Foro del colectivo Desiertos Lejanos.

Lugar de debate de las teorias de conspiración del 11-M.

You are not logged in.

Announcement

Nueva política de registro. Ante la imposibilidad de contener el spam, toda persona que quiera registrarse en el foro tendrá que solicitármelo personalmente en Twitter por mensaje personal, a la cuenta @luismithr. Gracias por su comprensión.

#121 17-07-2009 23:22:44

Lior
Cenista oficial
From: En medio del Atlántico
Registered: 20-09-2006
Posts: 4,561

Re: Proposición sobre añadir posteadores en el blog

Morenoooooo!


[Los conspiracionistas] no buscan la verdad sino que la gente crea que todo es mentira.- Lejíaneutra.

Offline

#122 17-07-2009 23:54:21

Irene
Miembro
Registered: 19-12-2006
Posts: 2,011

Re: Proposición sobre añadir posteadores en el blog

jorl, como te lo curras. Está genial.

Como una es puntillosa consigo misma hasta el asco, mejor di que es como encontrar margarina y decir que es muy próxima al jabón. Es que así queda mejor porque lo que es como el jabón es el estearato cálcico. jeje.

Y luego un par de cosas:

- ya sé que dice el abad que se puede decir exógeno, pero de verdad de verdad que para un químico resulta fatal verlo así escrito, como ver exano, un horror.
- no digas eso de las "composiciones", el término correcto es fórmula molecular. Composición se refiere más bien a algo que tiene varios compuestos distintos.

Y nada más. Que me avergüenzo de mi pobre aportación a tan ingente curro. En mi descarga diré que tú no das teta y yo sí. tongue


D

Offline

#123 18-07-2009 02:36:52

Mangeclous
Miembro
Registered: 17-09-2006
Posts: 2,231

Re: Proposición sobre añadir posteadores en el blog

Rasmo, tu saga va a más. Casi hace desear nuevas mañanas de Abadillo. big_smile

Offline

#124 18-07-2009 05:33:49

morenohijazo
Administrador
Registered: 05-10-2006
Posts: 5,766
Website

Re: Proposición sobre añadir posteadores en el blog

El abad de Cucaña wrote:

Estupendo, Rasmo.

Lior wrote:

Morenoooooo!


Ya, ya; lo tengo todo preparado para su publicación. No seáis impacientes...

Es que quiero acabar con la saga de la demanda de Manzano antes de que salga la sentencia...

Last edited by morenohijazo (18-07-2009 05:34:28)


La mentira tiene las patas cortas, pero calza zancos al lado de las exclusivas conspiracionistas

Offline

#125 18-07-2009 08:54:39

Acorrecto
Miembro
Registered: 22-04-2007
Posts: 3,268
Website

Re: Proposición sobre añadir posteadores en el blog

Irene wrote:

- ya sé que dice el abad que se puede decir exógeno, pero de verdad de verdad que para un químico resulta fatal verlo así escrito, como ver exano, un horror.

No sé si es correcto pero yo utilizo "exógeno" para hablar de un reforzador externo del explosivo (como si a un petardo le ponen una bombona de gas, o gasolina), y "hexógeno" para la T4.

Offline

#126 18-07-2009 09:01:51

Rasmo
Cenista oficial
Registered: 20-09-2006
Posts: 1,578

Re: Proposición sobre añadir posteadores en el blog

Gracias a todos, en particular a Irene por sus puntualizaciones. Ya lo he corregido. Aprovecharé también algún momento libre del fin de semana para introducir un par de nuevos párrafos que me he dejado en el tintero.


Wars not make one great

Offline

#127 20-07-2009 17:03:04

Rasmo
Cenista oficial
Registered: 20-09-2006
Posts: 1,578

Re: Proposición sobre añadir posteadores en el blog

Como anuncié (aunque con un poco de retraso), he introducido alguna modificación en mi última entrega, incluyendo una ampliación de cierta envergadura en el "excurso...". Seguiré la telenovela a paso de hormiga cuando me lo permitan mis obligaciones.
Saludos.


Wars not make one great

Offline

#128 25-07-2009 12:50:04

morenohijazo
Administrador
Registered: 05-10-2006
Posts: 5,766
Website

Re: Proposición sobre añadir posteadores en el blog

Bien, he terminado con el excelente trabajo de Errante sobre la demanda de Sánchez manzano. Amigo Errante, habrás visto que me he tomado la libertad de añadir comentarios aquí y allá. No era porque me pareciera incorrecto tu trabajo, sino porque creo que, a veces, si los quote eran demasiado extensos se me descuadernaba el blog... yo ya me entiendo. Desventajas de no saber de ésto.

Como ya tengo material de Rasmo, la próxima publicación será la V entrega de "Titadyn, el eterno retorno"


La mentira tiene las patas cortas, pero calza zancos al lado de las exclusivas conspiracionistas

Offline

#129 26-07-2009 20:13:05

Errante
Miembro
Registered: 24-02-2008
Posts: 1,245

Re: Proposición sobre añadir posteadores en el blog

Moreno, excelente trabajo el tuyo, que no mio aunque te empeñes wink, con esos comentarios añadidos tan oportunos como necesarios.

smile


"En todo caso, mientras Gómez Bermúdez ajusta sus cuentas frente al espejo, nosotros debemos comenzar a ocuparnos de cómo mantener con vida esta media criatura que ha tenido a bien entregarnos.” P.J. Ramírez , padre de la criatura

Offline

#130 27-07-2009 21:46:41

larean
Administrador
Registered: 16-09-2006
Posts: 6,549

Re: Proposición sobre añadir posteadores en el blog

Acorrecto wrote:
Irene wrote:

- ya sé que dice el abad que se puede decir exógeno, pero de verdad de verdad que para un químico resulta fatal verlo así escrito, como ver exano, un horror.

No sé si es correcto pero yo utilizo "exógeno" para hablar de un reforzador externo del explosivo (como si a un petardo le ponen una bombona de gas, o gasolina), y "hexógeno" para la T4.

Correcto. Exógeno es algo que tiene origen externo; se trata del prefijo "ex", fuera. Hexógeno, en cambio, tiene que ver con el número seis.


[A los creyentes] les competerá difundir lo que otros han acuñado; ya que ningún hombre suelta y expande la mentira con tanta gracia como el que se la cree.

Offline

#131 02-08-2009 03:04:31

morenohijazo
Administrador
Registered: 05-10-2006
Posts: 5,766
Website

Re: Proposición sobre añadir posteadores en el blog

Publicada en el blog la V parte de "El eterno retorno", de Rasmo.


La mentira tiene las patas cortas, pero calza zancos al lado de las exclusivas conspiracionistas

Offline

#132 02-08-2009 10:32:13

no me aclaro con...
Miembro
Registered: 14-04-2007
Posts: 1,479

Re: Proposición sobre añadir posteadores en el blog

Acorrecto wrote:

No sé si es correcto pero yo utilizo "exógeno" para hablar de un reforzador externo del explosivo (como si a un petardo le ponen una bombona de gas, o gasolina), y "hexógeno" para la T4.

decir eso, es muy aventurado y mas con explosivos de base nitrato amonico, el nitrato amonico es un explosivo que es muy dificil de detonar (y sus formas amonal, etc...) no te vale un detonador para iniciarlo (aunque pongas los mayores) necesitas una carga explosiva que la active (en lenguaje técnico un cebo), quenando la estructura como detonador que activa el cebo (hexogeno, TNT, cordon detonante, etc...) y este cebo activa el nitrato amonico o compuesto de nitrato amonico, exixten mezclas de nitrato amonico que contiene un explosivo mezclado para aumentar la sensibilidad del nitrato amonico como el toloulamonal.

