 1967 un tipo de dinamita a base de nitroglicerina con la denominación comercial de Frangex. La información pertinente estaba disponible en la página web de la empresa hasta hace, literalmente, unos días. En la última semana han desaparecido los enlaces correspondientes, pero es posible “rescatar” los datos a que me refiero pinchando aquí. Según descripción de la empresa [en el anterior enlace, pinchar en “safety data” y ver “chemical composition”], se trata de un explosivo a base de nitroglicerina y nitroglicol que contiene, entre otros, DNT, nitrocelulosa y nitrato amónico. Lo interesante de este explosivo es que ha sido utilizado durante décadas por los grupos terroristas norirlandeses, IRA en especial.

Así, el 27 de enero de 2004, en el marco de una comisión parlamentaria irlandesa acerca de los atentados de Dublín y Monaghan (17 de mayo de 1974), uno de los declarantes exponía:

En aquella época, las existencias de explosivos comerciales del IRA provenían de robos perpetrados en las fábricas de Irish Industrial Explosives en la República. El explosivo más destacado de los usados era Frangex […]. El IRA consiguió hacerse con grandes cantidades de él. Por su parte, los terroristas leales no tenían esa disponibilidad. Tenían pequeñas cantidades obtenidas de las canteras, al igual que el IRA.

Igualmente, el INLA (Irish National Liberation Army) cometió un atentado en Derry, en 1982, empleando Frangex. En 1983, un plan para atentar contra el Príncipe Carlos de Inglaterra y su esposa utilizando Frangex fracasó porque el terrorista al que el IRA encargó la acción resultó ser un confidente de las fuerzas policiales. En diciembre del año 2000 (pocos meses antes de que ETA robara titadyn en Grenoble), la policía se incautó de entre 80 y 400 cartuchos (dependiendo de las fuentes) de Frangex en un zulo hallado en un terreno de Kilkenny, pertenecientes, al parecer, al IRA auténtico.

Cabe imaginar cuántos agujeros negros habría podido extraer cualquier ufólogo reconvertido a partir de esta “Irish connection”. Y si alguien piensa que ni siquiera El Mundo haría relaciones tan extrañas, sólo tiene que leerse el editorial de 5 de agosto de 2005. Sí, amigos, la misma mano negra está detrás del 11-M y el 7-J (Londres, 2005), y teniendo en cuenta que la tesis islamista no goza de simpatías chez Pedro Jota… ¡Qué excitantes posibilidades!

Y es que el Frangex no deja lugar a dudas. El libro “Current Practice of Gas Chromatography-Mass Spectrometry” incluye un capítulo 16 (de Shmuel Zitrin, experto forense israelí) dedicado al análisis de explosivos mediante cromatografía de gases con detección por espectrometría de masas (GC/MS), una de las técnicas empleadas en la pericial del tribunal del 11-M por Iglesias y compañía. En dicho capítulo se exponen los resultados del análisis (cuantitativo y cualitativo) de diversos explosivos intactos. La página 394 nos deleita con el siguiente pasaje:

Se analizaron mediante GC-MS varios explosivos comerciales a base de NG, empleados por terroristas en Irlanda del Norte. Los explosivos contenían nitrato amónico, NG, EGDN [nitroglicol], una mezcla de isómeros de DNT, NC [nitrocelulosa] y serrín. La finalidad forense del estudio consistía en caracterizar las diferentes marcas (Frangex, Frangex nº 1, Plaster Gelatin y Opencast Gelignita) según la ratio entre los diversos isómeros de DNT.

Puesto que el autor examina explosivos intactos, olvidémonos de la última parte relativa a la diferenciación de las marcas en función de la ratio de isómeros [análisis que no puede hacerse en un resto explosionado, pues, como recordaba el mismo Iglesias en la sesión del juicio de 28.5.07, hablando de los componentes: "En un foco esas proporciones se distorsionan después de la explosión"]  y quedémonos con la mera relación cualitativa de los componentes hallados experimentalmente: nitroglicerina, nitroglicol, DNT, nitrato amónico, nitrocelulosa… Vaya, la pregunta es obvia una vez más: ¿Cómo sabe el Sr. Iglesias que en El Pozo estalló Titadyn y no Frangex. Respuesta: no lo sabe. No puede saberlo.

