Foro del colectivo Desiertos Lejanos.

Lugar de debate de las teorias de conspiración del 11-M.

You are not logged in.

Announcement

Nueva política de registro. Ante la imposibilidad de contener el spam, toda persona que quiera registrarse en el foro tendrá que solicitármelo personalmente en Twitter por mensaje personal, a la cuenta @luismithr. Gracias por su comprensión.

#181 06-12-2009 18:40:04

Cero07
Miembro
Registered: 16-09-2006
Posts: 1,141

Re: Proposición sobre añadir posteadores en el blog

Rasmo, tienes un e-mail

Offline

#182 06-12-2009 21:17:34

Rasmo
Cenista oficial
Registered: 20-09-2006
Posts: 1,578

Re: Proposición sobre añadir posteadores en el blog

Cero07 wrote:

Rasmo, tienes un e-mail

Pues no he recibido nada, amigo, no sé si habrá algún problema técnico.


Wars not make one great

Offline

#183 06-12-2009 22:12:57

Cero07
Miembro
Registered: 16-09-2006
Posts: 1,141

Re: Proposición sobre añadir posteadores en el blog

Rasmo wrote:
Cero07 wrote:

Rasmo, tienes un e-mail

Pues no he recibido nada, amigo, no sé si habrá algún problema técnico.

He vuelto a enviarlo. Dime si lo has recibido.

Offline

#184 06-12-2009 22:29:23

Rasmo
Cenista oficial
Registered: 20-09-2006
Posts: 1,578

Re: Proposición sobre añadir posteadores en el blog

Cero07 wrote:
Rasmo wrote:
Cero07 wrote:

Rasmo, tienes un e-mail

Pues no he recibido nada, amigo, no sé si habrá algún problema técnico.

He vuelto a enviarlo. Dime si lo has recibido.

Sí, ya está, gracias.


Wars not make one great

Offline

#185 08-12-2009 18:15:40

Quetza
Miembro
Registered: 15-01-2008
Posts: 952

Re: Proposición sobre añadir posteadores en el blog

Ya han publicado la transcripción de la Comisión de Interior recogiendo el enfrentamiento Peral-Camacho:

http://www.senado.es/legis9/publicacion … S0254.html

Extracto:

(…)
El señor PERAL GUERRA: Gracias, señor presidente.
(…)
Quiero felicitarle también por el incremento en el porcentaje de delitos esclarecidos -en un 44% desde la fecha mágica de la que usted siempre arranca- y en la tasa de detenidos por cada 1000 infracciones conocidas desde la misma fecha. Pero, como ya le dije en el mes de mayo pasado, me gustaría que estas estadísticas mejorasen más con el esclarecimiento de todos los delitos cometidos en los atentados terroristas del 11 de marzo y con la detención de los máximos responsables. Ya le dije entonces que las resoluciones judiciales se producen -y a usted no tengo que enseñarle nada sobre este asunto- sobre hechos conocidos y probados, lo que no excluye que otros hechos relevantes puedan conocerse y probarse en un futuro, siempre que se siguiera investigando, señor secretario de Estado. Hablamos entonces del caso Dreyfus, y usted me dijo que había durado mucho menos que el 11-M. Pues no, señor secretario de Estado, el caso Dreyfus duró, aproximadamente, quince años; pasaron quince años desde la detención del capitán Dreyfus hasta su plena rehabilitación, y aquí solo han pasado cinco años, desde el 11 de marzo del año 2004.

Muchos ciudadanos no lo olvidarán nunca, especialmente en la Comunidad Autónoma de Madrid, donde hubo 180 muertos, 1858 heridos, mutilados, incapacitados para el trabajo, y desde luego yo, senador por la Comunidad de Madrid, no lo voy a olvidar nunca y le voy a preguntar periódicamente por los avances en la investigación, una investigación que debería ser una prioridad del Ministerio del Interior.
En conclusión, señor secretario de Estado, creemos que debe haber más información, más transparencia y más confianza en la madurez del ciudadano para conocer estos datos de seguridad ciudadana.

Y termino como terminé hace seis meses. La transparencia es algo debido al ciudadano, que a fin de cuentas es quien financia con sus impuestos la seguridad ciudadana. La transparencia permite comparaciones entre territorios y entre Estados. La transparencia es un incentivo permanente para hacer las cosas mejor. La rendición periódica de cuentas al público en general es hoy una exigencia irrenunciable del buen gobierno.

Muchas gracias, señor presidente.
(…)
En segundo turno, tiene la palabra el portavoz del Grupo Parlamentario Entesa Catalana de Progrés, senador Sabaté Borràs.

El señor SABATÉ BORRÀS: Gracias, señor presidente.

Gracias de nuevo, señor secretario de Estado, por su comparecencia y sobre todo por la actitud del Gobierno que representa de comparecer periódicamente y comunicar en sede parlamentaria los datos de la evolución de la criminalidad, lo cual, ciertamente, es una novedad respecto a situaciones anteriores.


Ciertamente no siempre las percepciones ciudadanas acompañan lo que indican los datos, por tanto es bueno este esfuerzo de transparencia. También los parlamentarios debemos ayudar a su difusión y a comunicar a la sociedad que, si bien estamos lejos de una situación perfecta -nunca se está en la situación perfecta, hay que tender a mejorar, como decíamos en la comparecencia anterior-, es necesario reconocer esa mejora Y no es bueno continuar ahondando en supuestas situaciones -me refiero, con todo respeto, a la intervención del senador Peral hace momento-. Ante actuaciones que ya están juzgadas y formal y realmente resueltas, se sigue intentando encontrar ahí supuestas situaciones extrañas que lo único que hacen es incrementar el desconcierto ciudadano y, en definitiva, la inseguridad subjetiva. Eso no ayuda a nuestra sociedad y, si me permiten, insisto, con todo el respeto democrático que me merecen él y su grupo parlamentario -y también con mi respeto personal-, no es bueno tampoco para el sistema democrático. Los ciudadanos necesitan confianza en sus instituciones, en el Estado de derecho, en la eficacia de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, en su Gobierno, en su Parlamento y, evidentemente, en su sistema judicial; por lo tanto, no debería plantearse la duda permanente, más allá de lo razonable. Insisto en que digo esto dentro del respeto y la libertad que tiene cualquier senador o senadora y cualquier grupo parlamentario de plantear, dentro de la legitimidad de la representación que ostentan, cualquier tipo de pregunta o de iniciativa en esta Cámara, y más en una sesión de control al Gobierno. Pero, precisamente, una vez expuestos los datos, aclarada y presentada la actuación del Gobierno con transparencia, y si esta además es positiva, es necesario reconocerlo y ayudar a transmitirlo a la sociedad,

como decía, porque dar tranquilidad también contribuye al Estado del bienestar. Nuestra sociedad necesita tener esta confianza y, en la medida en que los datos son buenos, conocerlos, porque en el caso contrario estamos haciendo un flaco favor a la convivencia y a la estabilidad de nuestra sociedad.

Reitero, señor Camacho, nuestra felicitación y nuestro agradecimiento por su comparecencia y por la transparencia y calidad de los datos facilitados ahora y con anterioridad a través del informe a que ha hecho referencia.

Muchas gracias, señor presidente.
(…)
Para finalizar el turno de portavoces, tiene la palabra, por el Grupo Parlamentario Socialista, el senador Jiménez Araya.

El señor JIMÉNEZ ARAYA: Gracias, señor presidente.

Señor Camacho, bienvenido de nuevo a esta comisión. Reitero las gracias por las explicaciones, que no siempre se han dado, como usted bien ha dicho.
(...)
Con el debido respeto al señor Peral -que le tengo en la estima que me merece, porque él realmente es exquisito cuando analiza los datos, los informes, etcétera-, quiero decir, para terminar -y también lo ha señalado el portavoz de Entesa-, que no dudo de que usted crea en el Estado de derecho -estoy convencido de que cree en él-, pero si nos lo creemos, nos lo tenemos que creer siempre, tanto cuando nos dan la razón como cuando no nos la quitan, como en este caso.

Por mi parte, nada más. Muchas gracias.
(…)
Para dar respuesta a las intervenciones de sus señorías, tiene la palabra el secretario de Estado de Seguridad, don Antonio Camacho.

El señor SECRETARIO DE ESTADO DE SEGURIDAD (Camacho Vizcaíno): Muchas gracias, señor presidente.
(…)
En todo caso, señor Peral –
(…)

En cuanto al caso Dreyfus, cuando yo dije que duró menos tiempo, es que duró menos en la prensa. Nosotros llevamos con primeras portadas durante cuatro años en la primera legislatura, una parte importante coordinadas por ustedes con algunos medios de información, y seguimos con lo mismo. Vamos a ver, todos los partidos del arco parlamentario, todos, respetan y acatan las decisiones de los tribunales, sobre todo cuando son decisiones firmes. En eso consiste el Estado de derecho, en respetar las decisiones judiciales. Solo ustedes en el arco parlamentario, y algún partido que ha sido expulsado de la vida parlamentaria, discute eso. Y cuando uno es demócrata debe ponerlo de manifiesto en todas y cada una de sus intervenciones, debe educar a los ciudadanos en democracia y explicarles lo que es ser un buen demócrata, y no es ser un buen demócrata discutir una resolución judicial que es firme y que ha sido confirmada por el Tribunal Supremo.

A eso es a lo que hacía referencia cuando inicié mi intervención, diciendo que le respeto como persona inteligente que es pero que no comparto ni puedo compartir como demócrata sus afirmaciones en relación con un caso

judicial que está cerrado, confirmado por el Tribunal Supremo y, por lo tanto, en un Estado de derecho todo demócrata que se precie de serlo debe respetar esa decisión, sobre todo cuando hace referencia a cientos de personas, de familias en nuestro país que siguen sufriendo por lo que ocurrió y a las que ustedes continuamente, con sus discursos, seguro que las hacen sufrir más. Por lo tanto, el respeto de las instituciones y el respeto de los principios del Estado de derecho es esencial para la evolución de los países y creo que el principal partido de la oposición debería estar en posturas que tiendan a que los países evolucionen y no lo contrario.

Por consiguiente, y en la medida en que no hemos discutido de otros temas que los que discutimos todos los años, le daré por reiteradas las posiciones en materia de Fiscalía, que son las de todos los años, le enviaré una fotocopia de la memoria de la Fiscalía General del Estado, pero estoy seguro de que el fiscal general del Estado le manda al Partido Popular la memoria y confío en que el año que viene la discusión pueda centrarse en la evolución de la criminalidad más que en cuestiones relativas a la transparencia o no transparencia del Gobierno o a la Fiscalía General del Estado, y espero y deseo que nunca sobre casos judiciales cerrados, porque debemos respetarlos todos.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor secretario de Estado.

Tengo la impresión de que el portavoz del Grupo Parlamentario Popular quiere intervenir. Por tanto, iniciamos un segundo turno de intervenciones de los portavoces.

¿Entesa Catalana de Progrés? (Pausa.) No hace uso del turno.

¿Grupo Parlamentario Socialista? (Pausa.) Tampoco.

Por el Grupo Parlamentario Popular en el Senado, tiene la palabra el senador Peral Guerra.

El señor PERAL GUERRA: Señor presidente, en primer lugar, yo quisiera pedir al secretario de Estado que retirara inmediatamente las palabras de las que puede deducirse una comparación del Partido Popular con el único partido que sigue ilegalizado en España, que es Batasuna y sus adláteres. Si no retira esas palabras, nos levantamos inmediatamente de la sesión y mandaré una carta de protesta al presidente del Senado y a los medios de comunicación.

No puedo admitir una comparación así, porque el señor secretario de Estado, por su formación jurídica, sabe perfectamente su alcance.

El señor PRESIDENTE: Señor Peral, esta Presidencia entiende que ha dicho algo, pero sobre realidades.

Yo le transmito al señor secretario de Estado su petición para que él haga uso de la palabra.

El señor SECRETARIO DE ESTADO DE SEGURIDAD (Camacho Vizcaíno): Yo, en mi intervención, no he mencionado ningún partido político. Lo que he dicho es que el Partido Popular es el único partido del arco parlamentario que no respeta las decisiones firmes de los tribunales, y que en España eso solamente ocurre en el arco parlamentario con el Partido Popular y con algunos partidos que han sido excluidos de la vida política de este país. Y lo mantengo, porque es así. Los únicos que critican las decisiones firmes de los tribunales en este momento son el Partido Popular -el senador Peral lo ha puesto de manifiesto- y otros partidos, y no los he mencionado porque no creo que deban mencionarse en el seno de una Cámara, y lo he hecho perfectamente consciente de lo que no hacía, partidos que están excluidos de la vida política de este país.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor secretario de Estado.

Señor Peral, ha intervenido el señor secretario de Estado para aclarar la situación. Yo creo que está claro lo que dice. En todo caso, esta Presidencia no puede enmendar al secretario de Estado ni tampoco a ningún portavoz.

