Foro del colectivo Desiertos Lejanos.

Lugar de debate de las teorias de conspiración del 11-M.

You are not logged in.

Announcement

Nueva política de registro. Ante la imposibilidad de contener el spam, toda persona que quiera registrarse en el foro tendrá que solicitármelo personalmente en Twitter por mensaje personal, a la cuenta @luismithr. Gracias por su comprensión.

#1 08-10-2009 00:45:25

larean
Administrador
Registered: 16-09-2006
Posts: 6,549

El Mundo se vuelve a lucir

Emitiendo un documental de 2000 como si fuera actual.

http://www.youtube.com/watch?v=biaUj4ng1hU


[A los creyentes] les competerá difundir lo que otros han acuñado; ya que ningún hombre suelta y expande la mentira con tanta gracia como el que se la cree.

Offline

#2 08-10-2009 08:37:05

Flashman
Miembro
From: La ciudad de las zanjas
Registered: 16-09-2006
Posts: 809
Website

Re: El Mundo se vuelve a lucir

Ahora no puedo ver el vídeo. ¿Es del que habló Wyoming en su programa hace un par de días?


"También sabemos lo cruel que es la verdad a menudo, y nos preguntamos si el engaño no es más consolador." Henri Poincarè

Offline

#3 08-10-2009 18:28:56

larean
Administrador
Registered: 16-09-2006
Posts: 6,549

Re: El Mundo se vuelve a lucir

Pues no lo sé, no sigo al Wyoming. Sucede que para ilustrar los efectos de la crisis actual en la mendicidad, usaron un vídeo de 2000. Esto se puede constatar porque:

1) El SEPU de Gran Vía sigue abierto.

2) La película que está en marquesina del cine adyacente se estrenó en 2000.

3) Los mendigos hablan en pesetas y sólo en pesetas.


[A los creyentes] les competerá difundir lo que otros han acuñado; ya que ningún hombre suelta y expande la mentira con tanta gracia como el que se la cree.

Offline

#4 08-10-2009 19:06:57

ronindo
Miembro
Registered: 28-03-2007
Posts: 3,277
Website

Re: El Mundo se vuelve a lucir

Creo haber oído que hasta en los créditos del vídeo pone el copyright del 2000 lol


"Os equivocaís: Yo no estoy encerrado aquí, con vosotros. Vosotros estáis encerrados aquí, conmigo." (Rorschach)

Offline

#5 08-10-2009 19:51:59

Jorge
Miembro
Registered: 27-09-2006
Posts: 162

Re: El Mundo se vuelve a lucir

Creo recordar que al final el periodista se queda sin dinero y sin teléfono.

Offline

#6 08-10-2009 21:17:55

Quetza
Miembro
Registered: 15-01-2008
Posts: 952

Re: El Mundo se vuelve a lucir


La Verdad persigue a los peones, pero ellos son mucho más rápidos

Offline

#7 10-01-2010 14:20:06

morenohijazo
Administrador
Registered: 05-10-2006
Posts: 5,766
Website

Re: El Mundo se vuelve a lucir

'El Gitanillo': el 'actorazo' del 11-M

En junio quedará definitivamente en libertad

Gabriel M.V., 'El Gitanillo', triunfa en un grupo de teatro del centro de menores tres años después de prestar el testimonio clave en el juicio por los atentados del 11-M y a pocos meses de que termine su internamiento. El próximo mes de junio quedará definitivamente en libertad.

'El Gitanillo' forma parte del elenco de La Baraka, un grupo de teatro formado por internos de un centro de menores, donde se hallan ingresados chicos que han delinquido. Tres años después de convertirse en el primer condenado por el 11-M ha protagonizado la función de Navidad.

El 16 de noviembre de 2004 'El Gitanillo' llegó a un acuerdo con la Fiscalía por el que, a cambio de rebajar de ocho a seis años la petición de internamiento -lo que garantizaba que no ingresaría en una prisión de adultos-, daba por bueno un relato de lo sucedido que cimentaba la versión oficial.

La misma versión se reprodujo tres años más tarde en la sentencia del 11-M después de que 'El Gitanillo' compareciera en la vista como testigo y corroborara el relato, a pesar de que el 16 de marzo de 2005 durante un interrogatorio dijo que la versión que había reconocido en el juicio era falsa.

NauseaMundo.

Como siempre.

Eso, cuando yo jugaba de pequeño, se llamaba "mal perder".

Ya tuvieron ocasión de preguntarle todo lo que deseaban durante el Juicio del 11-M. Que es donde declara bajo juramento, y donde su versión tiene importancia.

Trashorras declaró seis versiones diferentes en cuatro interrogatorios (o algo así) Y eso no impidió que "El Mundo" le concediera exclusivas.

EDITO: Voya preparar algunos aspectos de la declaración de "El Gitanillo". Dado que tengo pendiente aún lo prometido ayer, tardará un poco. Pero adelanto ya que, por supuesto, "El Mundo" quedará en evidencia una vez más. Descaradamente.

Last edited by morenohijazo (10-01-2010 15:02:44)


La mentira tiene las patas cortas, pero calza zancos al lado de las exclusivas conspiracionistas

Offline

#8 10-01-2010 15:17:51

morenohijazo
Administrador
Registered: 05-10-2006
Posts: 5,766
Website

Re: El Mundo se vuelve a lucir

Por cierto, y perdonen si me salgo del 11-M, pero este titular... El material explosivo de la furgoneta de Zamora no estaba listo para estallar parece indicar que "El Mundo", con tal de atacar al Ministerio del Interior y no reconocer sus éxitos, ya defiende todo tipo de terrorismo.

¿También piensan, como los peones, que ETA es un invento del Gobierno?


La mentira tiene las patas cortas, pero calza zancos al lado de las exclusivas conspiracionistas

Offline

#9 12-01-2010 00:35:38

morenohijazo
Administrador
Registered: 05-10-2006
Posts: 5,766
Website

Re: El Mundo se vuelve a lucir

Como prometí el otro día, voy a comentar algunas cosillas sobre la falsedad que publicaba el otro día "El Mundo" sobre la declaración de Gabriel Montoya, "El Gitanillo".

Podrá parecer una mentira irrelevante, pero llueve sobre mojado. Cinco años llevan diciendo, sin que nadie les contradiga, que Gabriel Montoya había confesado que su primera declaración -que es prácticamente lo mismo que declaró durante el juicio- era falsa.

Bueno, pues ya vale. Sepamos la verdad.


CANCIÓN TRISTE DE "EL GITANILLO", O THE BLUES OF LITTLE GYPSY (A)

Día 10 de Enero de 2009

El Mundo” publica una noticia sobre la participación de Gabriel Montoya, alias “El Gitanillo”, en el grupo teatral del Centro de Menores donde está a punto de terminar su internamiento.

'El Gitanillo': el 'actorazo' del 11-M

El artículo finaliza:

El 16 de noviembre de 2004 'El Gitanillo' llegó a un acuerdo con la Fiscalía por el que, a cambio de rebajar de ocho a seis años la petición de internamiento -lo que garantizaba que no ingresaría en una prisión de adultos-, daba por bueno un relato de lo sucedido que cimentaba la versión oficial.