Y aún podemos ser más cenizos: ¿Cómo sabe el Sr. Iglesias que sólo explotó una marca de dinamita y no dos o más? A partir del listado de componentes hallados en los focos (para ser más precisos: en una sola muestra de un solo foco), podríamos conjeturar la hipotética mezcla de una de las múltiples dinamitas con NG (pero sin DNT), con otras dinamitas que sí incorporan DNT y pueden o no contener NG. Las posibles combinaciones son numerosísimas. En este sentido, los propios peones negros nos aportan información sobre diversas series de dinamita (por ejemplo, AXD 500 Series; Extra Gelatin Series; Red Diamond Series) con nitroglicerina, nitroglicol, nitrato amónico y nitrocelulosa, comercializadas por Austin Powder Company (Ohio, Estados Unidos). Cualquiera de ellas (o mezcla de ellas), con unos cartuchos de  Dynaroc, Frangex, Goma 2 EC o, incluso, Titadyn, habrían podido ofrecer los resultados cualitativos de la M-1 (el DNT, la NG, el AN y el EGDN) a los que Iglesias atribuye explícitamente la capacidad de “discriminar” entre “tipos de dinamita”.

Por tanto, repito mis preguntas: ¿Cómo sabe el Sr. Iglesias, únicamente observando cromatogramas, que explotó Titadyn y solo Titadyn? Respuesta: no lo sabe. No puede saberlo. Es decir, su determinación del Titadyn no puede basarse en datos única y exclusivamente químicos extraídos de la pericial, sino que, por fuerza, debe incorporar consideraciones extraanalíticas. ¿Y cuáles son estas consideraciones? Él mismo las aclara en su intervención en el programa radiofónico de “La Tarde con Cristina” de 2.7.2009 (min. 12:30 aprox.):

Se da la circunstancia de que nosotros, los peritos independientes, pedimos para contrastar con todas la pruebas analíticas que teníamos, pues una muestra de titadyn. Porque realmente el debate se centraba en dos explosivos: Goma 2 ECO o Titadyn.

“El debate se centraba…” ¿Qué debate? Puesto que el análisis químico se limita a ofrecer un listado de componentes, este caballero no puede sino referirse al debate “en la calle”, al debate sociopolítico o a la discusión mediática… Consideraciones extracientíficas de un perito que, como señala Casimiro G. Abadillo en el Prólogo, “había seguido el 11-M como lector de periódicos”. Bien se ve, por tanto, que no es la desnuda frialdad de un cromatograma la que ha dictaminado la presencia exclusiva de Titadyn. Pero, incluso en los términos en que este químico plantea la cuestión, cabe objetar que ese “debate” no se ha limitado al Titadyn frente a la Goma 2 ECO. Durante un tiempo, las tropas disidentes sugirieron la utilización de algún tipo de explosivo militar, en concreto Semtex. Y, no nos engañemos, el “debate” del Titadyn no es otra cosa que el debate de ETA sí/ETA no. Ya lo dijo en su día el vicedirector de El Mundo en su artículo de 18.6.07:

Otro explosivo lleva necesariamente a otros autores. Eso es evidente. Y, desde luego, la aparición de Titadyn lleva indefectiblemente a ETA

Aunque ahora, con esa “seria, rigurosa y veraz” inconsistencia característica, el Sr. G. Abadillo se haga el remolón ante los micrófonos de la Sra. Schlichting, el perito Iglesias no parece tan melindroso. Para él esta claro “el debate”; repasemos la jugada:

La Tarde con Cristina, 2.7.2009 wrote:

[12:10] CGA: ¿Qué autores? Bueno, pues yo, desde luego, no voy a cometer la torpeza de decirlo sin tener pruebas, pero lo que está claro es que ni están todos los que son, ni son todos los que están.
Cristina: ¿Quién usa titadyn?”
A. Iglesias: ¿Quién usa titadyn? […] Se da la circunstancia de que nosotros, los peritos independientes, pedimos para contrastar con todas la pruebas analíticas que teníamos, pues una muestra de titadyn. Porque realmente el debate se centraba en dos explosivos: Goma 2 ECO o Titadyn. Y, bien, nos proporcionó la Guardia Civil una muestra de Titadyn que provenía de una partida que habían incautado a la ETA quince días antes, eh… en, una…
CGA: …en Cañaveras.
A. Iglesias: En Cañaveras.
Cristina: A mí me parece que es verde y con asas la alcarraza, Casimiro.

Y tan verde.

Y resulta que ese “debate” ni siquiera está tan claro, pues otro de los excelsos dudantes, el improvisado investigador Luis del Pino, ha llamado repetidamente la atención sobre la falaz alternativa:

Porque intentaron encerrarnos a los españoles desde el principio en una falsa disyuntiva: o ETA o Al Qaeda. Pero al final la sociedad española se ha terminando percatando de que existen otras alternativas mucho más preocupantes y, por desgracia, cada día más verosímiles. (LdP, blog, LD, 27.9.2009)

[Idéntica idea y casi idéntica formulación, en sus entradas de 3.11.2007 y 12.7.2008.]
Lo suyo es apuntar más bien a las “cloacas”:

Desgraciadamente, cada vez va quedando más claro que el 11-M se diseñó, se organizó y se ejecutó desde las cloacas del Estado (EM, 20.6.07).