Tiene usted la palabra.

El señor PERAL GUERRA: Señor presidente, señor secretario de Estado, usted tiene la formación y la experiencia jurídica suficiente y acreditada para saber perfectamente que en un sistema de derecho, que yo soy el primero en respetar y acatar -como le he dicho antes-, una cosa son las sentencias firmes y otra cosa es que cuando surgen hechos nuevos y esos hechos se prueban, un caso puede reabrirse perfectamente.

Si usted no retira inmediatamente sus palabras, nuestra participación en esta comisión ha terminado, y haré lo que he dicho antes: escribiré una carta al presidente del Senado, pediré copia del acta de esta sesión y lo comunicaré a los medios de comunicación.

Luego no digan ustedes que nosotros en el tema del terrorismo dividimos. Aquí usted acaba de compararnos con Batasuna, le guste o no le guste.

El señor PRESIDENTE: Señor portavoz, no sé si el señor secretario de Estado querrá decir algo más.

Tiene la palabra.

El señor SECRETARIO DE ESTADO DE SEGURIDAD (Camacho Vizcaíno): He dicho, y vuelvo a reiterar por tercera vez, que todos los partidos del arco parlamentario, salvo el Partido Popular, respetan las decisiones que son firmes de los tribunales, y que el Partido Popular no lo hace. Y no he mencionado a ningún partido, y no lo voy a mencionar, porque creo que no debe mencionarse. Solo hay otro caso de no respeto de las decisiones judiciales, y es lo que le he manifestado. Y eso es una realidad objetiva, no es un juicio de valor; es una realidad objetiva, y no es necesario tener conocimientos jurídicos. Reflejar o exponer la realidad de lo que ocurre no es constitutivo de ninguna infracción.

El señor PRESIDENTE: La cuestión está clara. El Diario de Sesiones recogerá lo que ha manifestado el señor secretario de Estado y lo que han manifestado los diferentes portavoces. Y desde luego, esta Presidencia seguirá con el transcurso de la sesión. (Los senadores del Grupo Parlamentario Popular abandonan la sala.)

Al no haber más intervenciones, tiene derecho a una última intervención el secretario de Estado. (Denegaciones del señor secretario de Estado de Seguridad.) Renuncia a ella.

Por tanto, agradeciendo su presencia en esta sesión para presentar el informe sobre la situación y evolución de los principales indicadores de criminalidad en España, correspondiente al primer semestre de 2009, y su exposición y debate, se levanta la sesión.

Eran las diecinueve horas y cuarenta minutos.

Last edited by Quetza (08-12-2009 18:21:43)


La Verdad persigue a los peones, pero ellos son mucho más rápidos

Offline

#186 09-12-2009 18:56:18

morenohijazo
Administrador
Registered: 05-10-2006
Posts: 5,766
Website

Re: Proposición sobre añadir posteadores en el blog

A mi juicio, -discutible, evidentemente- Peral no tiene más que lo que se busca, y quizás lo que quería obtener desde el principio: una portada, un minuto de atención en el Telediario.

Ya lo pensaba cuando oí hablar del tema, como dije en un mensaje anterior, pero lo reafirmo tras conocer que Camacho, aún haciendo referencia inequívoca a HB, no lo nombra, como tampoco al PP.

Con la característica mandíbula de cristal de estos tipos, gente que puso a Zapatero de "lacayo de ETA" para arriba cuando el proceso de negociación, se rasgan las vestiduras cuando se pone de manifiesto que coinciden con HB en una cuestión bastante poco edificante: el rechazo a las normas del Estado de Derecho, personificadas en las Sentencias Judiciales de los Tribunales de rigor.

Puede discutirse, en verdad, si Camacho no hubiera estado mejor calladito en lugar de darle más cancha al conspiranoico de turno, pero lo cierto es que en España, por desgracia, no responder suele tomarse por callada aceptación o por vergonzante escurrida de bulto.


La mentira tiene las patas cortas, pero calza zancos al lado de las exclusivas conspiracionistas

Offline

#187 09-12-2009 23:38:32

Quetza
Miembro
Registered: 15-01-2008
Posts: 952

Re: Proposición sobre añadir posteadores en el blog

En mi opinión sí que debió responderle, pero a la gallega, con otras preguntas, como a qué nuevas pruebas o hechos relevantes se refería, y por qué no las había puesto en conocimiento de la justicia por los cauces legalmente establecidos: la denuncia en comisaría o en el juzgado de guardia.

Last edited by Quetza (10-12-2009 00:10:10)


La Verdad persigue a los peones, pero ellos son mucho más rápidos

Offline

#188 10-12-2009 04:00:48

lejianeutra
Miembro
Registered: 17-09-2006
Posts: 1,330

Re: Proposición sobre añadir posteadores en el blog

Referencia al caso Dreyfus, cómo no. Ya es triste que un senador viva con la mente secuestrada por un periodista...

Y esquizofrénico que para cuestionar la labor del Ministerio del Interior y por tanto la labor policial con el PSOE en el Gobierno (que sobre éso precisamente versaba la comparecencia del Secretario de Estado) este senador recurra a un caso de cuya investigación las líneas maestras fueron dadas con su partido en el poder.

Vamos, que para criticar al PSOE está poniendo en cuestión la culpabilidad de quienes fueron detenidos por su propio partido y la validez de las pruebas que ellos mismos aportaron. Flipante...

Last edited by lejianeutra (10-12-2009 04:01:21)


La verdad no está siempre en el fondo de un pozo. En realidad, yo pienso que, en cuanto a lo que más importa conocer, es invariablemente superficial. La profundidad se encuentra en los valles donde la buscamos, pero no en las cumbres de las montañas, que es donde la vemos

                                  Auguste Dupin, detective

Offline

#189 17-12-2009 12:22:30

morenohijazo
Administrador
Registered: 05-10-2006
Posts: 5,766
Website

Re: Proposición sobre añadir posteadores en el blog

Hoy me he pasad opor el Blog de Federico y, como decía alguien, ciertamente vuelve a estar invadido por las distintas facciones de peones que, como los leones en la sabana, se disputan hasta la última migaja de información.

Y algunos roen huesicos ya lamidos hasta la saciedad:

748trola
Federico,

TITADYN

Es cierto, como has reseñado esta mañana, que aunque el explosivo del 11-M fuera Titadyn, eso no probaría la autoría etarra. Pero lo que ocurre es que no está probado que fuera Titadyn. No lo está porque lo que analizaron los peritos, entre ellos Iglesias y mi querido Gabriel, pudo estar manipulado. No contaminado por error, eso no me lo creo, manipulado con intención de enredar. Por no saber ni siquiera sabemos si se encontró en los trenes. Santano, al que sólo recusó Abascal, es el único que podría saberlo. Fue él quien se lo entregó a Vega. Es él quien dice que guardó y entregó lo que se encontró en los trenes. Es su palabra. Y yo no confío mucho en ella. No sé si estalló o no Titadyn, pero no creo que analizaran lo que estalló.

Podrás preguntarme: ¿Cómo explicas entonces que se manipulara para que los peritos encontraran Titadyn?

Para eso no tengo respuesta. Es algo que no soy capaz de explicarme. Menos, cuando estoy convencido de que en los trenes, como aseguró el mayor experto en explosivos que había en Madrid, estalló un explosivo militar. ¿Por qué no puedo mantenerlo? Tal vez, por fue Goma 2 Eco lo que no estalló y porque la Policía Científica no analizó lo que estalló.

Una vez más, gracias por no conformarte con la trola del

11-M entira

Cáceres Vadillo (pues se trata de él) se ha pasado cinco años diciendo que su primera intuición fue errónea, como se probó cuando se intentó desactivar con los medios pertinentes e hizo PUM.

En este caso, parece un hueso que han ido a robar a una cocinera que lo había desechado por no contener comida.

Y ¿por qué admite Federico a los apátridas peoniles y les permite justar en su espacio con los Luispinistas, si ya les amenazó de expulsión?

A mi juicio, cuando les amenazó de expulsión estaba en la COPE, estaba harto de las tontilocuras peoniles y aspiraba a que su blog fuera de debate político y no conspiranoico.

Ahora, en cambio, al haberse marchado de la COPE, necesita aumentar sus fieles sea como sea, y no ofenderles. Sabe que con cuatro consignas mal afrgumentadas ("Fuera ZP", "Abajo Garzón", "Hay una persecució contra la Iglesia" "la democracia que tenemos está corrupta", etc, es suficiente- Sus fieles no piden razonamientos, ni verdades, y no se puede permitir el lujo de echar a gente tan poco crítica con sus tesis como los peones, pinistas o no.


La mentira tiene las patas cortas, pero calza zancos al lado de las exclusivas conspiracionistas

Offline

#190 17-12-2009 12:51:12

Hollowman
Miembro
Registered: 03-07-2008
Posts: 983

Re: Proposición sobre añadir posteadores en el blog

Trola, en el blog de Fede wrote:

Menos, cuando estoy convencido de que en los trenes, como aseguró el mayor experto en explosivos que había en Madrid, estalló un explosivo militar.

¿Nadie entre los peones se pregunta por qué ninguna defensa/acusación, incluidas las defensas de Zougam o la asociacion de Ayuda a las víctimas, o la acusación particular de Pedraza o cualquiera no llamó a declarar al juicio a ese "mayor experto en explosivos que había en Madrid" del que, por cierto, Trola no da ni el nombre?

Cualquiera que les lea debería preguntarse si de verdad quieren saber la verdad o sólo pretenden embarullarlo todo.

Offline

#191 17-12-2009 21:57:07

morenohijazo
Administrador
Registered: 05-10-2006
Posts: 5,766
Website

Re: Proposición sobre añadir posteadores en el blog

Trola se refiere a Cáceres Vadillo

El 26 de Septiembre de 2009, en el Blog de Federico, Trola decia...

En cualquier caso, en un vagón pudo estallar Titadyn y en otro un explosivo militar o cualquier otro. Insistes en que estalló Titadyn y creo que no lo podemos saber. Al menos, no sólo Titadyn. Recuerda que Cáceres Vadillo, el mayor experto en explosivos que entonces trabajaba en Madrid, nada más llegar a Atocha dijo que creía que allí había estallado un explosivo militar.

Que Cáceres Vadillo haya dicho por activa y por pasiva que esa creencia suya, que se basaba en las noticias sobre los estragos causados, fue desmentida por los hechos, al fracasar el intento de desactivación por medios apropiados para explosivos militares, no parece haber influido en el mantra de Trola...


La mentira tiene las patas cortas, pero calza zancos al lado de las exclusivas conspiracionistas

Offline

#192 17-12-2009 22:15:46

Hollowman
Miembro
Registered: 03-07-2008
Posts: 983

Re: Proposición sobre añadir posteadores en el blog

morenohijazo wrote:

Que Cáceres Vadillo haya dicho por activa y por pasiva que esa creencia suya, que se basaba en las noticias sobre los estragos causados, fue desmentida por los hechos, al fracasar el intento de desactivación por medios apropiados para explosivos militares, no parece haber influido en el mantra de Trola...

¿Desde cuándo un peón deja que la realidad le estropee sus creencias? lol

Pues efectivamente, he estado buscando la declaración de Cáceres Vadillo en el juicio y parece que acepta sin problemas que el explosivo fuera Goma 2 ECO.

MF: Cuando estaban en el vagón número uno del tren de Atocha y que intentaron
desactivarla, ¿dijo usted que podía considerarse un alto explosivo? ¿qué podía
tratarse de un alto explosivo?

T: Sí, por eso utilizamos los métodos que utilizamos los utilizamos en todo
momento pensando que era un alto explosivo.

MF: y finalmente ¿que fue lo que resultó?

T: Pues resultó que bueno, según los análisis posteriores creo, creo que ha dado
dinamita Goma2 ECO que tiene una velocidad de detonación en torno a lo que
habíamos pensado nosotros, cercana a los 6000 metros con la ventaja que la ECO,
no pierde las características ni la velocidad de detonación con el paso del tiempo al
estar formada por nitroglicol y nitrato amónico es mucho más estable y se
mantiene en el tiempo. Lo cual quiere decir que podría ser dinamita Goma2 ECO,
podría ser otro explosivo.

Offline

#193 14-02-2010 23:41:52

Rasmo
Cenista oficial
Registered: 20-09-2006
Posts: 1,578

Re: Proposición sobre añadir posteadores en el blog

[Bueno, amigos, he aquí unas páginas más de mi arrastrada serie. Es una especie de interludio antes de ir a por el turrón de la nitroglicerina y compañía... qué poco me cunde]

Titadyn, El Eterno Retorno (XII)

La presente entrega constituye un excurso respecto del hilo principal, aunque espero que su conexión con los puntos tratados en las páginas inmediatamente anteriores quede fácilmente de manifiesto. En último término, pretendo ilustrar la actitud informativa de El Mundo y allegados, que considero deleznable, y el uso y abuso que hacen del pretendido carácter científico de “Titadyn” y de sus hallazgos.