La misma versión se reprodujo tres años más tarde en la sentencia del 11-M después de que 'El Gitanillo' compareciera en la vista como testigo y corroborara el relato, a pesar de que el 16 de marzo de 2005 durante un interrogatorio dijo que la versión que había reconocido en el juicio era falsa.

Puntualicemos, antes de entrar en materia, que “El Gitanillo”, menor de edad cuando ocurrieron los atentados del 11-M, participó en el suministro de la dinamita de una manera accesoria, y sin ser consciente de que la dinamita que vio robar a Emilio Suárez Trashorras se iba a emplear para volar los trenes. Tras ser detenido y colaborar con la justicia, la pena de seis años de internamiento ( y cinco de libertad vigilada, cosa que “oportunamente” olvida “El Mundo”) no parece tan leve; sobre todo si la comparamos con la absolución que los conspiracionistas pidieron para quienes sí fueron autores materiales.

Piense el lector de “El Mundo”: “El Gitanillo” fue condenado a seis años de internamiento y cinco de libertad vigilada por un delito de tenencia y transporte de explosivos con fines terroristas.

Si los atentados del 11-M no fueron cometidos por la trama islamista de Jamal Ahmidan y Serhane Ben Abdelmajid “El Tunecino” con la dinamita que les facilitó Suárez Trashorras ¿por qué aceptó “El Gitanillo” una condena tan larga? La pena por tenencia y tráfico de explosivos con fines de pesca ilegal, incluso para reventar cajas fuertes, sería muchísimo más leve. En el momento en que “El Gitanillo” asume su parte de culpa en los atentados del 11-M, está aumentando automáticamente el grado de la pena que le va a tocar. Es el dilema del poli-bueno-poli-malo pero al revés: “Si te declaras inocente y no colaboras con la justicia, te empapelaremos por dos años; ahora bien, si eres bueno y nos firmas lo que queramos que digas, te caerán seis. Bua-ha-ha-ha-ha!

Y ¿qué dijo el “Gitanillo” el 16 de marzo de 2005? ¿Que la Versión Oficial era mentira? ¿Que le habían obligado? ¿Qué quiere decir “El Mundo”?

Para verlo, vamos a retroceder un poco en el tiempo:

Día 16 de Marzo de 2005.

Dependencias del Centro de Internamiento de Menores Los Rosales, de Madrid.

Declaración de Gabriel Montoya ante el Juez Del Olmo, estando presente la Fiscal Olga Sánchez.

__________________________________________________________________________________

...Preguntado por SSª si la Guardia Civil le hizo alguna indicación sobre el contenido de la declaración que tenía que hacer MANIFIESTA que cuando lo detuvo la Guardia Civil estuvo en el calabozo y fue un chico llamado Rafa que le dijo que era el jefe de ellos y fue el que le llevó a declarar junto con otro chico.

La Guardia Civil lo que si le estuvo recordando es que otras personas habían hecho los viajes a Madrid desde Aviles. Que la Guardia Civil que le subió al médico le estuvo preguntado por lo que había pasado en el monte, y que declarase que él había ido al monte. Que lo que el declarante refirió ante la Guardia Civil sobre los viajes que hizo a Madrid, y las personas que vio y todo lo relacionado con estas personas, no es todo cierto.

Que no es cierto que el declarante fuera a la Mina con Emilio Suarez y con las otras personas. Que al declarante lo dejaron en casa de Emilio Suarez, y se fueron los tres árabes con Emilio a la Mina. Que el declarante se quedó en el Piso antiguo de Emilio en la c/ Llano Ponte, para que cuando volviesen el declarante pudiera abrirles el trastero. Que volvieron de noche. Que tardaron unas 4 o 5 horas en volver a la casa de Emilio.

Antes de continuar con esa declaración, quizá sea oportuno recordar qué es lo que dijo Gabriel en su primera declaración ante la Guardia Civil, que ahora dice que no fue completamente ajustada a la verdad.

Día 15 de Junio de 2.004.

Dependencias de la Jefatura del Servicio de Información de la Dirección General de la Guardia Civil.

Diligencia abierta por los Guardias Civiles con T.I.P. D-25310-Q y Y-50831-G, Instructor y Secretario, respectivamente, y en presencia de la Fiscal Olga Sánchez y del letrado defensor de Gabriel Montoya, designado de oficio por el Colegio de Abogados de Madrid

__________________________________________________________________________________

...Dos días después, sobre las cinco de la tarde, Emilio apareció en su calle, con un moro, en su coche Toyota Corolla, acompañado de otros dos moros en un Golf de color negro.

Que el moro que iba con Emilio era el que vio en la estación de autobuses Sur de Madrid.

Que Emilio le dijo qué montara en el coche y le indicó que iban a la mina, pero, antes de llegar, se dieron la vuelta porque la mujer de Emilio llamó a Emilio, quedándose en aquel lugar los otros dos moros en el Golf. El declarante, Emilio, y el moro que habla visto en Madrid, fueron a Aviles a la casa de Emilio, subiendo éste un momento, regresando a los cinco minutos con unas botas para el moro. A continuación regresaron al sitio donde se encontraban esperando los otros dos moros en el Golf. Desde allí se fueron a la mina, al llegar allí Emilio y el moro que iba en el Toyota Corolla y que había visto en Madrid, se van caminando hacia un monte, mientras tanto el declarante esperaba en el Toyota -Corolla y los otros dos moros esperaban en el Golf. Luego bajaron, al cabo de unos tres cuartos de hora, y el declarante oyó como Emilio le decía al moro de coger las "puntas" o los "tornillos" que estaban "15 metros más para delante". A continuación el declarante y Emilio se fueron en el Toyota Corolla y los tres moros se fueron en el Golf a comprar unas mochilas.

Que Emilio dejó al declarante en su casa, y él se fue a la suya, pero media hora después le llamó para ir a la panadería La Madalena sobre las diez y media de la noche, y allí vieron a Rubén y a Javi, el que llaman "DINAMITA", y que durante el tiempo que estuvieron allí Rubén y Javi hablaron exclusivamente de hachís, que Rubén le preguntó a Emilio si los moros iban a traer el hachís y Emilio le dijo que sí.

Que después se fueron el declarante y Emilio a donde vivía Emilio, que después Emilio le mandó con los tres.moros hasta la mina.

Que el declarante fue con el que había visto en Madrid y que respondía al apodo de MOWGLY en el coche Ford Scort de Emilio, y en el Golf fueron los otros dos moros, a uno de los cuales Emilio le llamaba "EL RISITAS".

Que antes de llegar a la mina los otros dos moros dejaron aparcados el Golf en un aparcamiento en las inmediaciones de un bar, pasado un puente, metieron las mochilas, que estaban en el Golf, en el maletero del Scort, y se subieron a él junto con MOWGLY y el declarante.