El termino reforzador se puso de moda con el 11M para intentar que los daños de los vagones se explicaran con el tytadine, pero esa técnica ni se llama siquiera así.

un saludo


El mejor Conspiranoico es el conspiranoico delante de un juez por injurias o premiado con un buen carchuto

"No me aclaro con los conspiranoicos" es mi verdadero apodo pero no cabe, y fundador del MRVPCAB (Movimiento Reivindicativo por la Vuelta de los Pelanas Congelados en Acido Bórico)

Offline

#133 04-08-2009 15:39:27

Baaden
Miembro
Registered: 26-02-2007
Posts: 128

Re: Proposición sobre añadir posteadores en el blog

La idea es muy sencilla: necesitas que la substancia o mezcla que quieres detonar entre en fase de detonación (no deflagación)), dónde se propaga por la onda de choque. Ej: el tnt le plantas fuego y arde. Le pones un detonador y "detona".

Eso depende de la mezcla. Lo más parecido que se me ocurre es la onda sónica que acompaña a un avión al acercarse a match 1.

Si mal no recuerdo, las bombas militares más potentes que se conocen se fabrican con nitratos más un combustible, p.e. la famosa "cortadora de margaritas".

Sorry por las inexactitudes, pero hace años que no "revuelvo" en el tema.


Th. La eficacia de una empresa es inversamente proporcional al número de reuniones.

Offline

#134 04-08-2009 22:31:01

Rasmo
Cenista oficial
Registered: 20-09-2006
Posts: 1,578

Re: Proposición sobre añadir posteadores en el blog

Moreno, cuando cuelgues mi entrega VI, ten en cuenta que he introducido modificaciones hasta ayer mismo. Lo digo para que cojas la versión más actualizada.
Ya sí que no habrá más cambios, porque mañana mismo me voy de vacaciones todo el mes. Me he dejado la entrega VII a medio escribir, una pena, la acabaré en septiembre. A este paso, termino en navidades... por material no será. yikes
Saludos a todos.

Last edited by Rasmo (04-08-2009 22:31:33)


Wars not make one great

Offline

#135 05-08-2009 00:16:39

morenohijazo
Administrador
Registered: 05-10-2006
Posts: 5,766
Website

Re: Proposición sobre añadir posteadores en el blog

Ok, amigo. Felices vacaciones.


La mentira tiene las patas cortas, pero calza zancos al lado de las exclusivas conspiracionistas

Offline

#136 17-11-2009 00:45:07

Rasmo
Cenista oficial
Registered: 20-09-2006
Posts: 1,578

Re: Proposición sobre añadir posteadores en el blog

[Retomo aquí mi hibernada serie dedicada al desmontaje de "Titadyn". No he podido evitar solaparme con muchas cosas que ya se han dicho en otros lugares y por otros compañeros. Nada más lejos de mi intención que arrogarme méritos que no me correspnden o pisar las aportaciones de nadie. Ruego que se me disculpe si en algún momento, por inadvertencia, he omitido reconocer o referir el trabajo ajeno]

Titadyn, El Eterno Retorno (VII)

Mencioné en una anterior entrega las tres principales alegaciones que los autores conspiracionistas han basado en la detección de metenamina en ciertas muestras: 1) la relativa a la posible presencia de un explosivo militar; 2) la que imputa una supuesta mentira a Sánchez Manzano al comunicar que las muestras M-2 (Kangoo) y M-4 (mochila de Vallecas) eran semejantes; y, en particular, 3) la que afirma que las muestras M-2 (Kangoo) y M-3 (muestra de cotejo con la M-2 enviada por el laboratorio de los TEDAX) tenían idéntica procedencia (con la sibilina intención de predeterminar los resultados analíticos en la dirección de la Goma 2 ECO y, en consecuencia, producir en última instancia un vuelco electoral).

Tras un amplio excurso, retomo aquí el hilo de la discusión, que habrá de ser particularmente extensa, pues este tercer punto, en realidad, me permitirá abordar y revisar el asunto de la metenamina desde un ángulo muy general, al discutir su presencia y la relación entre determinadas muestras que pretende deducirse de la detección de dicha sustancia.

Ciertamente, no cabe duda de cuán ominosas son las conclusiones que algunos extraen de la presencia de metenamina en diversas muestras. El mismo abogado José María De Pablo, letrado de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, quien designó en su día al perito Iglesias y ahora se querella contra Sánchez Manzano y su subordinada (con la complaciente colaboración como testigo del mencionado autor de “Titadyn”), ya había expuesto un cuadro de inequívoca intriga en su escrito de conclusiones provisionales de 15 de noviembre de 2006. Disculpen la extensión, pero no procede llamarse a engaño al respecto ni andarse con rodeos eufemísticos. El relato conspiracionista debe aprehenderse en todo su esplendor:

[E]n cuanto a la Goma 2 ECO con metenamina encontrada en la furgoneta Renault Kangoo, ya hemos apuntado […] que debió ser colocada en la furgoneta por las mismas personas que aportaron la prueba muestra de Goma 2 ECO con metenamina para los análisis de la policía científica [p. 137]. […] Es muy sorprendente la presencia de metenamina en dos muestras de Goma 2 ECO (la muestra patrón de los TEDAX y la muestra de la furgoneta), a pesar de que la metenamina no es ningún componente de la Goma 2 ECO, sino de ciertos explosivos militares, como el RDX. Pero lo sorprendente se torna en tremendamente sospechoso cuando vemos que, desde el primer momento, el Comisario Jefe de los TEDAX, Sr. SÁNCHEZ MANZANO, pareció tratar de ocultar este hecho [p. 156]. […] La presencia de metenamina tanto en la furgoneta Renault Kangoo como en la muestra patrón de los TEDAX solo puede deberse a una causa: ambas muestras proceden del mismo lugar, el laboratorio de los TEDAX [p. 157]. […] Si unimos estas consideraciones a lo que ya dijimos […] sobre el hallazgo del explosivo de la Kangoo (que al ser precintada en Alcalá de Henares se encontraba vacía y con un chaleco reflectante amarillo bajo el asiento del copiloto, y que horas después contenía 61 evidencias y una bolsa azul con restos de explosivo bajo el asiento del copiloto, restos de explosivo que los perros no olieron en Alcalá) la conclusión es obvia: alguien preparó un papel parafinado con restos de explosivo (Goma 2 ECO) en el laboratorio de los TEDAX –sin saber que esa Goma 2 ECO estaba contaminada por metenamina–, lo llevó al complejo policial de Canillas al que fue conducida la Kangoo, y lo colocó, dentro de una bolsa de plástico azul, bajo el asiento del copiloto, tras deshacerse del chaleco reflectante amarillo que había bajo aquel asiento. También colocó las 61 evidencias con restos de ADN de árabes hacia los que se quería dirigir la investigación, así como una cinta coránica, y encubrir a los verdaderos autores intelectuales de la masacre. Cuando ese explosivo fue trasladado al laboratorio, esa misma persona –u otro cómplice, con acceso también al laboratorio de los TEDAX– preparó, con el mismo cartucho del que habían salido los restos de explosivos que se introdujeron bajo el asiento de la Kangoo, la muestra patrón de Goma 2 ECO que sería enviada a la policía científica, sin saber que esos restos estaban contaminados por metenamina. Con esta actuación, se conseguía hacer creer al Instructor –y a la opinión pública en vísperas de elecciones–, en primer lugar, que la Kangoo había sido utilizada por los terroristas (por el ADN de las evidencias); en segundo lugar, que esos terroristas eran fundamentalistas islámicos (cinta coránica); y en tercer lugar, que el explosivo empleado en los trenes había sido Goma 2 ECO (al coincidir exactamente el explosivo de la Kangoo con la muestra patrón). Lo que no sabían es que la contaminación por metenamina les iba a delatar [pp. 160-161].

No haré comentarios salvo para indicar lo obvio: si la detección de la referida sustancia obedece a una razón anodina, todo este andamiaje conspirativo se derrumba como un castillo de naipes (por utilizar una expresión tantas veces aplicada a la propia investigación oficial por estas fuentes alternativas).