En esta pieza seguiré mi costumbre de documentar cada una de mis afirmaciones de hecho en la medida de lo posible, aunque, sobre la base de tales hechos, admito que me permitiré alguna que otra inferencia más o menos especulativa, en las proximidades de una práctica que no goza de mi favor: la atribución de intenciones. Creo sinceramente que efectuaré atribuciones verosímiles y en cualquier caso más prudentes y articuladas que cualquier ejercicio de hermenéutica malévola al que nos tienen acostumbrados las fuentes habituales en todo lo que afecta a la versión oficial. Pero, sea como fuere, dado el carácter incidental y accesorio de estas reflexiones, su mayor o menor grado de acierto no tiene en última instancia gran influencia sobre la valoración de fondo que vengo desarrollando respecto al libro examinado.

Concluía mis anteriores reflexiones en torno a la metenamina y la supuesta “granulometría” del almidón señalando las absurdas conclusiones a las que necesariamente conduce la argumentación del Sr. Iglesias. Señalé, además, que buena parte de estas conclusiones no necesitan ser extraídas por ningún observador externo, sino que se ofrecen de manera explícita en la obra discutida, sin mediación interpretativa alguna. Siendo así, resulta llamativa la simple constatación de que nadie que se haya informado del libro de manera periférica, es decir, sin leer detalladamente su texto, sino a través de la prensa afecta, podría conocer la existencia de tales conclusiones expresadas en el “informe” que supuestamente ha de reabrir la investigación del 11-M. Ello es particularmente relevante por cuanto cabe suponer que el número de compradores y lectores atentos de “Titadyn” (porque realmente hay que ser minucioso en la lectura para caer en la cuenta de determinados datos) será inmensamente inferior al número de usuarios de los medios que han dado cobertura y apoyo a dicho libro. Es decir, gran parte del público se habrá visto expuesta, voluntaria o involuntariamente, a la presentación mediática de las conclusiones supuestamente más relevantes del libro de referencia, pero muy pocos habrán tenido ocasión de contrastarlas de primera mano con la fuente original.

Curiosamente, dichas conclusiones, tal como las presentan El Mundo y compañía, coinciden punto por punto con lo publicado durante años por tales medios: concretamente, en lo que atañe a la metenamina y sus consecuencias, que las muestras M-2 (resto de explosivo hallado en la Kanggo) y M-3 (explosivo de cotejo aportado por los Tedax) tienen la misma procedencia. Si bien se añaden, aparentemente, nuevas razones, las conclusiones extractadas permanecen básicamente inmutables. Y digo que esto es curioso porque, como espero haber mostrado sobradamente en las entregas precedentes, el libro del Sr. Iglesias va mucho más allá de las alegaciones tradicionales. Mucho, mucho más allá.

Permítanme que haga un símil un tanto burdo. Supongamos que mi gato desaparece un buen día. Yo sé que tengo un vecino gruñón al que nunca le gustó mi gato. En consecuencia, empiezo a acusarle pertinazmente de haber sido el responsable de la desaparición de mi mascota. Finalmente, se produce un registro en casa de mi vecino y, efectivamente, en un armario aparece mi gato disecado. Pero, y esto es lo importante, junto a mi querido animal se encuentran decenas de cadáveres de personas cuyo paradero se desconocía desde años atrás. De hecho, ese descubrimiento supone que mi vecino es uno de los mayores criminales de la historia reciente del país. Ahora, imaginemos cuál sería el titular más lógico al día siguiente en el periódico local: A) “Demostrado. Rasmo tenía razón: su vecino mató al gato”, sin la menor alusión (repito: sin la menor alusión) al resto del macabro hallazgo. O bien algo así: B) “La casa de los horrores: la Policía detiene a un brutal asesino en serie que escondía los restos de sus víctimas en su apartamento”; si se quiere, con alguna alusión a que “todo empezó con la mera sospecha de un vecino sobre la desaparición de su gato”.

En serio: ¿Ustedes verían normal que un periódico se quedara únicamente en la desaparición de una simple mascota, ignorando por completo el terrible crimen que acabo de plantear? Pues bien, eso, eso exactamente, es lo que El Mundo ha hecho al informar sobre la obra que tanto fervor parece haber causado en sus filas.

En efecto, ¿qué ha extraído El Mundo del libro del Sr. Iglesias (a medias con su propio vicedirector)? La misma conclusión última que ha estado vendiendo durante años: que el resto de Goma 2 ECO de la Kangoo y la muestra de cotejo enviada por los Tedax procedían del mismo cartucho o, al menos (y esta es la única novedad aparente, aunque sin la menor trascendencia práctica), del mismo almacén: el de los Tedax. Con un ropaje pretendidamente científico y alguna pincelada novedosa en cuanto a los argumentos, pero el mismo producto noticioso al fin y al cabo. Es decir, El Mundo se limita a “confirmar” sus alegatos tradicionales [véase, por ejemplo, el editorial de 12 de mayo de 2009].

Pero, con ser grave que esa supuesta manipulación de pruebas tantas veces invocada se hubiera producido, en sí misma nada dice sobre los demás restos de explosivos. Si la mochila es auténtica y contiene Goma 2 ECO, por ejemplo, el fondo de la cuestión, el “arma del crimen”, sigue inalterado, por mucha enjundia político-mediática que el anterior episodio pudiera tener. Por tanto, si bien el libro que discutimos, a ojos de sus propagandistas, corrobora y reafirma una vieja y conocidísima alegación, nada parece aportar en forma de nuevos descubrimientos, tal como dichos propagandistas lo presentan. Sin embargo, como ya hemos visto, el libro sí contiene explícitamente “nuevos descubrimientos”, es decir, nuevas conclusiones, más allá de las manidas afirmaciones de antaño. Espectaculares descubrimientos, de hecho. Y la cuestión no es baladí. No lo digo yo, lo planteaba el propio Pedro J. Ramírez en la Tertulia de la COPE de 29.3.2007 (min. 38:20):

Pero, Federico […], esas pruebas falsas, como bien has dicho esta mañana, se referirían a todos aquellos soportes en los que aparece la Goma 2 ECO: desde luego, la mochila de Vallecas, desde luego, la furgoneta Kangoo y, tal vez, y tal vez, el propio piso en el que tiene lugar la muerte de los islamistas en Leganés.

Pues bien, ya hemos visto que el libro que este periodista ahora publicita con tanto entusiasmo sostiene que toda esa Goma 2 ECO tiene efectivamente un origen común. Lo sostiene de manera expresa en el caso de lo que antes denominé “versión débil” de esta alegación (es decir, que las muestras proceden de un mismo almacenaje antes de su aparición como “presuntas pruebas”) y lo implica de forma lógicamente necesaria en el caso de lo que denominé “versión fuerte” (procedencia del mismo cartucho). Insisto en que, como también señalé, aunque adoptáramos la postura más favorable al perito Iglesias, esto es, ignorar la versión fuerte (él mismo no la explicita, pese a deducirse forzosamente de su razonamiento), esa versión débil no requiere elaboración lógica ni interpretación alguna. Basta con leerse el libro, algo que, supongo, habrán hecho los periodistas que lo pregonan. Con objeto de paliar la desmemoria o la pereza, reproduzco aquí extensamente un pasaje incluido en una entrega precedente:

Al hablar de la muestra M-4-1, correspondiente al explosivo hallado en la mochila de Vallecas, Iglesias concluye (pp. 254-255):

La presencia anómala de metenamina, compuesto ajeno a la Goma 2 ECO, que hemos detectado asimismo en M-4-1, apunta a la posibilidad de que la dinamita con la que se compuso el artefacto de la mochila de Vallecas estuviera almacenada junto a las muestras M-2 y M-3 antes de su aparición como presuntas pruebas. O bien que quien compuso ese artefacto trabajó también con las muestras M-2 y M-3 […].

Oh. Ya no son sólo las muestras de siempre (M-2 y M-3) las que salieron del mismo almacén. La mochila de Vallecas también. Para que no quede duda, las conclusiones de este perito sobre la muestra M-10-1-A (también correspondiente al explosivo de la citada mochila) son de este tenor (p. 268):

La presencia de metenamina, aunque anómala por ser ajena a la composición de la Goma 2 ECO, es coherente con su aparición en M-4-1 (de la que esta muestra es un duplicado) en nuestra pericia. Los comentarios que hacemos en ese apartado son extensivos a la muestra M-10-1-A.

Y, por si hiciera falta señalarlo, recordemos que la M-3 procede de la Unidad de los Tedax, como Iglesias conoce perfectamente. Sabiendo que sólo ellos “trabajaron” antes con dicha muestra, la afirmación según la cual quien compuso la mochila de Vallecas “trabajó también” con la muestra patrón no puede ser tomada a la ligera. Pero sigamos, que las revelaciones no acaban aquí.

En efecto, hablemos del explosivo hallado en la vía del AVE. En concreto, de las muestras M-9-5 y M-10-2. La segunda es un duplicado de la anterior y, según recogen tanto el informe presentado en su día al tribunal (p. 103) como el libro del Sr. Iglesias, “en origen, las […] evidencias eran iguales” (p. 255). Concluye este químico (p. 258):

La presencia de metenamina (como en M-2, M-3 y M-4 y sus duplicados o sobrantes) refuerza la idea de que también la dinamita de esta muestra M-9-5, aparecida en el AVE, haya estado almacenada junto a aquéllas antes de ser envasada la muestra en el tubo Falcon de la Guardia Civil.

La cosa se pone asimismo caliente cuando llega el turno de las conclusiones sobre la M-10-2, duplicado de la anterior (p. 264):

La presencia anómala de metenamina, como en las otras gomas relacionadas, sugiere que la dinamita encontrada en el AVE ha estado almacenada en el mismo lugar y muy próxima a aquéllas antes de su aparición en la vía del AVE como presunta prueba.

Resumiendo: la presencia de la indiscreta metenamina sugiere que el explosivo de la Kangoo, de la muestra patrón, de la mochila de Vallecas y del intento de atentado en las vías del AVE han salido del mismo almacén.

Y, puesto que, como conocen y reconocen, la M-3 (muestra patrón) salió del almacén de los Tedax…

Una vez más, si los periodistas que glosan y cantan las alabanzas de “Titadyn” realmente se han leído el libro, condición no sólo esperable de cualquier profesional diligente, sino estricta y absolutamente exigible de quien pretende esgrimir dicha obra para declarar la falsedad del sumario, no es concebible que hayan pasado por alto estas conclusiones explícitas y literales de la mentada publicación. Y aquí tiene Pedro J. la “demostración científica” definitiva de que, como ya sospechó en su momento, “esas pruebas falsas […] se referirían a todos aquellos soportes en los que aparece la Goma 2 ECO”.

Y es que, al fin y al cabo, no soy yo quien insiste en el carácter pretendidamente científico, serio y riguroso (por no mencionar heroico) de la obra. De hecho, a mí me parece una manifiesta chapuza, cuando no un fraude intelectual. Pero es El Mundo el que considera que “Titadyn” es la voz de la “ciencia” que “refuta la sentencia” (editorial de 11 de mayo de 2009). Es El Mundo el que ha insistido e insiste con machacona pertinacia en su infatigable compromiso con la búsqueda de la verdad del 11-M; el que presume de sus esfuerzos en ese sentido, de ser el periódico que publica lo que los demás no publican (EM, 25.7.2009), de haber cambiado (para bien) la historia misma de España y de su promesa de publicar toda noticia importante de cuya veracidad estuviera convencido (PJ, EM, 25.10.2009). Y, sin embargo, este medio de comunicación, que no deja escapar una sola ocasión de aludir a los grandes hitos del periodismo de investigación propios y ajenos (Watergate, GAL, etc…), se conforma con abrir sus portadas y rellenar páginas con la confirmación de su añeja cantinela y olvidan referir la novedosa, sensacional, inédita prueba palmaria, científica e irrefutable, de la falsedad de TODA la Goma 2 ECO intervenida y, por ende, del sumario. ¿Que la muestra patrón y resto de cartucho de la Kangoo salieron del almacén de los Tedax? Bah, eso ya lo hemos leído y escuchado cientos de veces. Pero que la mochila de Vallecas, nada menos, y la dinamita del AVE también la han colocado Sánchez Manzano y sus secuaces y finalmente existen “pruebas científicas” de ello… Eso sí que sería un titular explosivo (nunca mejor dicho) una fantástica primicia. ¡Hablamos del mayor atentado de nuestra historia!