Que dichas mochilas eran las que habían comprado en el Centro Comercial, y que eran mochilas tipo de montaña. A continuación los llevó hasta la barrera de acceso a la mina, llegando entre las doce y las dos de la noche, dejando allí a los moros que bajaron las cinco mochilas del coche, marchando el declarante a aparcar el coche algo más alejado y detrás de unos arbustos, tal y como le indicó Emilio, de forma que si llegaba la policía podía decirle que venía de fiesta y se encontraba descansando. Que allí estaba muy oscuro, y que los moros se marcharon con linternas pequeñas, largas y finas como un tubo.

Que allí estuvo esperando cuatro o cinco horas y que entonces bajaron los moros con las mochilas llenas de algo, llevando una MOWGLY y dos mochilas cada uno de los otros dos moros, y que dijeron que se perdieron y que tuvieron que llamar, a Emilio.

Que en ningún momento los moros le indicaron que las mochilas fueran llenas de explosivo. A continuación metieron las mochilas en el maletero y se fueron a buscar el otro coche.

Cuando se dirigían a Avilés se cruzaron con Emilio que iba en su Toyota Cerolla, y pararon todos en una especie de aparcamiento para camiones. Una vez allí Emilio le indicó al declarante que se cambiara a su coche, y tras hablar con los moros durante cinco minutos, se fueron en los tres vehículos al garaje de Emilio en Avilés, Una vez en el garaje, de madrugada, más o menos cuando estaba amaneciendo, sacaron las mochilas del Ford Escort, sacaron lo que había dentro de las mochilas, y lo metieron en bolsas de basura de color azul, y éstas las meten a su vez en el Golf, volviendo entonces los tres moros nuevamente a la mina en el Toyota Corolla junto con el declarante.

Preguntado para que describa lo que sacaron de las mochilas, dice que eran paquetes de unos 30 centímetros, envueltos en plástico de color; no se acuerda si .rojo o verde, pero que tenía escritas unas letras negras. Que a través del plástico del paquete se distinguían como unos tubos redondos de unos 20 centímetros de longitud, y que no vio cables.

Preguntado para que continúe relatando lo que hicieron a continuación, dice  que de camino nuevamente hacia la mina, y ya de día por la mañana, pararon a descansar una media hora, y después marcharon hacia la mina. Una vez allí les deja en el mismo sitio que la noche anterior, y vuelven a sacar las mochilas y se van al monte, y le piden que se dedique a dar vueltas.

Que como una hora u hora y pico después, vuelve a ver a los moros que bajan del monte con cinco mochilas, que las cargaron en el coche y marcharon para Avilés, de nuevo al mismo garaje de Emilio. Una vez allí dejó a los moros con Emilio, y éste le pidió al declarante que sacara su coche para fuera.

Para quien haya seguido el juicio del 11-M, esta declaración del 15 de Junio de 2004 es calcada a lo que luego declaró ante la Audiencia Nacional.

Por lo tanto, si en la declaración ante Del Olmo contradijo algunos aspectos, o todos, de ella, está diciendo que su declaración ante el Tribunal es falsa.

Pero ¿lo hizo? ¿Dijo de verdad que le habían obligado a prestar declaración en un sentido determinado, apuntalando la Versión Oficial?

Como en las novelas por entregas, lo veremos en el próximo episodio...

(Continuará)

Last edited by morenohijazo (12-01-2010 00:37:37)


La mentira tiene las patas cortas, pero calza zancos al lado de las exclusivas conspiracionistas

Offline

#10 12-01-2010 01:20:14

morenohijazo
Administrador
Registered: 05-10-2006
Posts: 5,766
Website

Re: El Mundo se vuelve a lucir

CANCIÓN TRISTE DE "EL GITANILLO", O THE BLUES OF LITTLE GYPSY (B)

Es de imaginar la sorpresa del juez del Olmo y de la Fiscal Olga Sánchez al escuchar de labios de “El Gitanillo” que no había dicho toda la verdad en su primera declaración, y más cuando, de sus palabras, podía sospecharse que quizás la Guardia Civil había encaminado al paciente hacia una dirección determinada.

Sin embargo, la frase de “El Gitanillo" también podía entenderse como una invitación de los agentes a contar la verdad (“Si estuviste en el monte, dilo”) así que la Fiscal, que entonces estaba interrogando, pidió aclaraciones. Volvamos atrás en el tiempo:


Día 16 de Marzo de 2005.

Dependencias del Centro de Internamiento de Menores Los Rosales, de Madrid.

Declaración de Gabriel Montoya ante el Juez Del Olmo, estando presente la Fiscal Olga Sánchez.

__________________________________________________________________________________

Preguntado por la Sra. Fiscal en la diferencia que hay de lo que declaró al principio ante la Guardia Civil y la Fiscalía de Menores de la Audiencia Nacional a lo que está contando ahora, MANIFIESTA:

Que José Emilio le dijo que si alguna vez le preguntaban sobre estos extremos que tenía que contar que el declarante era el que acompañó a los árabes a la mina y no Emilio.

Que es mentira que él estuviese en el coche cuando fueron a buscar los explosivos, que el que estaba en el coche era Emilio.

Que él dijo que había acompañado a estas personas en dos ocasiones, pero en las dos ocasiones quien los acompañó fue Emilio.

Que la primera vez, cuando llegaron a Avilés lo que hicieron fue ir a comprar unas mochilas, que no recuerda el color de las mochilas, eran mochilas de montaña, cree recordar que eran oscuras y que puede que tuviesen algo de verde pero no lo recuerda bien, eran colores oscuros.

Que esas personas se fueron y el declarante se quedó con Emilio en una cafetería, tomando algo que volvieron sobre las 10 y media de la noche y se fueron con Emilio, no sabe si fueron en uno o dos coches.

Que el declarante se queda en la casa de Emilio jugando a la consola y a las tres o cuatro horas volvieron. Antes de llegar lo llamaron por teléfono para que bajara a abrirles el garaje, cuando entraron en el garaje sacaron unos paquetes con tubos verdes, que eran paquetes de plástico transparente y se veía el interior verde.

Que sacaron los paquetes y los metieron en bolsas de basura de color azul, de las normales, que las bolsas las metieron en otro coche, en el Corolla que estaba en el garaje. Luego apareció un vecino (pero cree que fue la segunda vez, que ya era por la mañana). Después de meterlo en el coche se volvieron a ir.

Que José Emilio estaba al lado de los árabes cuando las metieron en el coche.

Que no recuerda si el coche en el que se fueron era un Golf o un Ford Escor que tenía Emilio.

Que le dijeron al declarante que se fuese otra vez para arriba y que ya lo llamarían cuando volviesen. El declarante subió al piso y siguió jugando con la consola.

Que esta vez tardaron menos, que lo metieron todo en el Golf.

Que trasladaron las cosas desde el Ford Escor al Golf negro, después de esto se fueron.

Que el Corolla se quedó dentro del garaje desde la primera vez que se fueron hasta la segunda vez. Cuando esas personas se vinieron para Madrid el declarante se fue con Emilio a desayunar donde se encontraron con un amigo llamado Rubén Iglesias, estuvieron hablando de hachís y luego se fue el declarante a su casa a dormir y Emilio se fue.

Nueva sorpresa: ahora no es la Guardia Civil quien le induce a decir que habia subido al monte con los árabes, sino el propio José Emilio Suárez Trashorras quien le habría obligado a decir que era él quien les había acompañado.