Y, me permito suponer, estas “cloacas” pueden emplear cualquier tipo de explosivo, ¿o no?

¿Y qué hay de la afirmación del uso exclusivo de una sola marca de dinamita? ¿Se basa en razones de más fuste que las anteriores? ¿Es una inevitable conclusión científica? Pues parece que no hay suerte, si atendemos a sus manifestaciones en la tantas veces mencionada intervención en “La Tarde con Cristina”, de 2.7.2009:

…no hay un factor de especificidad para decir que pueden haber estallado dos explosivos. Aparte de que el sentido común, y esto ya no es química, pues hace… me repugna la idea de que haya dos explosivos: hay uno o hay otro. Y el que tiene todas las papeletas, desde luego es el titadyn.

Oh, claro que no es química. Y el “sentido común” de este señor le ha hecho decir tales cosas que será mejor prescindir de todo comentario. Baste subrayar lo evidente: pese a las alharacas habituales y los pechos henchidos de pretenciosidad investigativa (“cuando la ciencia refuta la sentencia”), el dictamen que el Sr. Iglesias quiere pasar por verdad científica se fundamenta, en los dos extremos que aquí se discuten (la fijación del nombre comercial de la dinamita y su utilización exclusiva), en consideraciones exógenas a la propia analítica. Él no piensa tal cosa, por supuesto:

A. Iglesias [26:02]: Es una de las grandes aportaciones que como profesional, como químico, me siento satisfecho de haber aportado. La primera es un servicio a la verdad, a la sociedad, a las víctimas; la segunda un descargo de conciencia; y la tercera, pues es un poner de manifiesto cómo la química ha servido para llegar a conclusiones objetivas sobre los explosivos. Era lo que se nos pedía.
Yo me sentí también picado cuando pocas semanas o pocos días después de la sentencia, oía y leía en algunos medios de comunicación, no en El Mundo, pero en la mayoría de los otros periódicos: “No se ha podido determinar el explosivo”, “No se sabe”. ¿Qué pasa? ¿No se sabe habiendo descubierto todos los componentes, todos los ingredientes? No hay más que cruzar ingredientes y componentes de las dinamitas y llegar a conclusiones. Iglesias en La Hora de Federico, 28.5.2009

Pero, por mucho que insista y aunque no quiera reconocerlo, ese “debate” y ese “sentido común” antes señalados  son la prueba palmaria de que él mismo no ha sido capaz de corroborar con su propia actuación lo que afirma que puede hacerse en un laboratorio moderno: determinar el nombre comercial de la dinamita explosionada con solo “cruzar ingredientes”.

Y la cuestión esencial es que, si tomamos ese camino, el de los factores extraanalíticos y exógenos, no hay razón para detenerse después de tres o cuatro pasos confortables. El perito heroico no duda en despegar sus ojos del estrecho ámbito de su laboratorio para denigrar la actuación ajena y desacreditar a cada momento la versión oficial. No vacila, por ejemplo, en rebasar el estricto marco de su pericia y ejercer sus dotes investigadoras para colegir que “si la Goma 2 EC fue utilizada alguna vez en la mina Conchita, ello ocurrió mucho antes de 2004, dado que dejó de fabricarse en septiembre de 1999” y que “cualquier existencia que hubiera quedado en algún almacén estaría inservible para su uso como explosivo, máxime en las malas condiciones de conservación de la mina”. Este químico se permite incluso mostrarse suspicaz con la constatación en contrario del presidente del tribunal:

En la lectura de la sentencia, en cambio, el juez Gómez Bermúdez manifestó que habían llegado a su poder algunas facturas de venta de este explosivo [Goma 2 EC] datadas de 2004. A fecha de 17 de noviembre de 2007 desconocemos la procedencia de tales facturas.

No duda tampoco en referirse al resto de cartucho de la Kangoo y al explosivo de la mochila de Vallecas como “presuntas pruebas”, después de que la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo hayan constatado su validez. En el citado programa, La Hora de Federico (28.5.09), no se ahorra displicentes alusiones al juez instructor, “Del Olmo, que todos sabemos cómo ha llevado la instrucción, no es cuestión de entrar ahora de nuevo en ello” (min. 41:21). Su saludable escepticismo, sin embargo, no le alcanza para preguntarse por qué la Goma 2 EC de 1999 estaría caducada e inservible pero no así el Titadyn que ETA robó en 1999 y 2001. Para estas cosas no tiene nada que decir y se remite a los cromatogramas, donde, recordemos, “salió el retrato robot…”.