Y es que, de hecho, la Guardia Civil ya había expuesto sus conclusiones sobre la naturaleza espuria de dicho elemento a mediados de 2005, un mes y medio antes de que comenzaran las primeras salvas al respecto en la prensa aficionada a la astronomía policial (por aquello de los agujeros negros). En efecto, los peritos Z-43731-T y F-37053-V del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil (los mismos que intervendrían en la pericial ordenada en 2007 por el Tribunal de la Audiencia Nacional), elaboraron el Informe nº 1735/Q/05 de 28.6.2005, al que se alude en el escrito de conclusiones de la Fiscalía (pp. 177-178). Dicho escrito hace la siguiente exposición:

Para poder comprobar la existencia de la metenamina, la empresa Unión Española de Explosivos remitió a la G.C. muestras representativas de los distintos componentes que entran a formar parte en la mezcla de la GOMA 2 ECO, así como de la pasta obtenida tras el proceso de fabricación de dicha mezcla explosiva (pasta bruta).
El objeto de dicho informe era averiguar si alguno de los precursores de la GOMA 2 ECO contiene metenamina.
Las conclusiones son las siguientes:
A. En ninguna de las evidencias remitidas, que se corresponden con los reactivos utilizados en la síntesis de la GOMA 2 ECO, encontraron metenamina. Se descartó que alguno de dichos productos pudiera contener metenamina.
B. En los análisis efectuados con la pasta bruta de la GOMA 2 ECO sí se detectó metenamina. Es por ello que la combinación de algunos de los componentes que constituyen el explosivo, utilizando metanol como medio de reacción, da lugar en el cromatógrafo de gases a la metenamina.
C. Los estudios realizados determinaron que dichos compuestos son el nitrato amónico y el nitroglicol. Una vez mezclados, siendo el metanol el medio de reacción y bajo las condiciones de trabajo del cromatógrafo de gases, se produce metenamina.
D. La metenamina se genera “in situ” en el cromatógrafo de gases, descartando contaminación de los precursores en la planta de producción, o de la propia dinamita como consecuencia del almacenaje.

Que en la pasta bruta remitida por el fabricante de Goma 2 ECO aparezca metenamina (como en las muestras M-2 y M-3, entre otras), en análisis efectuados por la G.C. y no por el réprobo Sánchez Manzano, es un hecho que, con independencia de sus causas (y sean o no acertadas las que proponen los peritos en cuestión), debería dar que pensar antes de publicar novelas de enredos policiales paragolpistas. Sin embargo… podría argüirse que lo importante para juzgar el comportamiento de ciertos medios es saber cuándo tuvieron (o pudieron razonablemente tener) conocimiento de este extremo. Será inevitable que me solape hasta cierto punto con algunas de las consideraciones expuestas en el artículo “La mete… ¿qué?” (DL, 16.10.2009).

El referido informe de la GC constaba en las Diligencias Previas 100/04, a cargo de la juez Teresa Palacios y, según nos recuerda Luis del Pino (LD, 30.3.2008):

Las investigaciones sobre el intento de atentado contra el AVE han estado envueltas, desde el principio, en el más absoluto oscurantismo. A diferencia del episodio de Leganés, que fue incorporado al sumario principal del 11-M en septiembre de 2004, el atentado contra el AVE continuó siendo instruido por el juzgado de Teresa Palacios como caso completamente independiente, y nunca llegó a pasar de la fase de Diligencias Previas.

En efecto, el auto de procesamiento del juez Del Olmo no incluye ninguna referencia a este informe. ¿Lo conocían con anterioridad en las redacciones de El Mundo y allegados? Está claro que, ya en el momento de escribir sus artículos sobre las tremebundas implicaciones de la metenamina, los correspondientes periodistas estaban al tanto de la existencia de esas diligencias previas, aunque ignoraran su contenido. Y tanto Fernando Múgica en El Mundo (12.8.2005) como Luis del Pino en Libertad Digital (10.8.2005), en sus artículos seminales sobre la cuestión que nos ocupa, eran perfectamente conscientes del interés de la Guardia Civil por el asunto de la metenamina, pues fueron sus peritos los que examinaron el explosivo de la vía del AVE. Sin embargo, parece que la información publicada por estos periodistas se extrae de los datos que sí constan en el propio sumario y/o en el auto del juez instructor, de modo que no tenemos motivos para dudar que, en efecto, el tantas veces mentado informe de junio de 2005 les fuera desconocido en agosto de ese mismo año.

Diríase, pues, que hubo de esperarse al escrito de conclusiones provisionales de la Fiscalía, de 7 de noviembre de 2006, para saber que, más de un año antes, la Guardia Civil había explicado ya la aparición de la metenamina como un mero “artefacto” analítico. Así, el Mundo anunció el contenido del escrito de la Fiscalía el día antes de que éste fuera entregado al tribunal enjuiciador. Concretamente, el 6 de noviembre de 2006, Manuel Marraco escribía:

El escrito fiscal ofrece una explicación novedosa a la aparición de la metenamina […]. Inicialmente los expertos explicaron que se había producido una contaminación de ambas muestras. En la calificación provisional, la Fiscalía subraya que la metenamina puede generarse al mezclar dos componentes de la Goma 2 ECO (nitrato amónico y nitroglicol) con el metanol en el cromatógrafo de gases, empleado para realizar los análisis. Así consta en un informe de la Guardia Civil relacionado con el intento de atentado contra el AVE.

Aunque esta consideración cronológica fuera cierta (y, por tanto, “exculpatoria”), El Mundo no abandonó, ni siquiera después de esta fecha (noviembre de 2006), su relato fantástico sobre la metenamina y, en las muy escasas ocasiones en que aludió siquiera al informe que nos ocupa, siempre lo hizo en términos desaprobatorios. Por ejemplo, al día siguiente de hacerse público el escrito de calificaciones de la fiscalía, el editorial de El Mundo opinaba (8.11.06):

Hay también explicaciones increíbles y afirmaciones contradictorias que revelan el escaso fundamento de la investigación de la Fiscalía. Dice, por ejemplo, que la metenamina hallada en la dinamita de la Kangoo -y en la muestra patrón- fue fruto de «una reacción química» en el laboratorio de la Policía.

Este aspecto se trata asimismo en el antes citado artículo de Desiertos Lejanos.

Pero resulta que, pese a las apariencias, El Mundo sí conoció o debió haber conocido esta “explicación novedosa” en fechas anteriores. Recordemos que el día 11 de julio de 2006 dicho diario inició su briosa campaña sobre los explosivos con la célebre portada según la cual “El explosivo que estalló el 11-M fue distinto del que tenían los islamistas”, basándose en la confusión de Sánchez Manzano con la nitroglicerina en su declaración ante la Comisión del 11-M. Tendremos ocasión de tratar este punto en detalle más adelante. El caso es que, ese mismo día 11 de julio, la Fiscalía emitió una nota para salir al paso de tal información. Aunque dicho escrito se centraba en desmentir el dato de la nitroglicerina, hacía también una breve referencia a la metenamina. De dicha nota se hizo eco al día siguiente (12.7.2006) El Mundo, en un artículo firmado precisamente por Manuel Marraco, el mismo que, como hemos visto, daría cuenta meses más tarde del escrito de calificaciones del Ministerio Fiscal. No pierdan detalle:

En una nota difundida ayer [11.7.2006], el Ministerio Público afirma que «no es cierto que el explosivo que estalló el 11-M fue distinto del que tenían los islamistas», como informó este diario el martes. […] El último punto del escrito de la Fiscalía también aporta una novedosa explicación a la aparición y posterior desaparición en los análisis de otro elemento extraño a la Goma 2 ECO: la metenamina, un componente empleado en los explosivos de tipo militar. […] Ayer, la Fiscalía añadió que, según otro informe pericial, «su aparición se produce» en dos circunstancias: «Al mezclar algunos componentes de la Goma 2 ECO (nitrato amónico y nitroglicol) y al utilizar el metanol como medio de reacción en el cromatógrafo de gases en la propia labor analítica de los expertos». La nota concluye afirmando que, «en todo caso», la metenamina, «no es una sustancia explosiva».