Aunque cuesta un poco imaginar que el jefe de la pequeña banda de traficantes de droga de Asturias, Suárez Trashorras, subiera a hacer todo el trabajo duro con los árabes, mientras dejaba a Gabriel -que, pese a tener dieiséis años, medía más de 1'80 m y pesaba unas cuantas arrobas más que su jefe- haciendo el gandul con una consola, esta nueva versión gana en cuanto a su verosimilitud con respecto a la anterior.

En efecto, resulta poco plausible que la Guardia Civil, en lugar de tratar de inculpar al jefe de la banda (Suárez Trashorras) del tráfico, tenencia de explosivos y colaboración en atentados, manipule las declaraciones para que las culpas recaigan sobre un mindundis subalterno, que además es menor de edad y siempre saldrá mejor librado.

Por el contrario, que un jefe trate de cargar el muerto a uno de sus subordinados no es extraño en el mundo de la delincuencia; y que un menor de edad cargue con las culpas de los mayores de dieciocho años tampoco.

Esta pequeña digresión sobre la verosimilitud de las dos versiones de "El Gitanillo" no pasa de ser una discusión académica, como comprobaremos en las siguientes entradas, pero no quería cerrar ésta sin llamar la atención de los que me lean sobre la improbabilidad de la teoría favorita de los Peones en este punto: esto es, que hizo decir a Gabriel que había subido él al monte con los árabes. ¿Para qué demonches (taco cursi y gazmoño) iba a hacerle decir eso?

Dejo aquí, las espadas en alto, la emocionante resolución de la duda de cuál de las versiones de Gabriel es la buena sobre Una noche en la árida montaña (que es otro nombre de la obra "Una Noche en el Monte Pelado", de Mussorgsky.

Sin embargo, en la próxima entrega, que publicaré mañana o pasado mañana, espero que el misterio quede resuelto para las mentes bien pensantes (que no bienpensantes)

(Continuará)

Last edited by morenohijazo (12-01-2010 23:40:35)


La mentira tiene las patas cortas, pero calza zancos al lado de las exclusivas conspiracionistas

Offline

#11 12-01-2010 19:10:37

Arautiam
Miembro
Registered: 31-01-2008
Posts: 351

Re: El Mundo se vuelve a lucir

Pues sí que le estás sacando jugo a esa noticia del Gitanillo y eso que sólo has visto la versión reducida de elmundo.es. Si llegas a leer la versión extensa (la de la edición en papel del domingo) te caes para atrás. Está firmada por M. Marraco y M. Mucha y redactada en un estilo novelesco que recuerda al de F. Mújica.
En esta versión, cuando del Olmo y Olga Sánchez fueron a interrogar al menor al centro donde estaba recluido, el juez "debía andar escamado" y le preguntó al chico si le había dicho la Guardia Civil lo que tenía que declarar. El menor dijo que lo que contó en el juicio era falso y que había declarado lo que le dijo el guardia llamado Rafa.  Entonces intervino la fiscal  y el menor "hizo una nueva marcha atrás y acabó confirmando una variante de su primera versión".
Luego cuentan cómo en el juicio el abogado de Trashorras le preguntó al Gitanillo sobre sus cambios de versión y Bermúdez intervino para zanjar las dudas (ponen lo de zanjar en cursiva). Y continúan: "La declaración del menor se volcó en la sentencia, pese a sus incoherencias. Como que no recordara su propio teléfono y sí, perfectamente, el de El Chino, que había marcado una sola vez. O que hablara de una llamada desde la mina en la noche de autos pese a que allí no había cobertura. O que el día que supuestamente Trashorras hizo una visita preparatpria a la mina en realidad estuviera en Canarias..."

Una página entera le dedican al tema. Es una forma de ir refrescando la memoria de vez en cuando a sus lectores (por si ya olvidaron la serie de los agujeros negros), así, cuando se produzca alguna resolución judicial desfavorable, invadirán los foros de noticias indignados, con su cantinela de Manzano reconociendo que destruyó pruebas, y el Supremo admitiendo que los trenes se destruyeron precipitadamente, y Bermúdez aceptando una versión del Gitanillo llena de contradicciones...

Offline

#12 12-01-2010 20:18:17

morenohijazo
Administrador
Registered: 05-10-2006
Posts: 5,766
Website

Re: El Mundo se vuelve a lucir

Sí, pero… ¿a que le da emoción? Espero no resultar muy pesado, pero le quería dar cierto toque a lo Furillo (ya sabes, "Pasando lista a las 08: 00")

No os voy a chafar la continuación del serial que me he sacado de la manga (tendréis que esperar uno o dos días para ver lo que el “Gitanillo” hizo para “recular”), pero como podéis suponer es todo una novelización de “El Mundo”. En el acta de la declaración no aclara por qué el juez le pregunta por la Guardia Civil.  Muy posiblemente, alguien le dice algo ¿El propio Gitanillo? ¿El letrado? Pero no tiene ninguna importancia, a la luz de cómo se desarrolla el interrogatorio. En el fondo, no es más que un “comentario de texto” sobre la declaración

En cambio, como no pensaba hablar en esta serie sobre la visita de Emilio a la mina para hablar con los dos mineros, transcribo a continuación las declaraciones de “El Gitanillo”

Primera declaración, Junio de 2004:

Que el declarante recuerda haber acompañado a José Emilio a la mina, que iban los dos solos y Emilio se bajó del coche y fue hablar con dos trabajadores de la mina, que era por la tarde pero no recuerda si era fin de semana. Que el declarante se quedó en el coche que cree que era el Coroya.

Que esto fue antes de que subieran los árabes, pero no recuerda la fecha, que fue después de Navidad.

Segunda declaración, Marzo de 2005

…un par de días antes de que vinieran los moros Emilio le llevó, camino de Pravia, a la mina donde trabajaba antes Emilio, cerca de la presa.

Que a él le dejó en el coche, y se marchó al otro extremo a hablar con dos mineros, que esto debió suceder sobre las cuatro de la tarde…

Curiosamente, es más impreciso transcurridos tres meses que un año después. La luna de miel de Trashorras es del 19 al 26 de Febrero. Si hacemos caso a la segunda declaración, el mismo día, tras llegar de Tenerife, después de comer, se fue con Montoya a la Mina, lo cual no es imposible.

Pero tengo entendido que el día 26 Emilio lo pasó en Madrid, donde se reunión con "El Chino" en Marques de Vadillo, para preparar el viaje.

En todo caso, no parece que la declaración de Gitanillo sea muy exacto en cuanto a la fecha, máxime doce meses después: “un par de días antes” pudo ser también el día anterior.

Tras acabar esta serie comprobaré una cosilla o dos sobre este punto, con las llamadas telefónicas. Es muy probable que, si Emilio fuera a la mina el día 27 de Febrero, una vez recibida cierta seguridad, hablase con los árabes para decirle que podían hacer el viaje.

Si hacemos caso a su primera declaración, desde luego, pudo ser cualquier día, no necesariamente de la segunda quincena de Febrero.