Pero, repito, transitando de forma cabal esta senda de las consideraciones extraanalíticas, llegamos a eso tan simple denominado valoración conjunta de la prueba. Esa valoración conjunta de la prueba que se niegan a realizar, para no desprenderse de la absurda idea de que todo lo que no sea el (imperfecto y falible) resultado del laboratorio… simplemente no existe. Esa valoración conjunta de la prueba que corresponde y correspondía realizar al tribunal, como recordó Gómez Bermúdez en un determinado momento de la pericial (sesión de 29.5.2007):

…no pueden estar haciendo continuamente precisiones sobre quisiera indicar o dejar de indicar, porque el Tribunal va a examinar todos los documentos, va a examinar documentos que ustedes ni han visto, y por lo tanto, ustedes, que sólo tienen una visión parcial y limitada de lo que estamos hablando…

Por eso resulta especialmente sangrante que, desde su visión parcial y limitada, este señor perito, que no ha visto en su vida un cromatograma de titadyn explosionado y que refuta con su propio comportamiento sus más notorias afirmaciones, se preste con su deletéreo testimonio a enviar a la cárcel a dos funcionarios públicos que sólo cometieron crímenes en la calenturienta y sectaria imaginación de este químico advenedizo.

Ah, y toda esta parrafada para terminar indicando que, según el oficio remitido por la Policía Científica en el marco de la demanda de S-M con El Mundo:

Respecto a la cuestión de las ocasiones en las que, por tratarse de material explosionado, no ha podido determinarse la marca comercial del explosivo utilizado por los terroristas, cabe decir que en ninguno de los Informes Periciales de Análisis, figura el nombre comercial del o los explosivos que hubieran estado presentes.

Pfff. Galileo moderno, dicen.

Last edited by Rasmo (10-10-2009 10:37:58)


Wars not make one great

Offline

#317 09-10-2009 18:47:49

Cero07
Miembro
Registered: 16-09-2006
Posts: 1,141

Re: Querellas conspis

Muy bueno, Rasmo. Gracias big_smile

Offline

#318 09-10-2009 20:53:41

lejianeutra
Miembro
Registered: 17-09-2006
Posts: 1,330

Re: Querellas conspis

Sencillamente imprescindible, Rasmo, como muchos de tus mensajes y artículos. Habría que hacer todo lo posible para que te llamaran a declarar lol

Un consideración al hilo de lo relatado/reflexionado en tu mensaje:

Si no fuera porque a Iglesias se le ve venir desde lejos, sería inexplicable en un científico como (supuestamente) es él su total oposición a que se hicieran "análisis cuantitativos" durante la pericial y que éstos tuvieran que ser impuestos por el director, según dice. Cualquier perito con verdadero ánimo de Saber hubiera pensado que, por más dudosa que fuera su utilidad, nada se perdía con intentarlo. Él en cambio dejó claras sus intenciones: "Para identificar los componentes de un explosivo es suficiente el análisis cualitativo", que es como decir "Quiero saber, pero no demasiado. Me interesan los componentes pero no la composición"... Era palpable su miedo a que un análisis cuantitativo pudiera tirar por tierra la labor para la que fue captado, y sus diez minutos de gloria en radio y prensa.

EDITO: Ya sabía que me olvidaba de algo... Inicio la petición popular: al Blog ¡YA!

Last edited by lejianeutra (09-10-2009 21:00:19)


La verdad no está siempre en el fondo de un pozo. En realidad, yo pienso que, en cuanto a lo que más importa conocer, es invariablemente superficial. La profundidad se encuentra en los valles donde la buscamos, pero no en las cumbres de las montañas, que es donde la vemos

                                  Auguste Dupin, detective

Offline

#319 09-10-2009 21:05:00

Errante
Miembro
Registered: 24-02-2008
Posts: 1,245

Re: Querellas conspis

Excelente artículo, como siempre, Rasmo. ¡Al blog ya!

smile


"En todo caso, mientras Gómez Bermúdez ajusta sus cuentas frente al espejo, nosotros debemos comenzar a ocuparnos de cómo mantener con vida esta media criatura que ha tenido a bien entregarnos.” P.J. Ramírez , padre de la criatura

Offline

#320 09-10-2009 21:30:05

morenohijazo
Administrador
Registered: 05-10-2006
Posts: 5,766
Website

Re: Querellas conspis

Por supuesto. smile

Esto marcha. Con un poco de suerte, terminamos la serie para la reanudación de las hostilidades en el juicio contra Sánchez Manzano, y el recurso de sus abogados (si es que lo recurren)

Last edited by morenohijazo (09-10-2009 21:57:14)


La mentira tiene las patas cortas, pero calza zancos al lado de las exclusivas conspiracionistas

Offline

Board footer

Powered by FluxBB