Estamos hablando del 12 de julio de 2006. Y el periodista de El Mundo considera en noviembre “novedosa” una explicación de la que él mismo dio noticia casi cuatro meses antes, con idéntico calificativo. Durante ese intervalo, como ocurriera incluso después de hacerse público el escrito de calificaciones de la fiscalía, el periódico de Pedro Jota siguió, no obstante, difundiendo sus teorías sobre la metenamina sin el menor reparo. Por ejemplo: el artículo de CGA de 25.7.2006; otro, de 31.7.2006, firmado por el mismo Manuel Marraco (que, curiosamente, vuelve a incidir en la idea de que fue la Guardia Civil quien puso al juez Del Olmo “en la pista” de la metenamina); el de 1.9.2006, donde a las sospechas habituales se añade que “el misterio de la metenamina sigue estando pendiente de aclaración” (las mismas observaciones, con idéntica redacción, se hacen incluso en un artículo de 11.2.2007); el editorial de 20.7.2006, poco amablemente titulado “Manzano debe ser destituido”; el artículo de 30.7.2006, para el que “la presencia de metenamina en la muestra patrón y en la Kangoo refleja «incompetencia flagrante o mala fe», según los expertos”; el de 20.7.2006, de CGA; etc. En este sentido, resulta especialmente interesante el artículo del propio P. J. Ramírez, de 23.7.2006:

Que nadie se me pierda porque lo de la metenamina es capital para demostrar el dolo, la intencionalidad aviesa con que, a juzgar por todos los indicios, el jefe de los Tedax trató de predeterminar el resultado de los análisis de los explosivos. No siendo tampoco un componente de la Goma 2 ECO, su detección tanto en los restos de papel parafinado, supuestamente encontrados en la Kangoo, como en la muestra patrón significativamente enviada para su cotejo al laboratorio, sólo se explica si ambas habían salido del mismo tarro […].
Que alguien nos dé otra explicación alternativa. En las altas esferas del Ministerio del Interior se barajó, al parecer, la conveniencia de divulgar la hipótesis de que la contaminación se hubiera producido en el propio laboratorio, durante las pruebas de cromatografía que forman parte de los análisis.

Cuando el director de El Mundo pide otra explicación alternativa a su teoría de la manipulación, parece no haber leído la noticia de su propio periódico en la que se recoge dicha explicación por parte de la fiscalía. Y cuando habla de la hipótesis de la contaminación durante las pruebas de cromatografía como de una historia que se “barajó” divulgar y no como de la explicación que, de hecho, se había adelantado doce días antes, cabe preguntarse con qué legitimidad un grupo tan aparentemente despistado de juntaletras se permite criminalizar con saña los supuestos errores ajenos. Entiéndase bien. No exijo poderes paranormales a ningún periodista, ni la capacidad de predecir lo que se conocerá en algún futuro indeterminado. Lo que exijo es, en primer lugar, que se lean su propio periódico y, seguidamente, una mínima diligencia, la misma que aplican para rejonear a la versión oficial y a sus representantes de turno, escarbando en el menor detalle y removiendo cielo y tierra para hacerse con tal o cual documento, aun siendo secreto de sumario. Es, al fin y al cabo, El Mundo el que presume de ser el diario que publica lo que los demás no publican (EM, 25.7.2009), el que se ufana de su periodismo de investigación (EM, 23.10.2006), de su búsqueda incansable, empecinada y obsesiva de la verdad del 11-M (EM, 13.11.2004; EM, 25.5.2005; editorial, EM, 12.3.2007), que constituye una investigación tenaz, abierta, multidireccional (PJ, EM, 25.2.2007) y sin prejuicios (PJ, EM, 15.4.07; CGA, EM, 2.4.07, in fine).

Pues bien, la nota de la fiscalía de 11 de julio de 2006 podía no ser muy explícita. Pero, sin duda, contenía una clarísima indicación: un informe pericial había dictaminado que la metenamina se formaba en el propio cromatógrafo. Estamos hablando de periodistas que han exigido de todos los poderes públicos, con su conocida y enojosa impertinencia, la entrega, aclaración o confirmación perentoria de cualquier documento o dato, o la continuación de cualquier línea investigadora que han considerado útil para el esclarecimiento (su esclarecimiento) del 11-M, con la correspondiente admonición, en caso contrario, de estar encubriendo siniestras complicidades o entorpeciendo su abnegada labor (como muestra: “Ni la fiscal ni el Congreso quieren esclarecer el 11-M”, editorial, EM, 20.9.2006; “El Gobierno tiene que aclarar la contradicción de la nitroglicerina”, EM, editorial, 13.7.2006). Lo esperable, por tanto, habría sido un equivalente esfuerzo (la mitad habría bastado) por hacerse con ese curioso informe al que ya aludía la Fiscalía el 11 de julio de 2006. Una Fiscalía que, en otras circunstancias, probablemente habría recibido docenas de llamadas y peticiones de la redacción para que se le comunicaran los datos del documento que sugería una respuesta a ese gran “misterio pendiente de aclaración”. Lo contrario, lejos de ser muestra de ecuanimidad y ponderación informativa, engalanada con seriedad y rigor inquisitivos, no es otra cosa que una muestra más del comportamiento sesgado tantas veces estudiado por la psicología social bajo la denominación de “razonamiento motivado”: los procesos de juicio se adaptan a la necesidad o deseo previos, ignorando lo que no conviene y, en este caso, omitiendo seguir una vía indagatoria por la que, presumiblemente, se encontrará información desfavorable.

Obsérvese además el flagrante doble rasero que este episodio pone de manifiesto. Durante años, la prensa conspiracionista ha abierto portadas y pregonado artículos denunciando con gran aspaviento que tal o cual agente u organismo policial (en particular, Sánchez Manzano) había “ocultado” tal o cual dato, invariablemente calificado de “clave” [sin ir más lejos, recientemente le tocaba a la Audiencia Nacional soportar en portada la estrambótica acusación de estar reteniendo una prueba… lo han adivinado, “clave”, supuestamente desfavorable a Sánchez Manzano (EM, 22.10.2009), a cuenta de las grabaciones de la pericial de explosivos]. Sin embargo, aquí tenemos una información, sin duda fundamental, que aparentemente no se dio a conocer al público (¡ni siquiera al juez instructor!) hasta dieciséis meses más tarde y que, de haberse comunicado abiertamente en su momento, habría podido acallar las cavilaciones conspirativas sobre la metenamina aun antes de que éstas comenzaran (recordemos que el informe de la Guardia Civil es de junio de 2005 y los artículos primigenios de Múgica y Del Pino en cuestión de metenamina datan de agosto de ese año). Si hubiera ocurrido a la inversa, es decir, si se hubiera tratado de la omisión de un dato que alentara las suspicacias de los de siempre, es fácilmente imaginable la algarabía mediática que nos habría invadido durante meses o incluso años (basta recordar los episodios de la mochila “en poder” de Sánchez Manzano o de la radiografía de la bomba). Pero, como se trata de una información en principio favorable a las tesis oficialistas, aquí paz y después gloria. Debe de ser que “investigar sin prejuicios” no significa necesariamente publicar sin prejuicios.

Por su parte, el Sr. Iglesias menciona en “Titadyn” (en las Partes I y IV) este célebre informe de la Guardia Civil, frente al que, como cabía imaginar, formula diversas objeciones para tratar de cuestionar su validez. Obviamente. Repito: si la metenamina es un simple artefacto… se acabó el negocio. Así, en la parte IV de su libro, el perito de marras señala:

El Servicio de Criminalística de la Guardia Civil se centró en un estudio empírico que concluyó postulando que la metenamina se debía producir en el inyector del cromatógrafo de gases utilizado. Así, ignoraba de entrada las tres posibilidades expuestas que cabía plantearse en buena lógica y de forma objetiva:
a) Que en el lugar de almacenamiento de estas muestras había exógeno, RDX.
b) Que además habían estado almacenadas en el mismo lugar.
c) Que ambas procedían del mismo cartucho.