Lo relevante, en este caso, es que declara por tres veces (si contamos el juicio) que sí fue a la mina, y no hay una imposibilidad material de ello.

Respecto al número de teléfono, aparte de triquiñuelas como “olvidar” su propio número de teléfono porque no le interese que se recuerde, o que alguien le haya recordado el número y lo haya reconocido (lo cual no constituiría ningún falso testimonio) lo cierto es que el número de teléfono que le facilitó Trashorras es muy fácil de recordar: -6-65-04-06-05.

Son rezongos a la desesperada de “El Mundo”, que no fue capaz de tumbar el testimonio de “El Gitanillo”

Lo que más me fastidia es que consideren “leve” una pena de seis años de internamiento y cinco de libertad vigilada para un menor que, trapacero y todo, se vio envuelto en el atentado sin comerlo ni beberlo y colaboró para esclarecerlo, y hagan desesperaos intentos de sacar a la calle a islamistas fanáticos con toda la barba (metafórica) como Zougham o Galyouhn.

Edito: No va a hacer mucha más  falta buscar otras pruebas para demostrar que la visita de Emilio Suárez a la mina para hablar con dos trabajadores y, seguramente, comprobar que el camino estaba libre no se produjo cuando Suárez estaba en Tenerife.

"El Gitanillo", en el transcurso de su declaración ante el juez del Olmo, después de haber dicho lo anterior sobre "un par de días" afinó más y dijo:

Preguntado por la Sra. Fiscal sobre el día en que fue con Emilio a la mina a reunirse con dos mineros MANIFIESTA que no puede precisar el día que pasó eso, que no sabe si fue la tarde anterior a día que llegaron los árabes. Que recuerda que ese día Emilio después de hablar con los mineros le dijo "esto está hecho".

Efectivamente, aunque no lo asegura, pudo ser la tarde anterior al viaje de los árabes a Asturias.

Last edited by morenohijazo (13-01-2010 00:54:46)


La mentira tiene las patas cortas, pero calza zancos al lado de las exclusivas conspiracionistas

Offline

#13 12-01-2010 22:10:51

pocococo
Miembro
Registered: 24-09-2009
Posts: 148

Re: El Mundo se vuelve a lucir

sabeis que las declaraciones de El Gitanillo sobre los desplazamientos a la mina y el viaje de vuelta de los de Morata desde Asturias fueron confirmadas, punto por punto, por las BTS de Aviles y de las zonas del trayecto de ida y vuelta? Supongo que sí. Las declaraciones de El Gitanillo no son la única prueba del viaje a Asturias a por los explosivos. El informe ratificado en juicio por los agentes que investigaron el trayecto confirma toda la declaración.
A ver si encuentro en el Juicio del 11 M la ratificación del INforme.

Offline

#14 12-01-2010 23:06:21

morenohijazo
Administrador
Registered: 05-10-2006
Posts: 5,766
Website

Re: El Mundo se vuelve a lucir

Se comentó en su momento para dar cumplida respuesta a los hilos de Luis del Pino en los que se trataba de demostrar la imposibilidad de que se realizase el viaje a Asturias.

En este enlace aparecen tres entradas en las que se comenta la ruta seguida, según los BTS recogidos en el Auto de Procesamiento.

No sé si contarás con más datos que no figuren en el Auto de Procesamiento, pero siempre son bien recibidos.

Una de las cosas que me han parecido absurdas sobre este punto es que, suponiendo que el viaje a Asturias fuese una trola, los versionoficialistas, pudiendo elegir cualuqir día de entre dos o tres meses, fuesen a elegir montar su falsa historia en un fin de semana tan desapacible. ¿No les dice algo éso a los Peones? ¿No se les ocurre pensar que, pudiendo elegir día a posteriori, elegirían uno con menos inclemencias, aunque sólo fuera para que Del Pino no sospechara?


La mentira tiene las patas cortas, pero calza zancos al lado de las exclusivas conspiracionistas

Offline

#15 12-01-2010 23:46:26

Quetza
Miembro
Registered: 15-01-2008
Posts: 952

Re: El Mundo se vuelve a lucir

pocococo wrote:

sabeis que las declaraciones de El Gitanillo sobre los desplazamientos a la mina y el viaje de vuelta de los de Morata desde Asturias fueron confirmadas, punto por punto, por las BTS de Aviles y de las zonas del trayecto de ida y vuelta? Supongo que sí. Las declaraciones de El Gitanillo no son la única prueba del viaje a Asturias a por los explosivos. El informe ratificado en juicio por los agentes que investigaron el trayecto confirma toda la declaración.
A ver si encuentro en el Juicio del 11 M la ratificación del INforme.

¿Y eso qué importa? Los registros de las BTS son ta falsas como las multas que le pusieron a El Chino, como los testimonios de la cajera del Carrefour, de los policias de Leganés, o de la chica que recibió un codazo de Zougam en el tren.

¿Acaso crees que Luispi se deja engañar tan fácilmente?


La Verdad persigue a los peones, pero ellos son mucho más rápidos

Offline

#16 13-01-2010 00:53:19

morenohijazo
Administrador
Registered: 05-10-2006
Posts: 5,766
Website

Re: El Mundo se vuelve a lucir

CANCIÓN TRISTE DE "EL GITANILLO", O THE BLUES OF LITTLE GYPSY (C)

Habíamos dejado el relato de la declaración de Gabriel Montoya ante el Juez del Olmo, estando presente la Fiscal Olga Sánchez, y en presencia del abogado defensor de oficio de Montoya, en el momento en que "El Gitanillo", tras haber insinuado que la Guardia Civil le dirigió su primera declaración, cambiaba de repente su versión para acusar a Suárez Trashorras de ser él quien le había dicho lo que tenía que decir.

Evidentemente, se necesitaba una aclaración, y el Juez del Olmo tomó la palabra:

Día 16 de Marzo de 2005.

Dependencias del Centro de Internamiento de Menores Los Rosales, de Madrid.

Declaración de Gabriel Montoya ante el Juez Del Olmo, estando presente la Fiscal Olga Sánchez.

__________________________________________________________________________________

Preguntado nuevamente por SSª sobre lo que declaró ante la Guardia Civil MANIFIESTA que las identificaciones que ha hecho de las fotografías mostradas en esta declaración que son ciertas y que los ha visto en Madrid o en Avilés. Que respecto a lo que ha dicho de que el declarante no había ido a la mina que no es cierto; que si que fue el declarante a la mina con los árabes.

Que la verdad es lo que contó ante la Guardia Civil y ante la Fiscalía.

Que ha faltado a la verdad porque tiene miedo de le condenen a algo más. Que el declarante estuvo en la mina y vio como metían las bolsas en el coche. Que le parece que las bolsas eran verdes esmeralda, en plástico transparente.

Que aquella noche llovía, que llevaban unas linternitas pequeñas, que eran como de goma y el mango era de plástico, y cree que la goma de la empuñadura tenía como unos cuadraditos para agarrar mejor, que cree que llevaban una cada uno, que José Emilio no subió con ellos, que aquella tarde previamente les acompañó a la Mina.