Si realmente se creen lo que dicen, si realmente están convencidos de la veracidad del libro que promocionan, si realmente creen en sus bondades y, sobre todo, si realmente no tienen otro interés que la búsqueda de la verdad, su actitud periodística me resulta incomprensible. Repito: nadie que se haya limitado a leer El Mundo sabrá que el Sr. Iglesias ha hecho algo más que limitarse a “confirmar” lo que ya sabíamos respecto a las muestras M-2 y M-3. Nadie sabrá que este perito ha “probado científicamente” el origen común de la Goma 2 ECO y, por tanto, la falsedad (atribuible a personas fácilmente adivinables) de la mochila que cambió la historia de España (EM, editorial, 1.9.2006).

Cazan al matagatos, pero se olvidan del asesino en serie…

A menos, claro está, que el interés de El Mundo por el libro que su propia editorial publica sea otro. Los periodistas de marras no pueden desconocer las referidas conclusiones (de ser así, su incompetencia e ineptitud serían casi más preocupantes que su malevolencia). Si El Mundo no publica los resultados más “atrevidos” de Iglesias por considerarlos desmesurados o delirantes (como sin duda lo son), estaría admitiendo con su propia actitud la falta de credibilidad del libro que defiende de manera conspicua. Publicar escogida e interesadamente algo a lo que en el fondo no se da crédito (o con absoluta indiferencia respecto a su veracidad), pero afirmando abiertamente con denuedo su rigor y fundamento sería… una buena muestra de cinismo; cinismo que, según Pedro J. Ramírez, constituye una “infección profesional” que combatirá mientras viva (PJ, EM, 20.1.2008).

A este respecto, y sobre la base de los hechos expuestos, mi opinión personal es clara. Aquí es donde me voy a permitir algunas elucubraciones hipotéticas que no pretendo necesariamente exactas, pues no me es posible demostrarlas irrebatiblemente. Creo, sin embargo, que son hipótesis verosímiles y plausibles y no veo por qué no podría expresarlas, subrayando ese carácter tentativo y potencial que tanto echo de menos en las audaces formulaciones conspiracionistas.

Lo expondré sin circunloquios: creo que la publicación de “Titadyn” y toda la campaña mediática conexa, sin olvidar incluso la oportuna presentación de la querella de la AAV11-M contra Sánchez Manzano y la perito 17632, obedece a una muy poco inocente estrategia de El Mundo en defensa de intereses bastante alejados de la noble búsqueda de la verdad. ¿Será que todo se pega y me hallo aquí esbozando mi propia teoría conspirativa…? Que cada cual juzgue o no su consistencia.

Tratándose de ciertos personajes, algunas casualidades son demasiado casuales. “Titadyn” salió a la venta el 26 de mayo de 2009, precedido de la ya conocida fanfarria. Esa fecha era coincidente o muy próxima en el tiempo a la del primer señalamiento para la celebración del juicio en el marco de la demanda interpuesta por Sánchez Manzano contra El Mundo y varios de sus periodistas. Tras diversas incidencias procesales, la vista se retrasó hasta el día 8 de julio de ese mismo año. Si el best-seller químico apareció en fecha a priori procesalmente oportuna (aunque finalmente pospuesta), la celebración efectiva de la vista se vio acompañada asimismo de otro acontecimiento también muy casual: la interposición de la querella de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M contra Sánchez Manzano y la perito 17632.
Esta última circunstancia se presentó desde El Mundo como una especie de feliz e inesperada coincidencia. Así, en su editorial del día 9 de julio de 2009:

Dos acciones judiciales coincidentes casualmente en el tiempo han resucitado la actuación judicial sobre el 11-M. La primera es la acción civil interpuesta por el comisario Sánchez Manzano contra EL MUNDO, que ha aprovechado esta demanda para presentar nuevos documentos, testimonios y pruebas periciales […].
La segunda de esas acciones judiciales es la interposición de una querella criminal por parte de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M contra Sánchez Manzano por tres presuntos delitos en la investigación de los atentados de Madrid, tal y como anunciaba nuestro periódico el pasado lunes.

De igual manera, Pedro J. Ramírez, en la entrada de su vídeo-blog del mismo día 9, insistía:

Como los cadáveres arrojados al mar, que se empeñan en reaparecer una buena mañana sobre la arena de la playa, el 11-M está de nuevo en los juzgados. Y por partida doble. La casualidad ha querido que el mismo día en que se celebraba la vista oral de la demanda civil por la que el comisario Manzano nos reclama más de trescientos mil euros a El Mundo por atentar contra su honor, el mismo día, la Asociación de Ayuda a las Víctimas presentara su querella criminal contra el propio comisario Manzano.

Pretensión que no deja de ser curiosa, puesto que, de hecho, El Mundo anunció y adelantó con precisión el contenido de dicha querella unos días antes (como, por otro lado, expresamente admite el citado editorial).

Que El Mundo finja inocencia donde hay frío cálculo no debería ser sorprendente. Una ligera anécdota me permitirá a continuación ilustrar y documentar un claro precedente de esta actitud. Aunque, insisto, se trate de un caso de exigua relevancia, nos permitirá mostrar de forma inequívoca que determinados comportamientos no son en absolutos ajenos a este periódico.

Así, es conocida la defensa continua que desde El Mundo se prodiga a Jamal Zougam, condenado como autor material de los atentados a miles de años de cárcel. Y, quizá muy a tono con el estilo de los personajes, tal defensa se ha asociado repetidas veces a determinados referentes cinematográficos. El vicedirector de El Mundo y coautor de “Titadyn”, Casimiro García Abadillo, escribía en un artículo de 14 de marzo de 2009 acerca de una película dirigida por Henry Hathaway y protagonizada por James Stewart: “Yo creo en ti” (“Call Northside 777”, en su versión original). La película se basa en la historía real de un inmigrante polaco (Majczek) condenado falsamente en Estados Unidos por el asesinato de un policía. Un perseverante periodista consigue finalmente demostrar su inocencia y aportar pruebas de cómo la policía había manipulado las declaraciones de una testigo clave. Con la grandilocuencia habitual de la casa, el vicedirector de El Mundo señala:

Yo creo en ti nos trae a la memoria procesos tan relevantes para la vida política española como el GAL y nos retrotrae al más famoso de toda la historia: el caso Dreyfuss.

Y, como era previsible, añade:

A mí, la historia de Majczek me recuerda la peripecia de Jamal Zougam. Defender a Zougam hoy en España es políticamente incorrecto, como defender al emigrante polaco en la película de Hathaway (los políticos acusan al periódico de tratar de «destruir la confianza del público en las instituciones» para vender más ejemplares). […] Su culpabilidad se basa tan sólo en unos testimonios más que dudosos. Sin embargo, Zougam es el hombre que sostiene el carácter islamista del atentado. Cuando terminé de ver Yo creo en ti, me sentí satisfecho de trabajar en un periódico en el que se puede seguir siendo políticamente incorrecto.

Bien, no me entretendré aquí con “detalles” sobre si el carácter islamista del atentado se basa únicamente en Zougam (afirmación pintoresca por lo demás) o sobre si los testimonios que lo implican son o no dudosos. Lo que me interesa es este otro pasaje de muy mejorable sintaxis:

No sé si la casualidad ha querido que esta película, distribuida con EL MUNDO dentro de la serie para celebrar nuestro XX aniversario, que su entrega coincida con la semana en la que se cumplen cinco años del mayor atentado de la historia de España: el 11-M.

¿Otra de esas estupendas y fortuitas casualidades? Lo cierto es que, en este mismo artículo, don Casimiro señala lo siguiente:

Hace casi un año le llevé a Pedro J. el DVD a sabiendas de que iba a disfrutar casi tanto como desgranando los detalles de una próxima exclusiva. Y dejó constancia de ello en un delicioso artículo […]

Parece obvio que el Sr. García Abadillo lee a su director y se comunica con él, como debe ser. Y, en efecto, delicioso o no (la adjetivación va en gustos; yo habría elegido otros calificativos) el Sr. Ramírez inició su carta del día 20 de julio de 2008, a la que se refería el vicedirector, con las siguientes palabras:

Tengo que preguntarle a Casimiro García-Abadillo si el motivo último que le impulsó a traerme el otro día un DVD con la película Call Northside 777 -«Mírala cuando puedas...te va a encantar»- fueron las artimañas del director del Chicago Times […] para motivar a su equipo en el periodismo de investigación o más bien la evolución del reportero que lleva el peso del caso […], al pasar de un distanciado escepticismo inicial al obsesivo compromiso con la búsqueda de una verdad que percibe y no termina de encontrar.

Y proseguía trazando analogías con la situación del 11-M. Tampoco me detendré en ello. Pero no quisiera pasar por alto una menudencia a la que no concedo la menor importancia: Ramírez habla del “otro día” y, apenas ocho meses más tarde, su segundo de a bordo lo convierte en “hace casi un año”. Ya digo, una tontería irrelevante, pero no está de más recordar que algunos de estos corajudos periodistas han construido grandes enigmas a partir de divergencias cronológicas de cincuenta minutos en distintas fuentes del sumario. Que conste.

La película de marras fue objeto de nuevas referencias por parte del director de El Mundo (e incluso Luis del Pino le dedicó en su blog la entrada de 21.7.2008). La última (salvo error por mi parte), un día después del ya referido artículo del Sr. García Abadillo, es decir, el domingo 15 de marzo de 2009, coincidiendo con la entrega de la película y sin olvidar la enésima alusión al caso Dreyfus:

Las pruebas contra él [Dreyfus] eran en apariencia mucho más consistentes que las que han permitido sentenciar a Jamal Zougam a 40.000 años de cárcel. La historia de ambos está muy bien reflejada en Call Northside 777, la película que hoy les entregamos. No dejen de verla.

¿A qué viene todo esto? En realidad, la referencia más interesante a los presentes efectos es la de la carta del director del día 4 de enero de 2009. Recordemos que Casimiro G. Abadillo indicó meses más tarde que “no sabía” si la coincidencia entre el aniversario de los atentados y la entrega de la película era mera “casualidad”. Pues, bien, en esta carta del director de principios de 2009, el Sr. Ramírez lo anuncia con toda claridad:

Desde el próximo domingo, en que nos reiremos de nosotros mismos con The Front Page, hasta el 15 de marzo, en que con plenitud de intención y propósito haremos coincidir el quinto aniversario del 11-M con la entrega de Call Northside 777 -la estimulante película de Henry Hathaway, traducida en España como Yo creo en ti, de la que ya les hablé hace unos meses-, cada semana compartiremos las grandezas y miserias del periodismo […].

Para que luego nos hablen de coincidencias. O Don Casimiro es tan despistado que no se lee ni su propio periódico o no le importa contar cualquier milonga que le venga bien. Yo tengo mi propia opinión al respecto y probablemente algún día le dedique algunas páginas. Me conformo ahora con señalar que esta anécdota banal, apenas una fruslería intrascendente, sirve al menos para ilustrar y documentar dos cosas: 1) que El Mundo es perfectamente consciente del uso estratégico de los tiempos de publicación incluso en detalles nimios; 2) que desde su dirección no hay reparos en jugar al despiste respecto a dicho uso estratégico.

Y si lo anterior ocurre con una insustancial promoción cinematográfica, no me parece en absoluto injustificado albergar algunas sospechas, por principio, respecto a las pretendidas y curiosas “coincidencias” de determinadas maniobras procesales y mediáticas en las que El Mundo puede razonablemente suponer que se juega su prestigio.

Así, no podría sorprender a nadie que tanto el libro como la condición de acusado por la querella de la AAV11M se invocaran en el marco del procedimiento iniciado por Sánchez Manzano contra El Mundo. De este modo, el rotativo de marras y sus aledaños generan  y retroalimentan casualmente un contexto a la carta que arropa y publicita sus intereses. Hacer coincidir estas maniobras con las vistas judiciales, junto a la trompetería mediática habitual, garantiza el máximo impacto (y presión) en el momento en que se están juzgando los hechos, a la vez que se minimiza la capacidad de respuesta del oponente en tiempo socialmente y quién sabe si jurídicamente útil [¿acabaré yo mi serie antes de que pase un año de la publicación de “Titadyn”? Menos mal que los principales argumentos ya fueron diligentemente indicados en su día por compañeros del foro más raudos].

Lógicamente, para que estos manejos surtan efecto, es importante vender un producto que no apeste a primera vista. Ello supone un acicate para moverse dentro de márgenes más o menos controlados y circunscritos, para resaltar lo viejo conocido, ahora dotado de un aparente ropaje científico, en detrimento de las novísimas afirmaciones estupefacientes frente a las que el público medio podría mostrarse inmediatamente suspicaz. Para decirlo pronto y mal: si El Mundo publicara las conclusiones ineludibles de “Titadyn” en toda su extensión y crudeza, al estilo “demostrado científicamente que Sánchez Manzano y/o sus esbirros colocaron toda la Goma 2 ECO del 11-M”, gran parte de sus potenciales lectores abandonarían el kiosco con la incrédula y apresurada excusa que se dedica a esos abnegados muchachos que intentan venderle a uno su peculiar evangelio en una parada del autobús (dicho sea sin ánimo de ofender a nadie).