¿Por qué subrayo “estas muestras” y “ambas”? Porque aquí el Sr. Iglesias, a la hora de ofrecer sus intrigantes consideraciones, se centra concreta y limitadamente en las “deducciones que planteaba la presencia anómala de metenamina en las muestras que no llegaron a explosionar: M-2 (Kangoo) y M-3 (patrón de Goma 2 ECO aportada por Sánchez Manzano)”.

Hay algo que empieza a no encajar inmediatamente: la Guardia Civil ha encontrado metenamina en el explosivo del AVE y también en la “pasta bruta” remitida por el fabricante de la Goma 2 ECO, pero, según Iglesias, las conclusiones sobre la metenamina se predican en este punto exclusivamente de las muestras M-2 y M-3… Extraño.

Concretamente, la posibilidad a), la presencia de hexógeno en el lugar de almacenamiento de la M-2 y M-3, se ha discutido ampliamente con anterioridad: ¿cómo es que se encuentra la metenamina, precursora del hexógeno, pero no el propio hexógeno? Por otro lado, que la metenamina se detecte en una pasta bruta remitida directamente de la fábrica, donde consta que no se almacena hexógeno, hace que esa “buena lógica”, parezca no tan buena.

En segundo lugar, la posibilidad b), en una de esas frecuentes situaciones casi hilarantes, queda rebatida por el propio coautor de “Titadyn” en el prólogo. En efecto, afirma Casimiro G. Abadillo que esta

…hipótesis hay que descartarla de plano, ya que la muestra de la Kangoo se llevó directamente al laboratorio de la Policía Científica tras ser encontrada en la Renault Kangoo, mientras que la muestra patrón provenía del almacén de los Tedax.

En cuanto a la tercera… pensemos un poco. La Guardia Civil detecta metenamina en el exlosivo hallado en la vía del AVE y en la pasta bruta procedente de fábrica, y lo que deben pensar, “en buena lógica y de forma objetiva”, es que eso no hace más inverosímil que la M-2 y la M-3 procedan del mismo cartucho. Nada menos. Volveremos sobre este punto reiteradamente más adelante.

Prosigue el Sr. Iglesias su reseña de la investigación de la Guadia Civil:

De esta manera comunicó sus conclusiones al Ministerio Fiscal, que las asumió sin más. Conclusiones que, como ya hemos señalado anteriormente, nos parece que constituyen en realidad una hipótesis, cuando menos, muy arriesgada.

Una hipótesis mucho menos arriesgada, evidentemente, que acusar de falsificación de pruebas a un alto cargo policial en el mayor crimen terrorista de nuestra historia, basándose en una sustancia que se encuentra, como veremos, casi por todas partes.

Continúa el perito:

Las fuertes reticencias que tal hipótesis había levantando en diversos sectores de opinión motivó que el juez Gómez Bermúdez ordenara en esta prueba pericial [la efectuada en 2007] la realización de un experimento científico destinado a estudiar “la posibilidad de que las trazas de metenamina encontradas en algunas muestras previamente analizadas pudieran haber sido generadas en el portal de inyección del cromatógrafo de gases acoplado al espectrómetro de masas empleado en la analítica”.

Observamos una vez más la enésima versión de la historia según la cual Gómez Bermúdez ordenó la pericial de explosivos de 2007 porque de algún modo tenía la mosca detrás de la oreja. Que él mismo no se creía la versión oficial, poco más o menos.

Esto se ha rebatido infinidad de veces y habrá que volver a discutirlo. En efecto, en su auto de señalamiento de 23 de enero de 2007 (donde se dispone la realización de la pericial en la que participó el Sr. Iglesias), el tribunal presidido por Gómez Bermúdez puso buen cuidado en indicar que las dudas sobre los explosivos eran “dudas que han sido puestas de manifiesto por varias partes en sus escritos de calificación”, no expresadas motu proprio por el órgano jurisdiccional. Y ello tras aclarar que “la admisión de la prueba propuesta en la forma que se dirá aparece como indiscutible al haber sido solicitada por una de las defensas”. Repitamos igualmente lo que dijo uno de los autores de esta resolución, el magistrado Guevara, integrante del tribunal: “De lo que ha tratado el tribunal es de preservar el derecho de defensa. […] No se está cuestionando ni la instrucción sumarial ni cualquier investigación” (11.2.07).

Por otro lado, resulta interesante la referencia del Sr. Iglesias a las “fuertes reticencias” en “diversos sectores de opinión”. Dicho así, podría creerse que esos “sectores de opinión” habían desarrollado una labor crítica en la que se rebatían fundadamente los presupuestos químicos y lógicos de la pretendida explicación sobre la aparición de la metenamina. Que se había producido algún tipo de debate siguiendo las pautas de esa “ciencia” que no se cansan de invocar. Y, sin embargo… salvo inadvertencia por mi parte, El Mundo no publicó una sola refutación química, un solo razonamiento que permitiera impugnar la viabilidad de la explicación perfilada en el informe de la Guardia Civil. Había “reticencias”, sí, pero de otro orden. Lo que el diario empecinado en la búsqueda de la verdad publicó (cuando se dignó a mencionar siquiera tal informe) no fueron sino descalificaciones sumarias y exposiciones equivalentes a un simple “no me lo creo”, posición noblemente académica donde las haya. Y este punto complementa la anterior observación sobre la falta de diligencia y el sectarismo de estos informadores. Porque, evidentemente, no hay por qué creer o estar de acuerdo con todo lo que diga un oponente, para eso están las discusiones y la libertad de opinión. Pero, lo mínimo que se espera de quien se anuncia como un indagador ecuánime es que, al menos, reconozca la existencia de los argumentos contrarios y haga un módico esfuerzo de refutación.

Curiosamente, a menos que me equivoque, las primeras objeciones respecto al indicado informe de la Guardia Civil de 2005 con un tenue viso de carácter científico son las ofrecidas a mediados de 2009 por el propio Iglesias en “Titadyn”, que, a su vez, son análogas a las que ya mantuvo en su día (y también reproduce en su libro) en el marco del informe pericial de mayo de 2007. Lo veremos en próximas entregas.

Last edited by Rasmo (25-11-2009 04:40:17)


Wars not make one great

Offline

#137 17-11-2009 08:40:10

Mangeclous
Miembro
Registered: 17-09-2006
Posts: 2,231

Re: Proposición sobre añadir posteadores en el blog

¡"Astronomía policial"! Chapeau, Rasmo. wink

Offline

#138 17-11-2009 13:52:44

morenohijazo
Administrador
Registered: 05-10-2006
Posts: 5,766
Website

Re: Proposición sobre añadir posteadores en el blog

¡Hombre, ya tenía ganas de continuar leyendo tus siempre acertados artículos, Rasmo!

Nada, nada, al blog en cuanto tenga un ratillo.


La mentira tiene las patas cortas, pero calza zancos al lado de las exclusivas conspiracionistas

Offline

#139 19-11-2009 01:45:43

Rasmo
Cenista oficial
Registered: 20-09-2006
Posts: 1,578

Re: Proposición sobre añadir posteadores en el blog

[Continúa desde la anterior entrega]

Titadyn, el eterno retorno (VIII)

Recordemos que la conclusión del informe de la Guardia Civil de junio de 2005, según recoge (no sabemos si verbatim) el escrito del Ministerio Fiscal de 7 de noviembre de 2006, era que el nitrato amónico y el nitroglicol, al reaccionar con el metanol, dan lugar a la metenamina en el cromatógrafo de gases. Algunos de los reparos que presenta el autor de “Titadyn” se entienden mejor con una formación química que no pretendo tener. En este sentido, me remito a lo expuesto en su día por una excelente conocedora de estos temas en un artículo de Desiertos Lejanos (“A vueltas con la metenamina”, 27.12.2006). Para otros puntos, sólo hace falta emplear un mínimo de sensatez y diligencia indagatoria. Para empezar, merece la pena reseñar que el perito que nos ocupa se ciñe a los términos literales empleados por la fiscalía para describir el informe, sin practicar esa altura de miras que le hace separarse del papel y “leer entre líneas” en otras ocasiones (cuando tiene que proyectar oscuras sombras sobre la actuación de los peritos oficiales, por ejemplo).