Que fueron en los dos coches en el Corolla y en el Golf. Que el declarante se quedó en el coche y el del labio cortado y Emilio se fueron por el monte para arriba.

Que no sabe hasta donde fueron, que le dijeron que habían pasado un "riachuelo", que tardaron poco en volver, que era todavía de día.

Que los coches los dejaron justamente en la entrada.

Que oyó decir a Emilio a esa persona que no se olvidase de las puntas y los tornillos, que estaban 15 metros mas para allá de la entrada de la mina.

Que José Emilio le dejó unas botas al mas bajito -el de la cicatriz en la boca y al que José Emilio llamaba Mowgli- porque llevaba unos zapatos normales, y los demás no recuerda qué calzado llevaban.

Que las botas que le dejó eran del tipo de montar en moto de hacer trial.

En este acto el declarante hace un dibujo de la carretera y el lugar donde se encontraban contigua a la mina el cual se une a la presente declaración.

Gabriel Montoya reconoce que la primera versión, la de su declaración ante la Guardia Civil en Junio de 2004, relata los hechos tal y como fueron, sin haber sufrido presiones ni de los agentes de la Guardia Civil, ni de Suárez Trashorras.

El motivo para justificar su mentira es plausible. "El Gitanillo" tenía motivos para estar alarmado y, en efecto, pudo parecerle lógico que, no habiendo participado en el robo de los explosivos, su pena sería menor.

Ignoramos si la historia de las presiones de la Guardia Civil o Emilio fue suya o se la sugirieron, pero al parecer no pudo sostenerla mucho rato, ante el interrogatorio del juez y la fiscal.

Pero hay otra cosa aún más importante sobre este asunto: contra lo que sugiere "El Mundo" y afirman los conspiracionistas, la afirmación del "Gitanillo" de haber sido Emilio Suárez, y no él, quien acudió a la mina con los árabes, no contradice para nada la mal llamada Versión Oficial, es decir, el relato de los hechos que, más tarde, quedaron acreditados en el Juicio por el 11-M.

Efectivamente, Gabriel Montoya, en todas sus versiones, afirmaba que Emilio Suárez Trashorras, acompañado por el propio Gabriel, fue a hablar con dos mineros (probablemente para asegurar que podía burlar las medidas de vigilancia); aseguró que, probablemente al día siguiente de la entrevista con los dos mineros, tres árabes -que reconoció como Jamal Ahmidan, Mohamed Oulad Achka y Abdennabi Kounjaa- viajaron a Avilés, donde se unieron a Emilio y él mismo. Que los tres árabes, con uno u otro, pero siempre siguiendo las instrucciones de Suárez Trashorras, viajaron a la mina en dos ocasiones, consiguiendo una gran cantidad de cartuchos de explosivos, cuestión que le fue confirmada posteriormente por Suárez Trashorras.

Todos estos datos, suministrados por "El Gitanillo", que fue testigo presencial, coinciden con el aluvión de datos (BTS, multas de tráfico, recibos de compra de varios artículos en Carrefour), testimonios (la esposa de Suárez Trashorras, la cajera del Carrefour, Guardias Civiles que mulltaron a "El Chino", etc.

Frente a ésto, la única modificación del relato de "El Gitanillo" es quién acompañó a los árabes hasta la puerta de la mina: si el propio "Gitanillo" o Suárez Trashorras. Teniendo en cuenta que las indicaciones para moverse por la mina las había dado el ex-minero Suárez Trashorras, la presencia de "El Gitanillo" resulta ser como mero comparsa, y su intento de quedar al margen es un tema absolutamente irrelevante en el constructo de la historia.

Resulta cinico, y sólo se entiende desde la confianza de que sus seguidores no disponen de información, o más probablemente no cuestionen en absoluto las patrañas de que les surte "El Mundo", pretender que un tema baladí, excepto para la mayor o menor condena de Gabriel Montoya, sirva para "tirar abajo toda la versión oficial".

Tras volver a aceptar la declaración de Gabriel del 15 de Junio de 2004 como la verdadera, y para que no quede ninguna duda de lo que ocurrió realmente, el Juez del olmo y la Fiscal Sánchez le hacen volver a relatar los sucesos, tal y como ocurrieron, a partir de que los árabes consiguen las mochilas y linternas para sus dos excursiones nocturnas a la Mina:

Día 16 de Marzo de 2005.

Dependencias del Centro de Internamiento de Menores Los Rosales, de Madrid.

Declaración de Gabriel Montoya ante el Juez Del Olmo, estando presente la Fiscal Olga Sánchez.

__________________________________________________________________________________

Que cuando fue el declarante con Emilio y con los árabes a la mina por la tarde, después los árabes se fueron y el declarante se fue con Emilio a una cafetería; después sobre las 10 de la noche volvieron los árabes y se fueron en el Golf de ellos y en el For Escor de José Emilio a la mina.

Que José Emilio se quedó en su casa con la mujer de él.

Que el que tenía la cicatriz en la boca conducía el coche de José Emilio y el tal Risitas conducía el Golf.

Que el Golf lo subieron mas arriba, en un aparcamiento que está pasado el mirador. Que las mochilas que llevaba eran tirando a color verde y de color oscuro, las pusieron en el Escor y se fueron a la mina, y fueron con el coche hasta la barrera y los tres árabes se bajaron, y el declarante se bajó por el camino a esperarles, junto a unos arbustos donde aparcó el vehículo.

Que Emilio le había dicho que se quedase ahí por si venía la policía para que dijese que venía de fiesta. Tardaron cuatro o cinco horas, y se fueron a por el otro coche y después a Aviles.

Que a la vez que iban ellos venía José Emilio, que los árabes llamaron a Emilio por teléfono pero el declarante no oyó la conversación. Que se cruzaron en el camino con Emilio que venía en el Corolla, que se pararon, y le dijo Emilio al declarante que se quedase en el Corolla, estuvieron hablando 5 minutos y se fueron ya los tres coches para Avilés.

Que meten los coches en el garaje y hacen el cambio de mochilas, y el Golf lo dejan aparcado fuera. Que el Escor se quedó dentro del garaje vacío, y el Golf que era el que estaba cargado con las mochilas se quedó fuera.

Se fueron nuevamente con el Coroya a la Mina sobre las 9 de la mañana; hicieron lo mismo que antes, el declarante los esperó en el coche: Que tardaron mucho menos que la otra vez, Emilio se había quedado en casa. Que recuerda que llevaban mas de tres mochilas, que menos que el que parecía el jefe que llévaba una mochila, los otros llevaban dos mochilas.

Que volvieron a irse para Avilés bajaron.ell Golf y metieron las mochilas en el Golf, ahí apareció un persona en el  garaje y les preguntó si venían del Puerto de San Isidro porque se iba para allí, y recontestaron que no. Que hablaron el de la cicatriz en el labio y Emilio y después se fueron para Madrid.

Creo evidente que el "Gitanillo" no se contradice, exceptuando ese momento en el que trata de convencer a sus interrogadores de que no fue a la mina, pero sin poder sostenerse mucho tiempo en esa afirmación.

Pero estas declaraciones, prácticamente idénticas, no servirían de nada si en el Juicio no se hubieran ratificado.