Y esto, el mantenimiento de una mínima traza de credibilidad prima facie es una necesidad particularmente apremiante en un panorama post-sentencias del 11-M. Porque, lo admitan o no, y por mucho contorsionismo verbal con el que intenten hacer pasar la noche por el día, lo cierto es que la sentencia de la Audiencia Nacional y la posterior del Tribunal Supremo supusieron un enorme jarro de agua fría para las huestes conspiracionistas. Sin una sola prueba declarada falsa [no, amigos, las sentencias no dicen que el Skoda Fabia sea una prueba falsa] y, por tanto, sin un solo policía con deducción de testimonio, magro consuelo es dedicarse a salvar los muebles aludiendo a no se sabe qué autores intelectuales y demás rocambolescas interpretaciones a beneficio de inventario. Ya decía el director de El Mundo que Gómez Bermúdez les había hecho una “cabronada” (PJ, EM, 11.11.2007); y Jiménez Losantos pensaba que el mismo juez “nos la dio con queso, pero bien dada” (LS, La hora de Federico, LD TV, 7.2.2008, 14:57). Resulta, pues, importante no terminar de enajenarse el apoyo de determinados sectores políticos. Porque muy distinta es la actual coyuntura respecto a aquellos tiempos en que el principal partido de la oposición seguía casi a pie juntillas los toques de corneta del rotativo en cuestión. Entonces se inundaba la sede parlamentaria y se atosigaba al Gobierno con centenares de preguntas literalmente basadas en los enigmas y agujeros negros de turno. Los Zaplana, Del Burgo, Castro… andan desaparecidos en combate y, desde hace bastante tiempo, no parece que, en materia de 11-M, el caladero político natural de El Mundo vaya más allá de un incómodo silencio, a lo sumo ambiguo y cortés. Así, resultaba casi enternecedor el patetismo mendicante y contrariado con el que Pedro J. Ramírez se dirigía a una Soraya Sáenz de Santamaría todavía bisoña como portavoz del Grupo Popular, ante la banal tibieza de las generalidades con la que ésta acogía una nueva “revelación” de El Mundo [demasiado ridícula como para entretenernos siquiera en comentarla]:

Pero eso está bien como declaración de intenciones, está bien, perfecto, lo que usted acaba de decir como declaración de intenciones… Ahora bien, obras son amores. Yo lo que le pregunto a ese… de manera muy concreta: ¿Por qué entonces ningún portavoz, ningún representante del Partido Popular ha dicho una sola palabra cuando hace unos días, con enorme notoriedad, la viuda de Jamal Ahmidan ha declarado públicamente al diario El Mundo que sus declaraciones, ha relatado, que sus declaraciones ante el tribunal fueron inducidas por un miembro de la acusación, de la fiscalía, de la acusación? ¿Por qué nadie del Partido Popular ha reaccionado ante lo que lleva glosando Federico desde hace dos días […]? ¿Por qué no ha habido ninguna iniciativa, ni siquiera una reacción pública a hechos de tanto calibre? Si ustedes están, como dice Rajoy, de verdad dispuesto a mantener la búsqueda de la verdad, ¿por qué no lo demuestran…? Eh… usted ha dicho que el movimiento se demuestra andando. Pues anden un poco… ¡narices! [PJ Ramírez, Entrevista a Soraya Sáenz de Santamaría, COPE, 1.4.2008, 36:35]

Por no mencionar la pueril pataleta con la que se cerraba el propio editorial de El Mundo de 12 de mayo de 2009. En efecto, tras ofrecer su oportuna versión de las conclusiones de “Titadyn”…

[E]n el mismo estudio, el químico [Iglesias] prueba [sic] que la muestra patrón policial y los restos de Goma 2 ECO encontrados en la Renault Kangoo utilizada por los terroristas tenían el mismo origen. Es decir, o ambos explosivos salieron del mismo cartucho, o habían estado juntos en el almacén de los Tedax.

… el diario buscador de la verdad se lamentaba:

Pero, claro, nadie hablará de esto hoy en el debate [sobre el Estado de la nación].

O sea, un quejumbroso “nadie nos hace caso”.

No, en esas circunstancias, difícilmente se podía vender una baladronada del estilo “Acebes no mintió, pero de Astarloa para abajo...” (Losantos dixit). Ello hace aún más conveniente una aproximación como la escogida para informar de las novedades del Sr. Iglesias: nuevo envoltorio, mismas conclusiones, sospechosos habituales, terreno conocido, mucho ruido, pero sin asustar a los de casa. Y todo esto, repito, tiene más que ver con cínicas estrategias empresariales y control de daños que con la búsqueda de una noble verdad y la auténtica creencia en las virtudes de la obra que se dice apoyar, pero que se extracta de manera cuidadosamente limitada.

Y no quisiera dejar sin comentario ciertos detalles relacionados con la cronología y la factura de “Titadyn”.

Cualquiera que se aproxime al libro con atención y conocimiento de causa podrá advertir el número inusitadamente alto de incoherencias, errores, imprecisiones, contradicciones e inexactitudes de la obra. Ya he señalado algunos y volveré a hacerlo, sin duda. No hablo de aspectos de contenido sujetos a opinión variable. Hablo de hechos objetivos como, por ejemplo, dar tres fechas distintas (e incompatibles) para un mismo dato y otros gazapos, incluso erratas, impropias de un estudio que se pretende mínimamente riguroso. Sin ir más lejos, la primera frase del libro, en el Prólogo del Sr. G. Abadillo (p. 13):

Conocí a Antonio Iglesias […], cuando el autor del informe que tienen en sus manos ya había concluido mi trabajo como perito para el tribunal […].

Son características más propias de la improvisación y el apresuramiento que de un cuidadoso examen. Se supone que los autores leen y releen sus manuscritos y las pruebas de impresión antes de que un libro salga a la calle. Se supone que, si además pretenden poner en solfa la investigación policial del mayor atentado de nuestra historia, con ominosas acusaciones, el celo y la atención deben ser mayores.

Hablamos, además, de un libro que en una considerable proporción, se compone casi exclusivamente de un copia-pega del informe oficial presentado al tribunal en mayo de 2007. Salvo los capítulos “originales” (relativamente breves), el grueso de la obra, su apartado técnico, es prácticamente una reproducción literal del mencionado informe, aderezado con algún que otro comentario aquí y allá. En estas circunstancias, la incuria de su autor (o autores) resulta doblemente notoria.

Una posible explicación (aparte de la mera incompetencia), iría en la línea de lo sugerido en estas páginas: una obra de producción relativamente acelerada con un horizonte temporal estratégicamente calculado, con un objetivo muy claro, al que se supedita cualquier otra consideración de exactitud y precisión.

Repito que la falta de edición diligente es flagrante. En este sentido, señalaré algunas curiosas y muy reveladoras referencias. En efecto, Don Casimiro, como de costumbre, apunta en una dirección autocomplaciente no muy sólidamente sustentada en los datos disponibles. Así, indica en la página 14 de su prólogo:

Un año después de que se emitiera la sentencia, en el otoño de 2008, durante el curso de un almuerzo, Iglesias me comentó que estaba a punto de concluir un trabajo al que había dedicado casi un año y que suponía una revisión del informe que en su día se presentó ante el tribunal.

A veces no sé si es peor la mala fe o la incompetencia. Porque si la referida dedicación es cierta, lo mínimo que puede decirse es que algunas obras son un baldón para el desempeño editorial. Si hemos de creer al vicedirector de El Mundo, un año después de la sentencia (leída el 31 de octubre de 2007), el perito Iglesias todavía estaba ultimando su revisión. Sin embargo, diríase que este químico no “revisa” su propia obra con la misma intensidad asfixiante que aplica a la versión oficial, pues en las páginas de “Titadyn” se deslizan al menos dos curiosidades cronológicas.

En la página 80 del libro, el perito Iglesias muestra una ecuación por la que se crea metenamina haciendo reaccionar el formaldehído y el amoníaco y añade que dicha ecuación “es la única a la que la literatura científica hace referencia al día de la fecha”. ¿Y cuál es “el día de la fecha” en que esto se escribe? La nota al pie número 6 lo aclara inmediatamente: “Mayo de 2007”. Es decir, dos años antes de la publicación de “Titadyn”.

Por otro lado, en la página 133, nota al pie número 15, se desliza el siguiente comentario:

En la lectura de la sentencia […] el juez Gómez Bermúdez manifestó que habían llegado a su poder algunas facturas de venta de este explosivo [Goma 2 EC] datadas de 2004. A fecha de 17 de noviembre de 2007 desconocemos la procedencia de tales facturas.

De modo que, en otoño de 2008, según don Casimiro, Iglesias todavía estaba trabajando en un informe que, sin embargo, según este último apunta, no parece haberse renovado más allá de mediados de noviembre del año anterior. Insisto: o alguien está haciendo un uso liberal de la verdad al hablar de fechas de trabajo y estudio, o algunos autores son tan chapuceros que los meses de aplicación y esfuerzo les cunden muy poco. Cualquiera que sea el motivo, el resultado se aleja tanto de los usos académicos y científicos más elementales que produce sonrojo. Decía el Sr. Iglesias en La Hora de Federico (28.5.2009):

Si me permites, quiero añadir que sin el impulso de El Mundo, concretamente de Casimiro, me temo que este informe hubiera quedado durmiendo la siesta eterna en algún cajón. Me congratulo que haya salido a la luz.

¿Es eso lo que ha ocurrido? ¿Que, acercándose determinadas fechas judiciales, ha habido que desempolvar y pasar a limpio unos cientos de páginas sin un momento siquiera para ajustar las referencias temporales? De otro modo no me explico, salvo por una negligencia rayana en la incapacidad intelectual, un comportamiento tan incompatible con el rigor, la seriedad y la paciencia (y lo que esto significa en cuanto a manejo pausado de los tiempos) que deberían acompañar a un genuino compromiso con la verdad en una materia tan grave.

Y, como fugaz referencia, para concluir, cabe recordar asimismo que el letrado de la AAV11M y autor de la oportuna querella de julio de 2009 contra Sánchez Manzano, José María de Pablo, ya había perfilado y anunciado exactamente los argumentos esenciales de su escrito en el programa La Linterna de la COPE, dirigido por César Vidal, el mismo día de la lectura de la sentencia, es decir, el 31 de octubre de 2007 [incluyendo alguna interesante hipérbole, como cuando afirmaba, nada menos, que el 11-M era “la única vez en la historia del terrorismo en España que las muestras del explosivo explosionado no se envían a la Policía Científica”].

Lógicamente, puede que me equivoque y que un estudio que no parece haberse renovado desde noviembre de 2007 se haya presentado como libro “por casualidad” en mayo de 2009 en la fecha prevista para el juicio a El Mundo. Y también es posible que una querella cuya argumentación casi literal ya se había adelantado básicamente el mismo día de la lectura de la sentencia de la Audiencia Nacional tuviera igualmente que esperar más de un año hasta “coincidir” precisamente con el día exacto de la vista…

En cualquier caso, sean o no verosímiles las hipótesis que planteo, el hecho fundamental permanece inalterable e inexplicado: El Mundo y compañía silencian las conclusiones más llamativas y demoledoras de la obra que dicen suscribir, lo cual se compadece malamente con la ecuanimidad o la diligente y rigurosa exploración de la realidad tantas veces pregonadas.

Last edited by Rasmo (26-07-2010 15:10:22)


Wars not make one great

Offline

#194 15-02-2010 16:13:38

viana
Miembro
Registered: 04-10-2006
Posts: 958

Re: Proposición sobre añadir posteadores en el blog

Excelente trabajo, Rasmo... y una pequeña crítica.

Tratas con demasiado pudor la querella de la AAV11M con relación a toda esta, ahora sí, conspiración de El Mundo para salvarse el culo.

PedroJ, ante la querella de S. Manzano por injurias y calumnias diseña una defensa apoyada fuertemente por el periódico y basada en tres hitos: la publicación del libro Titadyn, el j'accusse del propio PedroJ y la querella contra S. Manzano y la perito química del laboratorio de los Tédax.

Y los tres aspectos son patas del mismo banco. Pocas semanas antes de que la AAVV11M presentara la querella contra S. Manzano y la perito tuvo lugar la presentación del libro Titadyn a la que asistió, cómo no, Ángeles Domínguez y en la que se anunció que los beneficios del libro irían a parar a dicha asociación.