Iglesias recuerda, en primer lugar, que la metenamina se forma por la reacción entre el amoníaco y el formol (o formaldehído), no con el metanol. Aduce, además, que “resulta muy extraño y difícil de creer que haya habido metanol en el cromatógrafo”, porque lo usual, afirma, es emplear acetona. Y añade que no le consta la existencia de ninguna publicación científica que acredite la formación de metenamina en un cromatógrafo por reacción del nitrato amónico y del nitroglicol.

Yo, que no necesito apegarme palabra por palabra a los términos enunciados por la Fiscalía y que no cuento con la preparación química del Sr. Iglesias, observo, sin embargo, diversas piezas sueltas que me permiten suponer (tal vez desde el ingenuo desconocimiento), que no es tan descabellada la hipótesis postulada por los facultativos de la Guardia Civil. En primer lugar, no me ha sido complicado encontrar fuentes que pongan en duda la tajante afirmación del autor de “Titadyn” según la cual resulta “difícil de creer” que se haya empleado metanol y no acetona en este punto de la marcha analítica (la página enlazada de la Universidad de Georgia explica que el metanol es un “solvente comúnmente utilizado” en la cromatografía de gases). Leo, asimismo, que el formaldehído (o formol) se obtiene a partir del metanol (cortesía de morenohijazo). Concretamente, puede obtenerse mediante oxidación (o deshidrogenación) de éste (enlace anterior y la siguiente referencia), sometido a ciertas temperaturas y en ciertas condiciones. Avanzando un paso más, encuentro (no es mérito mío, sino del artículo de DL antes citado) que está documentada científicamente la probable aparición de formaldehído como artefacto en un cromatógrafo de gases mediante la deshidrogenación térmica del metanol en cierto tipo de análisis [Köppel C, Tenczer J, Peixoto-Menezes KM (1991), “Formation of formaldehyde adducts from various drugs by use of methanol in a toxicological screening procedure with gas chromatography-mass spectrometry”, Journal of Chromatography, Jan 18;563(1):73-81]. Igualmente, está documentada la formación de metenamina en sí misma como un artefacto analítico de la cromatografía de gases en determinados estudios en los que algunas muestras contienen formaldehído [DuVall MD, Ray AC, Reagor JC. (1984), “Methenamine as an induced artifact during extraction of formaldehyde-preserved tissue”, Veterinary and Human Toxicology, Aug;26(4):293-4; véase también Brian S. Middleditch (1989), “Analytical Artifacts: GC, MS, HPLC, TLC, and PC”, p. 479]. Como he dicho, uniendo estos datos dispersos, no me parece a priori inimaginable, como lego en la materia, que la metenamina pueda producirse en el cromatógrafo de gases por algún tipo de interacción entre, al menos, el nitrato amónico y el metanol a determinadas temperaturas.

Sea como fuere, y pese a admitir una vez más sin problema mi carencia de formación química, considero preciso distinguir entre los hechos y las interpretaciones o explicaciones que se ofrecen respecto de tales hechos. Así, el perito Iglesias se muestra disconforme con las explicaciones propuestas por los químicos de la Guardia Civil, pero nunca dice que no sea cierto el hecho básico: que encontraron metenamina en su análisis del artefacto hallado en la vía del AVE (entre otros) y en la pasta bruta de Goma 2 ECO remitida por el fabricante. De este modo, con independencia de que nos convenza o no la explicación perfilada en el informe de junio de 2005 (o la ofrecida más tarde en mayo de 2007, que es una variante o evolución de la anterior), no veo cómo la mera existencia no discutida de ese hecho fundamental (junto con otros que se verán más adelante) puede dejar de ser un obstáculo para la añeja hipótesis de los conspiracionistas abrazada por el Sr. Iglesias, según la cual la presencia de metenamina en las muestras M-2 y M-3 apunta a su procedencia del mismo cartucho. Porque éste, en efecto, tras las objeciones de rigor, se manifiesta de nuevo sin ambages en el sentido tantas veces repetido de considerar:

1. Que las muestras M-2 y M-3 habían estado probablemente en contacto con el explosivo RDX, del cual, como hemos visto, es su precursor o materia prima para su fabricación. Independientemente de que este explosivo fuera utilizado o no en la voladura de los trenes.
2. Que la muestra M-2, el resto de explosivo encontrado en la Kangoo, según versión oficial, y la muestra patrón aportada por Sánchez Manzano, o provenían del mismo cartucho o, al menos, habían estado juntas y almacenadas en el mismo recinto.

Y añade, sin pudor alguno:

Se comprende fácilmente que admitir cualquiera de estas dos posibilidades comprometía la autenticidad del sumario y/o la actuación de los Tedax, lo que provocó, y posiblemente condicionó en su día, la realización de los experimentos del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil tendentes a justificar la aparición de metenamina. […] Más que de comprobar la presencia de metenamina en las muestras, los peritos oficiales han tratado de forzar un argumento para negarla.

Y, si hay alguien que sabe de forzar argumentos, ése es el perito Iglesias. Porque lo que está diciendo es que la necesidad de proteger la versión oficial de las sospechas de falsedad fue lo que “provocó” y “condicionó” en su día los análisis de la Guardia Civil sobre la metenamina. Tal afirmación, aparte de insidiosa e imprudente, resulta objetable en al menos dos aspectos que el eminente científico parece haber obviado.

Por un lado, hace un uso anacrónico de los elementos de hecho. Difícilmente puede entenderse que la necesidad de salvaguardar “la autenticidad del sumario” sea la motivación de estos agentes, cuando las dudas planteadas al respecto a cuenta de la metenamina por los ahora patrocinadores del libro son posteriores a la propia realización del estudio. A los químicos de la Guardia Civil les consta la presencia de metenamina, insisto, en escenarios dispares y, como buenos investigadores, tratan de darle una explicación racional. Las fantasías sobre la procedencia común de las muestras M-2 y M-3 y el consecuente revuelo aspaventero no vendrían hasta semanas después de concluido su experimento. Los investigadores ya estaban de vuelta, por así decir, cuando surgió el embrollo mediático y político. En estas circunstancias, pensar que esas futuras (y a la sazón imprevisibles) elucubraciones iban a condicionar la actuación previa de los facultativos de la Guardia Civil da una idea del nivel argumental que se gasta el Sr. Iglesias. Según éste, los peritos de la Benemérita deberían haber razonado que, si encontraban metenamina en el explosivo hallado en las vías del AVE, si encontraban metenamina en la pasta bruta de Goma 2 ECO remitida por el fabricante, y si otros análisis habían detectado metenamina en el cartucho de la Kangoo (M-2) y también en el remitido como muestra indubitada de Goma 2 ECO por los Tedax a efecto de cotejo con la anterior (M-3), entonces… la explicación más lógica es que la M-2 y la M-3 (¿y sólo ellas?) habían salido del mismo cartucho porque Sánchez Manzano quería volcar las elecciones. Claro.