Pero eso requiere otra entrada, que nos permita comparar las versiones de "El Gitanillo" y comprobar si se contradice, o no.

(Continuará)


La mentira tiene las patas cortas, pero calza zancos al lado de las exclusivas conspiracionistas

Offline

#17 13-01-2010 14:28:32

pocococo
Miembro
Registered: 24-09-2009
Posts: 148

Re: El Mundo se vuelve a lucir

Que despiste el mío, Quetza, se me había olvidado que era todo falso. Pero la mochila no, ¿verdad?

Es cierto, en el auto de procesamiento se calca el informe (que fue ratificado en juicio, por cierto, aunque falsamente, claro)

Offline

#18 17-01-2010 04:16:47

morenohijazo
Administrador
Registered: 05-10-2006
Posts: 5,766
Website

Re: El Mundo se vuelve a lucir

CANCIÓN TRISTE DE "EL GITANILLO", O THE BLUES OF LITTLE GYPSY (y D)

Para terminar la respuesta al diario “El Mundo” -que publicaba hace unos días que Gabriel Montoya “El Gitanillo” había afirmado que su primera declaración, la realizada ante la Guardia Civil en Junio de 2004, había mentido, sugiriendo que tal mentira afectaba de manera clave a toda su historia, y por lo tanto toda la Versión Oficial quedaba en entredicho- nada mejor que terminar comentando los aspectos de la declaración del “Gitanillo” ante la Audiencia Nacional que pueden aclarar sobre la veracidad de la noticia de “El Mundo”.

Advierto: es un post muy largo, pese a que necesariamente resumimos las declaraciones, tratamos de no añadir excesivos comentarios, y quitaremos las repeticiones y los puntos que no afectan al tema que nos ocupa. Su objetivo no es tanto que se lo lean quienes ya conocen estas declaraciones, sino dejar el trabajo hecho para futuras patrañas conspiracionistas.

Sí me ha parecido interesante resumir, a modo de conclusiones meramente personales, lo que hubo de cierto en lo publicado por “El Mundo

Día 27 de Marzo de 2007.

Dependencias de la Casa de Campo, de Madrid.

Declaración como testigo de Gabriel Montoya ante el Tribunal de la Audiencia Nacional que juzga los atentados del 11-M.

__________________________________________________________________________________

MINISTERIO FISCAL

Ministerio Fiscal: Cuando José Emilio, cuando usted ve a José Emilio con Mowgli y estas dos personas ¿usted dónde se encontraba?
Testigo Gabriel Montoya: Yo estaba en mi casa.

Ministerio Fiscal: ¿Y a dónde fueron?
Testigo Gabriel Montoya: Fuimos a la mina.

Ministerio Fiscal: Cómo fueron, en cuántos vehículos?
Testigo Gabriel Montoya: Nosotros fuimos en un coche y los otros en otro.
Ministerio Fiscal: En qué coche viajaron ustedes?
Testigo Gabriel Montoya: Nosotros fuimos en un Toyota Corolla.
Ministerio Fiscal: Y Mowgli y las otras dos personas que le describieron, eeh que fueron con él, ¿iban en otro vehículo?
Testigo Gabriel Montoya: Un Golf … Negro.
Testigo Gabriel Montoya: Llegamos a la mina, yo me quedé en el coche y Emilio se fue con este, con Mowgli, hacia el monte.

Ministerio Fiscal: ¿El coche dónde quedó? ¿Antes de la barrera,…
Testigo Gabriel Montoya: Si…. Al lado de la carretera.

Ministerio Fiscal: ¿Y las personas que acompañaban a Mowgli?
Testigo Gabriel Montoya: También. En su coche.
Ministerio Fiscal: ¿Era de día o era de noche?
Testigo Gabriel Montoya: Al atardecer, más o menos.

Ministerio Fiscal: ¿Recuerda qué tiempo tardó José Emilio y ese tal Mowgli en volver?
Testigo Gabriel Montoya: Media hora o cuarenta y cinco minutos.
Ministerio Fiscal: ¿Una vez que volvieron qué pasó?
Testigo Gabriel Montoya: Nos volvimos para Avilés.
Ministerio Fiscal: ¿Usted recuerda haber oído decirle a José Emilio, decir a José Emilio a la otra persona, que no se olvidara de algo?
Testigo Gabriel Montoya: Si, que no se olvidara de los tornillos o no se qué.

Ministerio Fiscal: [Cuando volvieron a Avilés]¿Qué pasó?
Testigo Gabriel Montoya: Allí, eh, nos quedamos yo y Emilio y los otros se fueron.

Ministerio Fiscal: ¿Recuerda si fueron a algún sitio en particular, a comprar algo?
Testigo Gabriel Montoya: Si, me parece que iban a ir a comprar unas mochilas o algo por el estilo.
Ministerio Fiscal: ¿Las volvió a ver, a estas personas?
Testigo Gabriel Montoya: Si.
Ministerio Fiscal: ¿Cuándo?
Testigo Gabriel Montoya: Más tarde, horas más tarde.
Ministerio Fiscal: ¿Ya era de noche?
Testigo Gabriel Montoya: Si.

Ministerio Fiscal: ¿Y qué hacen?
Testigo Gabriel Montoya: Yo me fui con el Mowgli a la mina otra vez.
Ministerio Fiscal: ¿En qué coche?
Testigo Gabriel Montoya: En un, uf, no se decirle nada más que era un coche blanco. Me parece que era un Ford. Un Ford blanco.
...
Ministerio Fiscal: ¿De José Emilio?
Testigo Gabriel Montoya: Si.
Ministerio Fiscal: ¿Quién conducía?
Testigo Gabriel Montoya: Mowgli.

Ministerio Fiscal: ¿Se lo pidió José Emilio?
Testigo Gabriel Montoya: Si.
Ministerio Fiscal: ¿Para que le indicara el camino de la mina?
Testigo Gabriel Montoya: Para que le indicara el camino.
Ministerio Fiscal:¿Y el otro coche con las otras dos personas?
Testigo Gabriel Montoya: El otro coche era el Golf.

Ministerio Fiscal: Cuando llegaron a la mina, ¿qué hicieron?
Testigo Gabriel Montoya: Yo me quedé en el coche y ellos se fueron a la mina.
Ministerio Fiscal: ¿Recuerda usted si en el primer viaje, por la tarde, cuando ustedes salieron de la casa, José Emilio recibió alguna llamada de su mujer?
Testigo Gabriel Montoya: No lo recuerdo.
Ministerio Fiscal: ¿Recuerda si se volvieron a recoger algo a casa de José Emilio?
Testigo Gabriel Montoya: Si, fuimos a recoger unas botas.

Ministerio Fiscal: ¿Qué tipo de botas?
Testigo Gabriel Montoya: Eran unas botas de montaña.
Ministerio Fiscal:¿Y para qué eran esas botas?
Testigo Gabriel Montoya: Para que se las iba a dejar al chaval este.
Ministerio Fiscal:¿A Mowgli?
Testigo Gabriel Montoya: Si.
Ministerio Fiscal:¿Por qué? ¿Por qué razón?
Testigo Gabriel Montoya: Porque él llevaba unos zapatos, me parece.