Last edited by viana (15-02-2010 16:15:06)


"Sin lugar a dudas, a estos tíos se les ha ido definitivamente la olla" Luis del Pino - 24.11.2007

Offline

#195 15-02-2010 20:08:29

Rasmo
Cenista oficial
Registered: 20-09-2006
Posts: 1,578

Re: Proposición sobre añadir posteadores en el blog

Gracias, Viana. Soy consciente de lo que dices y aun me callo ciertos detalles confidenciales que conozco pero no puedo revelar. Lo que ocurre es que me he propuesto mantenerme en una actitud muy concreta (deformación de mi pasado académico) en la que trato de limitar en la medida de lo posible todo aquello que no puede demostrarse o al menos plantearse con un mínimo de evidencia.
En mi fuero interno, qúe duda cabe, mis opiniones son muy marcadas.


Wars not make one great

Offline

#196 16-02-2010 21:38:44

Hermanita
Miembro
Registered: 05-11-2006
Posts: 661

Re: Proposición sobre añadir posteadores en el blog

Querido Rasmo: aunque al parecer andamos todos un tanto dispersos y enfrascados cada uno en sus rollos (en mi caso divertidos, podría decirse, pero de lo más estresantes), estoy segura de que seguimos tu serie y la valoramos como se merece. Yo, al menos, lo hago: sólo quería hacértelo saber. Leí ayer este nuevo capítulo y lo he releído hoy. Como siempre en toda la serie, esta nueva entrega también chapeau.

[Gracias también por tu prudencia. A mí me parece que le da más valor a todo lo que escribes smile]

Offline

#197 16-02-2010 23:13:36

Rasmo
Cenista oficial
Registered: 20-09-2006
Posts: 1,578

Re: Proposición sobre añadir posteadores en el blog

Se agradece, Hermanita.
Sólo lamento no disponer de más tiempo para acelerar el ritmo.
Un saludo.


Wars not make one great

Offline

#198 05-07-2010 16:07:21

Rasmo
Cenista oficial
Registered: 20-09-2006
Posts: 1,578

Re: Proposición sobre añadir posteadores en el blog

[Una entreguita más de mi serie, que calculo yo que acabaré dentro de unos 80 años...]

Titadyn, El Eterno Retorno (XIII)

Hemos examinado en anteriores entregas cuánto ha dado de sí el asunto de la metenamina en contacto con una fértil y desinhibida imaginación. No obstante, si hemos de creer lo que el Sr. García Abadillo escribe en el Prólogo de “Titadyn”, nada de esto habría tenido demasiada trascendencia en ausencia de otro gran elemento. En efecto, nos aproximamos al meollo de todos los males: Sánchez Manzano y la referencia a la nitroglicerina en la Comisión de Investigación del 11-M. Así es como lo expone el vicedirector de El Mundo en “Titadyn” (pp. 17-18):

El asunto de los explosivos no habría despertado ninguna polémica si no hubiera sido por la torpeza del propio Sánchez Manzano. Efectivamente, el comisario jefe de los Tedax, en su comparecencia ante la Comisión de Investigación del 11-M, que tuvo lugar el 7 de julio de 2004, a una pregunta del diputado del PP Jaime Ignacio del Burgo sobre la composición del explosivo usado por los terroristas, respondió: «He dicho que los restos de los focos de las explosiones llegan a la unidad a las 12.30; se inicia su análisis y se obtienen los primeros resultados en torno a las 14.00 horas [del 11 de marzo]. En algunos casos (en concreto en ocho de los diez focos), no en todos, cuando se hace el análisis de los restos del foco de la explosión logramos encontrar restos de nitroglicerina, y la nitroglicerina es el componente de todas las dinamitas». Posteriormente, durante el mismo interrogatorio, pero esta vez a preguntas del diputado del Grupo Mixto José Antonio Labordeta, Sánchez Manzano volvió a insistir sobre el mismo tema: «A las 14.00 horas, como son muestras obtenidas en los restos que ha dejado la explosión, lo único que se puede averiguar es que es dinamita, porque lo único que se puede encontrar es nitroglicerina, que es componente común en todas las dinamitas».

¿Que el asunto de los explosivos no habría despertado ninguna polémica sin este incidente? Visto lo visto, me permito dudarlo. A algunos autores no les hace falta estímulo externo alguno para descubrir grandes misterios. De hecho, hemos comprobado en anteriores entregas que el asunto de la metenamina, en realidad, estaba ya resuelto en el seno de la investigación antes incluso de que empezara la algarabía mediática.

Sea como fuere, la referencia anterior abre el camino a un examen minucioso que nos llevará a los orígenes mismos de gran parte del conspiracionismo del 11-M en materia de explosivos. Aunque ello nos apartará temporalmente de la mera discusión lineal del libro que venimos comentando, servirá, a mi juicio, para analizar en detalle sus principales presupuestos y fundamentos, esto es, sus antecedentes y el contexto en que se enmarca. Son muchos y muy diversos los aspectos que quiero abordar de manera coordinada, por lo que la tarea expositiva dista de ser fácil. Trataré, no obstante, de seguir un orden que permita desbrozar la complejidad de los diversos elementos entrelazados y hacerlos razonablemente inteligibles.

Efectivamente, el extenso prólogo de “Titadyn”, firmado por el vicedirector de El Mundo, se ha presentado como “una auténtica hoja de ruta del estado de la cuestión” (Pedro J. Ramírez, citado en EM, 2.6.2009). Como he dicho, centrarme en él ahora permitirá continuar el posterior análisis de los desvaríos del Sr. Iglesias con una mayor comprensión del marco, digamos, “teórico e histórico” en que se inserta. En este sentido, el texto del vicedirector de El Mundo es, en efecto, un compendio sumamente ilustrativo y revelador de casi todos los males del conspiracionismo del 11-M: de su metodología falaz, de su nulo respeto por la verdad de los hechos, de su indistinguible mezcolanza de ineptitud y malicia.

Y es que don Casimiro García Abadillo (CGA, para abreviar) es uno de los personajes más notables de la producción conspiracionista. En particular, destaca por su cínica capacidad fabuladora y autocontradictoria según los intereses del momento. Prácticamente no hay un solo aspecto del 11-M en el que no sea posible hallar una manifestación y su contraria firmadas por él en distintos momentos. CGA, por ejemplo, es quien, en un encuentro digital en elmundo.es de 14.9.2004, cuando un lector le preguntaba precisamente por qué los terroristas de Leganés no se habían inmolado en los trenes si eran tan fanáticos, respondió que porque se trataba de

la primera de una serie de acciones terroristas. Voy a dar un dato que demuestra que en el atentado del 11-M todavía no habían decidido inmolarse: cuando un terrorista islámico decide suicidarse y graba su mensaje en vídeo, lo hace a cara descubierta, porque no hay ninguna razón para ocultarse ya que va a morir. Los dos vídeos grabados por los autores del 11-M demuestran que todavía no habían decidido cuál sería su última acción.

El mismo CGA que, apenas un par de años más tarde, se olvida de su propia explicación y pasa a preguntarse:

¿Por qué no se suicidaron 'El Tunecino', 'El Chino' y sus secuaces en los trenes el 11-M? «Porque querían seguir atentando», dicen los exégetas de la teoría oficial. Y se quedan tan contentos. (CGA, EM, 25.7.07).

Además de no leerse su propio periódico:

Los terroristas islamistas no se inmolaron en los trenes de cercanías porque querían concluir su yihad con otras masacres. (Editorial, EM, 11.4.2004)

Podríamos dedicarle un monográfico, pero, para no distraernos en exceso, concluyamos con una muestra más pertinente a los efectos que nos ocupan. Sí, en lo que ahora nos atañe, CGA es también el que escribía que:

Otro explosivo lleva necesariamente a otros autores. Eso es evidente. Y, desde luego, la aparición de Titadyn lleva indefectiblemente a ETA. (CGA, EM, 18.6.2007)

Demostrando, una vez más, que seguía sin leerse su propio periódico:

Para evitar malentendidos, lo primero que cabe decir es que el hallazgo de los peritos no presupone, ni mucho menos, que ETA fuera la autora del 11-M. Otros grupos terroristas pudieron haber tenido acceso al explosivo Titadyn […]. (Editorial, EM, 2.4.2007)

El mismo García Abadillo, que, transcurridos otros dos años, pasaba de la “indefectibilidad” al ¿yo he dicho ETA?:

[N]o estalló Goma 2 ECO, sino que estalló, al menos en uno de los focos, Titadyn, y, por lo tanto, […] tiene que haber unos autores que nunca se han sentado en el banquillo. […] ¿Qué autores? Bueno, pues yo, desde luego, no voy a cometer la torpeza de decirlo sin tener pruebas. (CGA en La Tarde con Cristina, 2.7.2009, 10:55)

En mi opinión, esta maleabilidad narrativa es un rasgo característico de los cuentistas interesados, que ajustan los datos a un marco variable de acuerdo con la conveniencia del momento, de modo que sólo el resultado último se mantiene intacto: denigrar la denominada versión oficial. En lo sucesivo, tendremos ocasión de examinar nuevas manifestaciones de esta característica, así como otros rasgos normalmente asociados a la mendacidad del fabulador profesional.

Siguiendo con nuestra exposición, veíamos que, en “Titadyn”, el vicedirector de El Mundo atribuía el origen de la polémica sobre los explosivos a la “torpeza” de Sánchez Manzano en la comisión de investigación del 11-M, al declarar que, en el análisis de los focos de explosión de los trenes, había aparecido nitroglicerina. Para Luis del Pino, también “son de hecho, estas declaraciones de Sánchez Manzano las que marcaron el principio del fin de la versión oficial” (LdP, “11-M. Golpe de Régimen”, p. 32). ¿Por qué? Muy fácil, porque la Goma 2 ECO no tiene nitroglicerina. A partir de aquí, pueden perfilarse varias historietas. Por un lado, la novela general, compartida por casi todos los conspiracionistas y, en particular, los dos autores que acabo de mencionar, acerca de la supuesta ocultación de los resultados auténticos de esos análisis, la rotura de protocolos, el falseamiento de los datos para vender la Goma 2 ECO a la opinión pública, bla, bla, bla (ya se discutirá más adelante). Por otro lado, no deja de tener interés la historia misma de ese sensacional descubrimiento del desliz de Sánchez Manzano en la Comisión. Y ahí don Casimiro y don Luis no se ponen de acuerdo.

Pero, antes de examinar ambas cuestiones, observemos brevemente un ejemplo (en absoluto aislado) del periodismo que practica el Sr. García Abadillo. Recordemos que este autor atribuye a Sánchez Manzano dos citas literales: la respuesta del Jefe de los Tedax al Sr. Del Burgo y la respuesta al Sr. Labordeta. Así es como el vicedirector de El Mundo reproduce la primera de ellas:

«He dicho que los restos de los focos de las explosiones llegan a la unidad a las 12.30; se inicia su análisis y se obtienen los primeros resultados en torno a las 14.00 horas [del 11 de marzo]. En algunos casos (en concreto en ocho de los diez focos), no en todos, cuando se hace el análisis de los restos del foco de la explosión logramos encontrar restos de nitroglicerina, y la nitroglicerina es el componente de todas las dinamitas».

Por suerte, hoy día cualquiera puede consultar la cita original del ex jefe de los Tedax en el correspondiente Diario de Sesiones sin moverse del sillón (sesión de 7.7.2004; p. 4). Observen las diferencias. He aquí lo que de verdad expuso Sánchez Manzano:

He dicho que los restos de los focos de las explosiones llegan a la unidad a las 12:30; se inicia su análisis y se obtienen los primeros resultados en torno a las 14:00 horas. Tampoco le sé precisar ahora exactamente a qué hora pudo ser cuando se obtuvieron los primeros resultados fiables sobre los que ya se puede pronunciar el jefe de unidad o cualquier especialista, porque si no, no lo hacen. Ahí el resultado que se obtiene es que es dinamita, sin poder precisar la clase comercial de dinamita. Esto es así porque cuando se produce la explosión, la alta combustión destruye todos los componentes de los explosivos. En algunos casos, no en todos, cuando se hace el análisis de los restos del foco de la explosión logramos encontrar restos de nitroglicerina, y la nitroglicerina es el componente de todas las dinamitas.