Por otro lado, de forma característica, estas apreciaciones del Sr. Iglesias suponen alterar ahora radical e incongruentemente el papel asignado a los peritos de la Guardia Civil por el conspiracionismo temprano, con el que sólo se mantiene en común la misma finalidad: justificar que la metenamina es la “pistola humeante” que delata la falsedad de las pruebas. En efecto, en sus artículos primigenios en esta materia, tanto Fernando Múgica (EM, 12.8.2005) como Luis del Pino (LD, 10.8.2005) relataban la actuación de la Guardia Civil como claramente antagónica a la de Sánchez Manzano. Para decirlo pronto y mal, Sánchez Manzano era el malo (como siempre) y los de la Benemérita eran los buenos. Esto es así porque, en dichos artículos, sus autores, que aparentemente ignoraban la existencia del informe de 28 de junio de 2005, exponían que fueron los peritos del Instituto Armado los que elaboraron en marzo de 2005 un escrito para obtener del juez Del Olmo una ampliación de datos sobre la composición química de los explosivos de los atentados con el fin de cotejarlos con los que ellos habían analizado procedentes de las vías del AVE, lo que originó que el juez instructor del sumario solicitara a los Tedax una aclaración sobre la metenamina. Los citados Múgica y Del Pino lo describían como si hubieran sido los miembros de la Guardia Civil quienes, “sibilinamente”, “destaparon el engaño” (LdP) o tendieron una “trampa” sin “descubrir sus cartas” (F. Múgica), para alertar al juez Del Olmo sobre las presuntas fechorías de Sánchez Manzano. Y, sin embargo, se da la circunstancia de que en realidad fueron ellos precisamente quienes dieron una explicación inofensiva de la aparición de la dichosa sustancia (en este sentido, merece la pena releer el artículo escrito en su día por Elkoko (“La metenamina”, 8.11.2006), explicación que ahora Antonio Iglesias atribuye en cambio a un turbio conformismo oficialista de los agentes de la Guardia Civil, antes heroicos y ahora untados. Así pues, el mismo resultado intrigante, con los mismos protagonistas, pero con argumentos inconciliables. Típico.

Pues bien, tras esta primera formulación de la hipótesis de la metenamina como artefacto, el tribunal de la Audiencia Nacional, en efecto, ordenó que dentro de la pericial de explosivos se abordara esta cuestión. Concretamente, el informe pericial de mayo de 2007, en su página 18 incluye, al describir su objeto “definido y claro”,  el

estudio de la posibilidad de que la metenamina detectada en informes previos (año 2004) pueda ser un artefacto generado en un cromatógrafo de gases.

Nada menos. Y nada más.

Dicho estudio se incluye en las páginas 157 a 163 del informe pericial encargado por el tribunal del 11-M. Cualquiera puede consultarlo en su integridad. Aquí resumiré los puntos que considero esenciales.
El informe enuncia un total de 24 muestras en las que se ha detectado metenamina “a niveles de trazas” en Cromatografía de Gases (CG). Son muestras que corresponden al explosivo de la mochila de Vallecas, al hallado en la Kangoo, al explosivo enviado como muestra patrón por los Tedax, al recogido en la vía del AVE, en el desescombro de Leganés, e incluso una muestra del foco de Santa Eugenia y una muestra (Maxam 04) remitida directamente desde la fábrica de Goma 2 ECO.
Se indica asimismo el carácter azaroso de la detección de metenamina, pues el número de positivos varía según el instrumental empleado:

Se aprecia que en el cromatógrafo de gases Agilent se producen más positivos a la detección de metenamina que en el Varian, donde sólo tres muestras dan positivo. Y por tanto se da el caso de que muchas muestras positivas en el primero son negativas en el segundo [p. 158].

Para comprobar la formación de metenamina en el cromatógrafo:

Los reactivos de partida son Goma 2 Eco y cada uno de sus componentes […] facilitados por Maxam en su factoría de Páramo de Masa. También se utiliza un nitrato amónico de Merck, riqueza ≥ 99 %. Las muestras se extraen por microadsorción […].

He destacado un elemento sobre el que Iglesias extenderá su manto ofuscador. Pero continuemos con el informe pericial de mayo de 2007. Indica éste los siguientes resultados [pp. 160-161]:

Inicialmente se analizan aislados cada uno de los componentes de la Goma 2 Eco. Se detecta metenamina en la inyección del nitrato amónico. El cromatograma indica que se trata de una sal con muchas impurezas. El hecho muestra que alguna de estas impurezas, bien como tal, previa transformación en el inyector a 250º C o en el propio proceso de calentamiento para la adsorción en el vial de vidrio, junto con amoniaco en fase vapor, generan metenamina […]. Repetido el ensayo con nitrato amónico calidad laboratorio no se genera metenamina. […] Ensayos adicionales indican que la mezcla nitrato amónico más nitroglicol sigue generando metenamina. […] El reactivo limitante no puede ser otro que el formaldehído, si bien su confirmación escapa del objeto de esta pericia […].

Se da, además, la “paradoja”…

…de que una misma muestra puede ofrecer resultado negativo en una primera inyección y positivo en la siguiente. En este particular reiteramos que un estudio completo escapa del alcance de esta pericial [p. 161].

Me he permitido destacar estas últimas frases, porque parece no haberse insistido lo suficiente en ellas. Efectivamente, frente a algunas de las objeciones que se verán, merece la pena subrayar que el objetivo de la pericial no era hacer una tesis doctoral o un estudio académico exhaustivo. Durante la vista, uno de los peritos oficiales hizo hincapié en ello, en el marco de una intervención que volverá a citarse en otro momento (sesión de 28.5.2007):

Es cierto que la metenamina aparece siempre porque el proceso no está optimizado. Aparece. El objetivo de la pericia era ver si se podía generar en el cromatógrafo, lo vimos, creo que era… estaba fuera de la pericia optimizar las condiciones de por qué y cuándo y a qué temperatura se produce.

Posteriormente, todas las muestras que han dado positivo mediante técnicas de detección en caliente (CG) se analizan con una técnica de detección en frío (HPLC, cromatografía de líquidos). En ningún caso se detecta metenamina.

Las conclusiones a las que se llega en dicho informe, pues, respondiendo al objeto expreso del experimento, son que, en efecto, la metenamina puede formarse en el portal de inyección de los cromatógrafos de gases. Los reactivos para que se origine este artefacto se encuentran en el propio nitrato amónico que se utiliza para la fabricación de las dinamitas. Las condiciones de temperatura propias del portal o el calentamiento previo de las muestras, favorecen la formación del artefacto.

Frente a esta opinión, algunos peritos “independientes” aportan objeciones en el apartado del informe que recoge sus conclusiones particulares. Como curiosidad, puede señalarse que, ni en el informe entregado por escrito ni en la propia vista oral, el perito “independiente” que se identifica con un DNI acabado en la letra C (el Sr. Iglesias lo identifica en su libro como Jesús Guardiola, propuesto por Ángeles Pedraza) hizo la menor observación sobre la metenamina. A diferencia de lo ocurrido en otros casos, pues, parece que el cuestionamiento de las conclusiones oficiales en el sentido de que esta sustancia era un artefacto analítico se limitaba a una minoría de 3 de los 8 peritos actuantes.

Tanto el Sr. Moris como el Sr. Romero Batallán se limitan a indicar, con redacción prácticamente idéntica, que la formación de metanamina en el cromatógrafo de gases no se produce en el 100% de los casos (algo que ya se recoge en el propio informe, por cierto) y que el laboratorio de la Policía Científica carece de un método “contrastado y fiable” para determinar la metenamina en explosivos. Sobre esto último, se produjo un breve intercambio durante la vista entre el Sr. Romero y un perito oficial (según el vídeo correspondiente, creo que se trata del director de la pericial, A. Vega, pero no estoy seguro), que defendía la sensibilidad de la técnica empleada (sesión de 28.5.2007):

Romero Batallán: No, no. No hay un procedimiento científico y claro para determinar metenamina en explosivos al día de hoy.
Gómez Bermúdez: Sí, sí. Eso ya lo han dicho.
Perito oficial: Quería, por favor, indicar que eh… lo del procedimiento… hay un procedimiento que determina metenamina por encima de 0,4 ppm [partes por millón] por HPLC… para mí es sufic[iente]… [le interrumpe el presidente del tribunal].

Pero es el Sr. Iglesias quien siempre ha ofrecido un mayor número de reparos a la tesis “oficial”, tanto en sus propias conclusiones particulares, como durante la vista y en “Titadyn”.

Voy a centrarme en las que expone en el libro que nos ocupa. Quienes leyeran en su día el artículo de Robin’s Desert Las nobeldades del caso Iglesias (II): La metenamina (21.6.2009), encontrarán aquí material coincidente en algunos aspectos.

En la Parte IV de su libro, dedicada a desacreditar el experimento diseñado por los peritos oficiales para comprobar la posible formación de metenamina como artefacto analítico, Antonio Iglesias comienza con una “valoración y crítica” enojosamente pueril, a tono, por cierto, con muchas de las observaciones puntillosas repartidas a lo largo de la obra: que si la expresión “muestra patrón” es en realidad “impropia” (nota 2, Parte III); que si tal documento (concretamente, el informe 173-Q1-04 de la Policía Científica) se titula “Informe pericial”, pero en realidad es una “reseña de resultados analíticos” (nota 9, Parte I, “Antecedentes”), etc. Pues bien, en el marco del experimento sobre la metenamina, se recabaron de la empresa fabricante de la Goma 2 ECO tres muestras testigo de la producción de los años 2004, 2005 y 2006 (denominadas Maxam 04 a 06, respectivamente) y una muestra del Titadyn incautado a ETA en la denominada furgoneta de Cañaveras (Cuenca), en febrero de 2004. El informe pericial, como ya se ha dicho y parece lógico, expone un listado de las muestras en las que se detecta metenamina. Entre ellas se incluye la muestra Maxam 04, a la que enseguida nos referiremos, pero lo que deseo destacar es que Iglesias, al aludir a dicho listado, de forma desconcertante, objeta que…

…omite cualquier mención a las otras dos muestras, Maxam 05 y Maxam 06, además de la Titadyn, en las que no se detecta metenamina. […] Además de las inexactitudes que acabamos de señalar acerca de las muestras Maxam y Titadyn…

De modo que, si, al referir las muestras en las que SÍ se ha hallado metenamina, no se hace mención a las muestras en las que NO se ha encontrado esta sustancia, tal omisión constituye una “inexactitud” reprochable. Admito mi perplejidad ante el modo de razonar del Sr. Iglesias. Normalmente no descendería a este nivel de detalle, de no ser por el fastidioso contraste entre la asfixiante imputación de errores reales o imaginarios a los demás y sus propios descuidos flagrantes. Porque, hablando de inexactitudes, la lista de muestras que dan positivo en metenamina que el mismo Iglesias ofrece en su libro incluye a su vez unos cuantos errores. Así, clasifica como procedentes de la explosión del piso de Leganés una muestra que en realidad corresponde a la mochila de Vallecas y otras dos que provienen del explosivo localizado en la vía del AVE. Pero lo mejor, sin duda, es su tratamieno de la muestra Maxam 04. Presten atención, porque nos enfrentamos a una nueva e irrisoria lección de “Química Según”.

La muestra Maxam 04, como ya se indicó, es una muestra testigo de la producción de Goma 2 ECO de 2004 procedente directamente de la fábrica. Es fácil entender que encontrar metenamina en dicha muestra no es lo más conveniente para las teorías conspirativas que niegan el carácter espurio a esta sustancia. Todas las novelas sobre oscuros almacenes policiales donde se manipulan evidencias quedarían debilitadas si una muestra procedente directamente de la factoría diera positivo en metenamina. Por tanto, pese a que el informe pericial presentado al tribunal sentenciador incluye Maxam 04 entre las muestras en las que se detecta metenamina, y pese a que ni en sus conclusiones particulares ni durante la vista el Sr. Iglesias, sometido a juramento y debate contradictorio, planteó la menor objeción al respeto, ahora, en su libro “Titadyn”, disparando a puerta vacía, estima que a la mencionada muestra se le debe atribuir un resultado negativo en metenamina. Veamos su razonamiento:

Resultados negativos en metenamina: Corresponden a los resultados obtenidos con dinamitas intactas del mismo fabricante de la Goma 2 ECO en las que se ha investigado, con resultado negativo, la presencia de metenamina: […] Referencia Maxam 04: en splitless no se aprecia pico a 10,5 minutos, sino a 11,7 minutos. Aunque salen los iones característicos, 42 y 140, el citado tiempo de retención no es el de la metenamina. Maxam 05 en splitless: pico a 10,50 minutos. pero no iones característicos.

Vaya, parece un criterio sencillo y generalizable. Expresémoslo de otro modo:

CONSTATACIÓN: Iglesias entiende que el positivo en metenamina requiere que se cumplan los requisitos de tiempo de retención e iones característicos.

CONSECUENCIA: Por tanto, obviamente, si en una muestra aparecen los iones característicos, pero fuera del tiempo de retención… debe estimarse un resultado negativo, ¿no?

Bueno, pues… según. Es decir, con la muestra Maxam 04, que ya hemos visto que molesta, sí, sin duda. Pero, ¿qué ocurre con la muestra M-5-3-B? Amigos, la muestra M-5-3-B es un duplicado de la M-3, ya saben, la denominada “muestra patrón” de Goma 2 ECO enviada por los Tedax como cotejo frente a la M-2 (sustancia hallada en la Kangoo). Puesto que, como se recordará, toda la verbena mediática giraba en torno a la presencia de metenamina en ambas (M-2 y M-3) y la malévola hipótesis de su origen común, no encontrar metenamina en un duplicado de la M-3 haría más plausible la hipótesis oficial de un mero artefacto analítico y, correlativamente, reduciría la cotización en bolsa de la empresa “manipulaciones Sánchez Manzano y Cía”. De modo que, aquí tenemos al perito Iglesias contándonos la excitante historia de la muestra M-5-3-B en la Parte III de su libro:

…metenamina, dudosa. Aparecen los iones característicos, pero fuera del tiempo de retención, seguramente por el mal estado de conservación de la muestra […]. La evaporación a la que fue sometida la muestra produce un retraso en el TR típico de la metenamina, que muestra un pico ancho y defectuoso que engloba otros compuestos. Sin embargo, sus iones característicos m/z 42 y m/z 140 nos inclinan a diagnosticar presencia de metenamina en la muestra, lo cual es coherente con su presencia en M-3, de la que esta M-5-3-B es duplicado.

Éstas son las ventajas de la versátil y adaptable “Química Según”. Según te convenga…

Ah, pero eso no es todo, no. Ni siquiera lo mejor. Ya hemos visto que, en la Parte IV de su libro, Iglesias descarta la metenamina en Maxam 04 porque “Aunque salen los iones característicos, 42 y 140, el citado tiempo de retención no es el de la metenamina”. Pues bien, sólo un párrafo más abajo, literalmente, después de esta observación, nos informa de lo siguiente:

De Maxam, en el arriba citado informe [presentado al tribunal el 15 de mayo de 2007], se menciona, de entre las muestras testigo, únicamente la denominada «Maxam 04», atribuyéndole resultado positivo en metenamina, sin duda basándose en el tiempo de retención, pero no tiene en cuenta la ausencia de los iones característicos (140, 42), lo que invalida su diagnóstico.

Han leído bien. Iglesias se contradice a sí mismo en dos párrafos seguidos, de modo que uno ya no sabe a qué atenerse. Lo más triste es que este señor que parece no prestar atención a lo que él mismo escribe se permita calificar de “negligentes” y “aberrantes” (EM, 9.7.2009) los análisis de los Tedax y se preste de buen grado a testificar buscando su encarcelamiento sobre la base de tan endebles y pobremente razonadas fantasías.

Last edited by Rasmo (19-11-2009 01:48:21)


Wars not make one great

Offline

#140 19-11-2009 02:19:24

Mangeclous
Miembro
Registered: 17-09-2006
Posts: 2,231

Re: Proposición sobre añadir posteadores en el blog

Diáfano, Rasmo. Lo de la metenamina es además novedoso para mí -aguda observación-. No voy a desperdiciar calificativos para el perito de marras.

Offline

Board footer

Powered by FluxBB