Para poner las cosas fáciles, he subrayado en el texto referido por García Abadillo la morcillita que éste se permite añadir libremente, dentro de un texto entrecomillado que atribuye literalmente a Sánchez Manzano (también subrayo el pasaje correspondiente en la cita auténtica). [Por cierto, esto ya lo señaló Elkoko en su día y coincido plenamente con su apreciación]. Alguien podría ser benévolo con don Casimiro y pensar que simplemente ha hecho un uso heterodoxo de los paréntesis para su interpolación (“en concreto en ocho de los diez focos”), allí donde la mayoría de los que trabajamos cotidianamente con textos sabemos que deben emplearse corchetes (entre otros, véase el Diccionario de Dudas de la RAE, lema “corchete”, punto 2.c): al fin y al cabo, el Sr. García Abadillo sólo es el vicedirector del segundo periódico de España, cargo para el que aparentemente no se exige saber escribir… Pero no, no es posible. Podemos estar seguros de que el Sr. García Abadillo sí sabe que las interpolaciones se escriben entre corchetes, porque, de hecho, los utiliza correctamente dentro de su misma cita para apuntar la fecha “del 11 de marzo”, (texto que más arriba he marcado en color marrón). Por tanto, cuando decide añadir entre paréntesis la frase que he señalado (“en concreto en ocho de los diez focos”), dando a entender que es el propio Sánchez Manzano quien la utiliza, por no mencionar la larga elipsis que el vicedirector de El Mundo también olvida señalar, debemos suponer que lo hace con pleno conocimiento de causa. Y el detalle, pese a lo que pueda pensarse, no es menor, no es una simple minucia estilística o tipográfica. Aunque tendremos ocasión de examinarlo pormenorizadamente, la manipulación es importante porque, refiriéndose concretamente a esta respuesta y ante el incipiente revuelo mediático, Sánchez Manzano trató de excusarse posteriormente ofreciendo en particular la siguiente aclaración ante el juez Del Olmo el día 17 de julio de 2006 (según se recoge en “Titadyn”, p. 20):

Es errónea la afirmación vertida por él en el sentido de que se identifica en los focos de las explosiones nitroglicerina y que tal expresión, en el contexto en que la estaba pronunciando, se estaba refiriendo en general a los focos de las explosiones de cualquier atentado, no en concreto a las del 11-M, en las que intervino su unidad.

Téngase en cuenta que, lo consideremos o no verosímil, el sentido literal de su cita original es susceptible de recibir esta interpretación, mientras que, tras el apósito (y la amplia omisión) de García Abadillo, eso no es posible. Es decir, sea o no convincente esta concreta explicación de Sánchez Manzano para la primera de sus citas (la respuesta a Del Burgo), García Abadillo, artificialmente, la hace imposible. Se trata de una manipulación poco sutil y muy reveladora. Que el vicedirector de El Mundo se permita además apostillar su comentario a las explicaciones del ex jefe de los Tedax con un “se pilla antes a un mentiroso que a un cojo” (p. 21 de “Titadyn”), es una broma de mal gusto.

Con estos antecedentes, ¿qué puede esperarse? Las páginas del prólogo de CGA serían un festival de la risa si el asunto no fuera tan grave. Me permito sugerir inmediatamente una simple reflexión que resultará imperiosa a medida que avancemos en el presente examen: si con referencias públicas, abiertas, perfectamente contrastables, al alcance de cualquiera, el Sr. García Abadillo comete estas evidentes tropelías y tergiversaciones, ¿qué crédito habrá de darse a las remisiones que hace (y son muchas y muy variadas) a fuentes privadas (de hecho, exclusivas, pues sólo él aparece como testigo en la mayoría de los casos), sobre las que nada podemos comprobar de manera independiente? En relación con esto último, Manel Gozalbo hizo en su día una observación muy pertinente que me permito reproducir (“Titadynante es poco”, 6.6.09):

Otro tipo distinto de endeblez formal es el abuso de las fuentes anónimas. Que si un Garganta Profunda en los Tedax; que si un amigo del CNI; que si un alto magistrado; que si un presunto amigo de Gómez Bermúdez; que si uno me dijo en privado; que si yo le dije. En general es una mala práctica que retrata como fabulador a quien la emplea […]

Pues bien, aunque Sánchez Manzano atribuyó insistentemente a un simple error su referencia en sede parlamentaria, decíamos que el dato de la nitroglicerina era muy importante para el devenir de las teorías conspirativas. De hecho, el editorial de El Mundo de 14.7.06 señalaba nada menos que la “nitroglicerina” era “la palabra que puede cambiar la historia del 11-M”. Para Jaime Ignacio del Burgo, “la nitroglicerina dinamita el sumario” (EM, 23.7.06). Y no olvidemos las implicaciones, en relación con la autoría. Así, en una de sus múltiples y volubles manifestaciones, CGA escribía (EM, 20.7.06): “la aparición de nitroglicerina […] llevaba casi necesariamente a que el explosivo fuera Titadyn y, por lo tanto, a la autoría de ETA.” Una afirmación verdaderamente audaz. En la misma línea, Jiménez Losantos (Cope, 11.7.06, Federico a las 6, 5:30) remachaba: “La diferencia entre que haya nitroglicerina o no, es nada menos que […] si pudo volar los trenes la ETA o los islamistas.”  Nada menos.

En este sentido, la historieta general a la que antes me refería puede compendiarse acudiendo a multitud de referencias. Para limitar el estorbo documental, no obstante, me ceñiré a un par de ellas, suficientemente representativas. Luis del Pino, en particular, en su conferencia en Málaga de 22 de junio de 2007, señalaba:

[N]os preguntamos dónde estaba el punto original de la mentira, y nos  dimos cuenta de cuál era: es que nos habían mentido desde la propia mañana del 11-M con respecto a lo que había aparecido en los trenes. Lo que sucedió a partir de un par de horas después de los atentados es que se inició una operación sistemática de destrucción de las pruebas reales […] y, al mismo tiempo, se empezaron a sacar pruebas falsas de fuera de los trenes: mochila de Vallecas, furgoneta Kangoo, Skoda Fabia, para que fijáramos nuestra vista fuera de los trenes y para vendernos una versión de lo que había pasado basada íntegramente en pruebas falsas aparecidas fuera de los trenes. ¿Qué era lo que había estallado en los trenes? Pues, curiosamente, fue dos años y tres meses después de la matanza cuando nos dimos cuenta de que es que nadie nos había respondido a esa pregunta, y que ésa era la pregunta fundamental: el arma del crimen. En julio de 2006 nos dimos cuenta de que, cuando se había celebrado la comisión de investigación del 11-M, al Sr. Sánchez Manzano, jefe de los Tedax, se le había escapado que en las muestras de los trenes había nitroglicerina, y eso, pues tenía una gran importancia, porque la nitroglicerina no forma parte de la GOMA 2 ECO, que era el explosivo que la versión oficial dice que se utilizó. Por tanto, si Sánchez Manzano, jefe de los Tedax, dijo la verdad en la comisión de investigación del 11-M, toda la versión oficial era falsa. Y, a partir de ahí, ya estalló el escándalo de los explosivos, que ha terminado [motivando] que el Tribunal ordenara que se analicen las muestras que estuvieron en los trenes y, a raíz de ese análisis, resulta que se confirma que aparecen componentes que no forman parte de la GOMA 2 ECO.

Efectivamente, uno de esos componentes era también el DNT, que en 2007 se detectó en muestras de todos los focos, y la nitroglicerina, hallada en una sola muestra de un solo foco (la famosa muestra M-1). ¿Qué podría haber ocurrido? Luis del Pino, nuevamente, nos relata “la película de los hechos” en la entrada de su blog de 31.3.2007:

La película de los hechos se va completando. Aquella mañana del 11 de marzo, estalló en los trenes un explosivo que tenía nitrato amónico, nitroglicol, nitroglicerina y dinitrotolueno. Los análisis realizados a primera hora habrían arrojado la presencia de esos componentes, pero alguien tomó la decisión de ocultar aquellos datos que apuntaban a ETA (porque esos cuatro componentes forman parte, entre otras dinamitas, de la Titadyne) y volcar las elecciones sacando las pruebas falsas necesarias para poder responsabilizar a algún cabeza de turco con perfil islamista.

Para ello, según nuestros pesquisidores mediáticos, se rompieron los “protocolos”, en especial, al retener los Tedax las muestras de los focos en su sede y no enviarlas al laboratorio de la Policía Científica, único, en su opinión, habilitado legalmente y capacitado técnicamente para efectuar análisis periciales válidos (véase, entre otros, CGA, EM, 20.11.2006; parecida cantinela, resumiendo la narrativa del Sr. Del Pino al respecto en su segundo libro sobre el 11-M, puede leerse en un artículo de El Mundo de 5.11.2006). La perito de los Tedax, en cambio, varias semanas después de los atentados, se limitó a enviar al juez Del Olmo un informe donde indicaba que en los focos se habían encontrado “componentes genéricos” de las dinamitas, sin poder especificar la marca comercial, alegando que tal especificación era imposible en dinamitas que habían hecho explosión. Esto, afirman los conspiracionistas, es falso. La Policía Científica habría podido determinar perfectamente la marca de la dinamita a partir de los focos de explosión, pero se le impidió hacerlo. La jugada se destapó cuando, tras las investigaciones periodísticas, el tribunal ordenó realizar nuevos análisis a las muestras de explosivos. Y allí se descubrieron los dos componentes delatores: el DNT y la nitroglicerina. Y ello, a pesar de las acciones “negligentes y aberrantes” de la perito de los Tedax, porque, en efecto, como resume el Sr. Iglesias:

Pues no, [Sánchez Manzano] no se había equivocado [en la Comisión del 11-M], y la prueba, pues son pruebas analíticas, pruebas de una objetividad demoledora. Lo vimos los ocho peritos que intervinimos en la prueba pericial. Los ocho vimos todos los componentes que habían salido en los focos de explosión, entre ellos, la nitroglicerina, que se pudo detectar por análisis cualitativo, de cromatografía de gases, justamente en la única muestra que no había sido lavada con agua y acetona, porque esa cáscara de plátano nos la pusieron debajo de los pies: entregarnos unas muestras metálicas lavadas con agua y acetona. Con lo cual, el agua se había llevado por delante los analitos inorgánicos y la acetona los analitos orgánicos. Es decir, que si hubiera habido nitroglicerina en todas esas muestras, se lo llevó el lavado. Entonces, esto fue una práctica que en análisis no se puede hacer nunca. Sí hay que lavar las muestras para hacer unos extractos, pero luego esos extractos se guardan y se someten a unas pruebas analíticas fehacientes para determinar lo que hay. Lo que no se puede hacer nunca es tirarlo, que es lo que hicieron los TEDAX. [Perito Antonio Iglesias, La Tarde con Cristina, COPE, 2.7.2009, 6:50]

Lo que finalmente se llega a sostener sin ambages es que la divulgación de esos dos elementos, la mera mención de estas dos palabras, nitroglicerina y DNT, en su momento, es decir, antes del 14 de marzo de 2004, habría alterado el resultado de las elecciones, cambiando así la historia política de España. Esto se puso de manifiesto especialmente al hilo del DNT que Alfonso Vega detectó en una revisión (de mayo de 2007) de los resultados del análisis efectuado el mismo día de los atentados sobre la muestra M-3 (muestra patrón de Goma 2 ECO proporcionada por los Tedax).

[Nota: en este episodio, la manipulación de El Mundo alcanzó cotas difícilmente superables, como expuse parcialmente en otro artículo (“Héroes del periodismo patrio”). En particular, el diario de marras se empeñó en atribuir el DNT al resto de explosivo hallado en la Kangoo (es decir, a la muestra M-2), ignorando flagrantemente que Vega hablaba de la M-3, es decir, la muestra usada como cotejo, procedente del almacén de los Tedax y que no tenía estrictamente nada que ver con ningún escenario de los atentados.]

Así, el entonces portavoz del PP en el Congreso, Eduardo Zaplana, se preguntaba “¿Qué hubiera pasado si ese dato se conoce el 11-M?” (EM, 28.5.2007):

El propio Zaplana se respondió: «Los hechos se habrían producido de otra manera y la valoración que habrían hecho los ciudadanos habría sido otra». El resultado de[l] […] análisis […] de la muestra de la estación de El Pozo [M-1] (en el que la Policía no detectó la presencia de nitroglicerina, que sí aparece en la nueva pericia encargada por el tribunal) y el hallazgo de la mochila de Vallecas en la madrugada del 12-M determinaron la orientación de la investigación hacia el terrorismo islamista.

En coincidencia con lo señalado por el editorial de El Mundo del día anterior (27 de mayo de 2007):

Se nos pretende hacer creer que ninguno de los análisis realizados en aquella jornada [del 11 de marzo] detectó la presencia de nitroglicerina en el polvo de extintor, que se ha encontrado tres años más tarde, ni la de DNT en los restos de la Kangoo. […] Si se hubiera dicho entonces que en los restos de la Kangoo había DNT y en los de uno de los focos, nitroglicerina, ambos componentes del Titadyn, la investigación policial y la opinion pública habrían dirigido sus sospechas en otra dirección [distinta de la islamista].

Acompañando a Jiménez Losantos en los micrófonos de la COPE (29.5.2007, Tertulia, 49:00), el director de El Mundo se expresó igualmente con inequívoca contundencia:

[Pensemos que el 11 de marzo a este hombre, A. Vega, le corresponde analizar] las muestras de lo encontrado en la Kangoo, y de uno de los restos, de los focos de los trenes. Y resulta que este señor pretende que, tres años después, nos creamos que entonces no se dio cuenta de que los cromatógrafos registraron […] la presencia […] del DNT y de la nitroglicerina […], las dos cosas que ahora se han encontrado. Pues es imposible que nos lo creamos. Es… todo indica que este policía, de acuerdo con otros, manipuló, escamoteando a la op… a sus superiores y a la opinión pública, los resultados de esos análisis, que hubieran cambiado, sin duda, la historia política de España en ese fin de semana.

Un día después, en el mismo escenario, también el iniciador de los “Agujeros negros del 11-M” y reportero de El Mundo, Fernando Múgica, insistió en la importancia casi milagrosa que tales elementos habrían tenido para el resultado de las elecciones (Cope, 30.5.2007, Entrevista con F. Múgica y Luis del Pino, 9:22):

Ahora vayamos al principio de todo. El principio de todo es que el día 14 de marzo de 2004 […] el Sr. Manzano, jefe de los Tedax, estaba absolutamente seguro de lo que había explotado, y era Goma 2 ECO. Y no nos olvidemos de una cosa: aquí lo que cambió todo en la sociedad española es que se creyeron esa versión de que lo que había explotado era Goma 2 ECO. Bueno, ahora sabemos que no es verdad. […] Había elementos que no eran de la Goma 2 ECO. ¿Se imagina el oyente, o ustedes, si realmente aquello se hubiera publicado aquel día? Es decir, hubiera cambiado todo […], claro, hubiera cambiado todo. […] Bueno, es que es gravísimo, es que cambió prácticamente la historia de España por esas frases… es decir, hay que pedir responsabilidades.

Y, ¿por qué todo esto? El mecanismo causal, el sustrato “teórico” que engarza todos estos supuestos “hechos” viene a asumir una serie de postulados de los que sus valedores se hacen eco o se desentienden según la conveniencia y adaptable oportunismo del personaje de turno, pero que puede exponerse así: el debate político principal inmediatamente antes de las elecciones se resumía en la incógnita sobre la autoría de los atentados, porque, se nos dice, si era ETA ganaba el PP y, si eran los islamistas, ganaba el PSOE. Que fueran unos u otros dependía, al parecer casi exclusivamente, del tipo de explosivo; más concretamente, titadyn igual a ETA. Y esto, a su vez, dependía, al parecer también de forma casi exclusiva, del resultado analítico. De modo que, en suma: si hay nitroglicerina (y, más tarde, también DNT), es (sólo puede ser) titadyn, y si es titadyn, es (sólo puede ser) ETA. Y, si es ETA, ganaba el PP. De modo que, para que no ganara el PP…

Este apresurado y simplista encadenamiento argumental no es invención mía. En su expresión más elemental:

El explosivo que tenía la ETA en grandes cantidades era Titadyn: nitroglicerina. Lo que se encuentra en los trenes es nitroglicerina, luego la ETA. (Jiménez Losantos, Cope, 11.7.06, Federico a las 6, 32:41)

En las siguientes entregas desgranaré en buena medida los principales puntos aquí esbozados. En cualquier caso, me interesa destacar inmediatamente algunas ideas que, a modo de orientaciones generales, espero que se reflejen en mi análisis, siquiera de manera implícita.

En primer lugar, espero mostrar (quizá con indigesto detalle) que muchos de los “hechos” asumidos por los conspiracionistas en su historieta general son simplemente falsos, es decir, inexistentes, o están gravemente distorsionados. Resulta decepcionante comprobar, sin embargo, que el martilleo continuo de los medios conspiracionistas ha conseguido grabar en el imaginario colectivo con más que moderado éxito ciertas convicciones fácticas, casi como frases hechas, sobre cuya realidad nadie parece formular objeción alguna. Así, incluso personas que no simpatizan con la causa conspirativa comienzan sus razonamientos discrepantes dando por bueno tal o cual “hecho”, del que simplemente extraen distintas conclusiones. En este sentido, constato con desmayo, por poner sólo un ejemplo, que incluso la esposa de Gómez Bermúdez, en su libro “La soledad del juzgador” (en particular, páginas 194 y 195), da por buena la afirmación de que la muestra M-1 era la única que no fue lavada con agua y acetona. Observando al público en general, esta actitud parece plasmarse en comentarios del tipo “vale, la instrucción fue una chapuza, ¿y qué?” No, es que, precisamente, la instrucción no fue ninguna chapuza. Pero ocurre con todo esto como con la expresión “tener más agujeros que un queso de Gruyère”, cuando es sabido que el auténtico queso de Gruyère no tiene agujeros. A golpe de titular sonoro y picando la mina con la pertinacia insomne y eficaz que permiten los ingentes recursos mediáticos, se acuñan máximas facilonas cuya veracidad pocos se molestan en cuestionar.

Seguidamente, y por si lo anterior no bastara, aun cuando los hechos básicos no fueran inexactos, las conclusiones que de ellos se extraen y, en particular, el marco teórico (así como los presupuestos de éste) en que se integran son, en demasiadas ocasiones, francamente absurdos, casi imbuidos de una especie de pensamiento mágico. A modo de analogía anecdótica, esa especie de chamán aventurero y pirado que fue Aleister Crowley (1875-1947), pretendía que determinados ritos esotéricos llevados a cabo por él en París fueron el auténtico origen de la Primera Guerra Mundial. Pues bien, algunos razonamientos conspirativos en materia de 11-M no me parecen mucho menos peculiares: en Leganés apareció un cadáver con los pantalones al revés, luego… allí no se suicidó nadie, sino que se hizo un “teatro” con siete tipos que ya estaban muertos; o la nitroglicerina significa… que el PP habría ganado las elecciones.

En el mejor de los casos, especialmente en el ámbito de los explosivos, la lógica conspirativa incurre en una clara falacia retrospectiva que hace un uso anacrónico de los datos. No estoy produciendo ninguna innovación académica: la psicología lleva años estudiando el sesgo retrospectivo y, más concretamente, la llamada “falacia del historiador”. En suma, los acontecimientos pasados deben examinarse dentro del marco cognitivo contemporáneo de los agentes de que se trate (es decir, teniendo en cuenta quién sabía qué y cuándo), no retrotrayendo conclusiones, valoraciones y conocimientos adquiridos a posteriori.

[INCISO: Por cierto, en esto último coincido con personas tan poco sospechosas como el Sr. Acebes y el Sr. Díaz de Mera (Director General de Policía en el momento de la masacre), quienes, en sus respectivas declaraciones ante la Comisión de Investigación, insistieron en la importancia de analizar los hechos de manera congruente con lo que en cada momento se sabía. Así, el Sr. ex Ministro del Interior, afirmó (sesión de 28.7.2004):

[Dirigiéndose al Sr. Jané i Gulasch] ¿Para usted, que apunta hacia el terrorismo islamista, la aparición de Goma 2 ECO era suficiente para que yo pudiese decir que era preferente el terrorismo islamista? Con lo que sabe usted a día de hoy, puesto el día 12. [p. 22]

[Dirigiéndose al Sr. Olabarría Muñoz] Es que usted cuenta resultados finales de la investigación, los coloca el día 11 y al final extrae una conclusión; usted no se ha colocado de manera intelectualmente honesta en las 17:30 horas de ese día y con la información que había. Usted está utilizando información posterior y la trae, la retrotrae a las 17:30 horas […] [p. 45].

Y el Sr. Díaz de Mera, refiriéndose a un incidente que también se abordará en su momento (el error en la información de que había estallado “titadyn”) (sesión de 22.7.2004, p. 17):

[A]hora le damos una importancia muy grande a ese hecho, que sin duda lo tiene, pero es una importancia descontextualizada. Tiene una fijación temporal contemporánea, no en aquel momento.

Fin del inciso]

Sin perjuicio de un ulterior análisis más pausado, trataré de explicar brevemente esta observación. No me parece falaz (en abstracto) sugerir que el conocimiento de la presencia de nitroglicerina y/o DNT en los análisis de 2004 (suponiendo que su existencia entonces fuera genuina, algo que no estoy dispuesto a aceptar y que sólo menciono a efectos discursivos) pudiera haber tenido tal o cual resultado. Retrotraer hipotéticamente unos simples datos no tiene por qué ser erróneo cuando lo que  se argumenta, precisamente, es que tales datos se ocultaron para evitar ciertos efectos [podemos dejar de lado por el momento el problema de los “contrafácticos”, que son otro cantar]. Lo que me parece falaz es pretender proyectar hacia el pasado unos determinados datos y, además, analizarlos (es decir, analizar sus pretendidos efectos y repercusiones) según un esquema mental actual que es prácticamente imposible que los actores pertinentes tuvieran en aquel momento. Adelantando un poco la cuestión, para ser más explícito, lo que deseo mostrar es que es absurdo pretender que la mera mención de las palabras “nitroglicerina” y/o “DNT” hubiera provocado antes de las elecciones del 14-M el efecto que los conspiracionistas aducen años más tarde. Porque no se trata de que el público tuviera entonces noticia de esos elementos, sin más, sino de que fuera capaz de identificarlos y reconocer inmediatamente su supuesta importancia, según parámetros, esquemas, conocimientos e intereses que sólo han podido desarrollarse mucho después, tras un prolongado proceso de polémicas e investigaciones. Como bien dijo Sánchez Manzano en su declaración ante el tribunal del 11-M (14.3.2007), explicando su desliz parlamentario a cuenta de la nitroglicerina:

Bueno… es eh… es un error… una utilización de… inadecuada de un término, que además salió publicado en la prensa el mismo día 8 [de julio de 2004], y también en Internet y nadie se dio cuenta hasta dos años después. Eso explica lo fácil que era cometer esa equivocación.

Efectivamente, el 8 de julio de 2004, el día después de la declaración de Sánchez Manzano ante la Comisión de Investigación, El Mundo publicó una reseña de su comparecencia en la que explícitamente se recogía la respuesta del Jefe de los Tedax a Del Burgo, nitroglicerina incluida. Y, efectivamente, nadie se dio cuenta de nada en dos años, con las máquinas de las “investigaciones periodísticas” a todo gas. En estas circunstancias, ¿resulta creíble imaginar que, sólo dos o tres días antes de las elecciones, la mención de esa palabra mágica habría transmutado como por alquimia los resultados de la votación?

Todos estos asuntos serán discutidos con la extensión necesaria en próximas entregas.

Last edited by Rasmo (05-07-2010 19:08:15)


Wars not make one great

Offline

#199 05-07-2010 18:55:14

viana
Miembro
Registered: 04-10-2006
Posts: 958

Re: Proposición sobre añadir posteadores en el blog

Rasmo, si te piensas que no leemos tus posts, te equivocas. Y si crees que no los apreciamos, yerras de nuevo. Pero se nos han acabado los halagos, de verdad.

En relación con lo que escribes, repugna de la conspiranoia, las contradicciones continuas en las que incurren. Pero no sólo eso; los conspiranoicos insultan a los que no siguen sus desvaríos acusándoles de defender terroristas o golpistas; cuando objetivamente ellos son los únicos que lo hacen.

De igual manera, critican obscenamente la "instrucción chapucera" o la "insostenible versión oficial" sin caer en las continuas y flagrantes contradicciones, no yua de los longánimos peónidos, sino de sus gurús más prestigiosos. CGA, entre ellos.

En fin, que aquí quedamos a la espera de la continuación de tu trabajo que promete ser más que entretenido.

Por cierto, y abusando de tu prodigalidad ¿podrías escribir algo sobre los aspectos positivos del movimiento conspiranoico?

Porque yo algo bueno les encuentro; en concreto veo dos cosas positivas de este frikimovimiento que resumiré esperando que se me entienda.

En primer lugar encuentro como positivo algo que puede resultar frívolo pero que levante la mano el que no lo ha pensado alguna vez: Discutir con un peón negro me hace sentir más inteligente de lo que soy.

En segundo lugar y mucho más en serio. El movimiento conspiranoico es un grupo básicamente retrógrado. Todos los tópicos del ultraderechista español del siglo XXI se concintan en los peones. Sólo su odio al socialismo en general y a ZP en particular supera su machismo, su xenofobia y su integrismo.

Así pues, gracias a que han canalizado su odio contra el socialismo y sus, para ellos, satélites, no se han quemado mezquitas en España. En resumido, claro.


"Sin lugar a dudas, a estos tíos se les ha ido definitivamente la olla" Luis del Pino - 24.11.2007

Offline

#200 05-07-2010 19:16:11

Rasmo
Cenista oficial
Registered: 20-09-2006
Posts: 1,578

Re: Proposición sobre añadir posteadores en el blog

Muy agradecido, de verdad, si aún sigo escribiendo es por los que todavía me aguantáis.
En cuanto a lo que comentas de algún rasgo positivo del conspiracionismo... en fin, no me quedan muchas ganas para entrar en ello. Básicamente, distingo entre el patetismo de algunos y la maldad de otros. El primero me merece poca atención y la segunda me repugna demasiado.


Wars not make one great

Offline

Board footer

Powered by FluxBB