Ministerio Fiscal: Llegan a la mina, estas personas se bajan de los vehículos, los tres.
Testigo Gabriel Montoya: Si.
Ministerio Fiscal:¿Y usted dónde quedó?
Testigo Gabriel Montoya: En el coche..en el Escort blanco… Al lado de la carretera….Por si venía la policía o algo, que dijera que estaba ahí descansando.
Ministerio Fiscal:¿Qué tiempo tardaron estas… ¿estas personas llevaban algo con ellas?
Testigo Gabriel Montoya: Mochilas…. Cuatro o cinco.  Eran unas mochilas grandes.De montaña. Oscuro, eran oscuras.
Ministerio Fiscal: Estas personas se bajan de los vehículos, se van… ¿a la mina?
Testigo Gabriel Montoya: Si, al monte o a la mina.
Ministerio Fiscal:¿Cuánto tiempo podrían estar ellos en la mina?
Testigo Gabriel Montoya: Hora y media o así, más o menos.

Ministerio Fiscal:¿Qué hicieron una vez que volvieron ellos con, con las mochilas?
Testigo Gabriel Montoya: Bajaron con las mochilas y…
Ministerio Fiscal:¿Las mochilas bajaban vacías?
Testigo Gabriel Montoya: Llenas.
Ministerio Fiscal:¿Llenas de qué?
Testigo Gabriel Montoya: De explosivos.

Ministerio Fiscal: Cuando usted acompañó a José Emilio aquella tarde, con estas personas a la mina, usted ya sabía que lo que había bajado a Madrid eran explosivos, ¿verdad?
Testigo Gabriel Montoya: Si.
Ministerio Fiscal: Y no obstante fue, les acompañó a por más explosivos.
Testigo Gabriel Montoya: Si.
Ministerio Fiscal:¿Le preguntó a José Emilio para qué querían estos explosivos?
Testigo Gabriel Montoya: Le pregunté más tarde, y me dijo que era para robar joyerías… para reventar los escaparates y eso.
Ministerio Fiscal:¿En dónde? ¿Le preguntó en dónde?
Testigo Gabriel Montoya: No.
Ministerio Fiscal: No. Cuando estas personas bajan con las mochilas ya llenas, ¿qué hicieron?
Testigo Gabriel Montoya: Nos fuimos a Avilés.
Ministerio Fiscal: ¿De nuevo volvió a conducir Mowgli el vehículo?
Testigo Gabriel Montoya: Si.
Ministerio Fiscal: ¿Y usted de copiloto?
Testigo Gabriel Montoya: Si.
Ministerio Fiscal: ¿Volvieron a Avilés hasta qué lugar?
Testigo Gabriel Montoya: Hasta el garaje de Emilio… Un garaje normal, de particular y eso, de vecinos.
Ministerio Fiscal: Era, ustedes a donde se dirigen es a un trastero.
Testigo Gabriel Montoya: Si.

Ministerio Fiscal: ¿Qué hicieron con las mochilas? ¿Las vaciaron allí?
Testigo Gabriel Montoya: Si, las vaciaron…Fuera del trastero.
Ministerio Fiscal: Y ¿dónde los introdujeron? Los explosivos que habían obtenido.
Testigo Gabriel Montoya: Los metieron en otro coche. En el Toyota Corolla.

Ministerio Fiscal: Una vez que hicieron el cambio a los vehículos, de vehículo, de los explosivos al Toyota Corolla ¿qué hicieron?
Testigo Gabriel Montoya: Fuimos otra vez a la mina.

Ministerio Fiscal: ¿Y otra vez los mismos vehículos?
Testigo Gabriel Montoya: Si.
Ministerio Fiscal: ¿El Escort blanco?
Testigo Gabriel Montoya: No, luego no, luego fuimos con el Corolla.
Ministerio Fiscal: Luego fueron con el Corolla. Pero el Corolla dice usted que lo habían, habían introducido ahí ya los explosivos.
Ministerio Fiscal: Testigo Gabriel Montoya: Entonces fue en el otro, en el Golf.
Ministerio Fiscal: ¿Es cierto que entre el primer viaje y el segundo que hicieron con los explosivos hubo un problema y se perdieron?

Testigo Gabriel Montoya: Si, en el monte.
Ministerio Fiscal: ¿Intentaron ponerse ellos en contacto, o se pusieron en contacto con José Emilio?
Testigo Gabriel Montoya: Me dijeron que si, que se pusieron en contacto con, con él y que iba a venir.
Ministerio Fiscal: ¿José Emilio fue a la mina?
Testigo Gabriel Montoya: Estaba de camino.
Ministerio Fiscal: ¿Dónde se vieron?
Testigo Gabriel Montoya: Nos vimos en… no se, un pueblecito, es que no se, que no se cómo explicárselo. …
Ministerio Fiscal:  Se encontraron, y José Emilio dio la vuelta, y ya fueron los tres vehículos…
Testigo Gabriel Montoya: Si.
Ministerio Fiscal: …hasta el trastero de José Emilio.
Testigo Gabriel Montoya: Si.
Ministerio Fiscal: Bajaron los explosivos y dice usted que vuelven a la mina. ¿Vuelve a la mina también José Emilio o José Emilio se quedó en Avilés?
Testigo Gabriel Montoya: Se quedó en Avilés.
Ministerio Fiscal: O sea, volvieron las tres personas que habían subido de Madrid, Mowgli con sus dos acompañantes, y usted.
Testigo Gabriel Montoya: Si.
Ministerio Fiscal: ¿Qué hicieron? ¿Volvieron a cargar ellos las…
Testigo Gabriel Montoya: Si.
Ministerio Fiscal:  …bolsas con explosivos?.
Testigo Gabriel Montoya: Si.
Ministerio Fiscal: Y cuando volvieron a Avilés, ¿dónde estaba José Emilio?
Testigo Gabriel Montoya: Estaba en su garaje. Esperándonos.
Ministerio Fiscal: Estaba en su garaje. ¿Qué hicieron con las bolsas de explosivos?
Testigo Gabriel Montoya: Se quedaron en el coche, y se fueron.
Ministerio Fiscal: ¿Los distribuyeron en dos coches?
Testigo Gabriel Montoya: Si…. El Corolla y en el Golf.

Ministerio Fiscal: ¿Quién conducía el Corolla?
Testigo Gabriel Montoya: Mowgli, me parece.
Ministerio Fiscal:  Mowgli. Toda esta operación ¿a qué hora finalizó?
Testigo Gabriel Montoya: Por la mañana, a las nueve de la mañana o así, más o menos.

Ministerio Fiscal:  Posteriormente a estos dos viajes de estas, con estas personas, ¿usted se quedó con José Emilio o usted bajó a Madrid con ellos?
Testigo Gabriel Montoya: En Asturias me quedé, en Avilés.

Día 27 de Marzo de 2007.

Dependencias de la Casa de Campo, de Madrid.

Declaración como testigo de Gabriel Montoya ante el Tribunal de la Audiencia Nacional que juzga los atentados del 11-M.

__________________________________________________________________________________

ACUSACIONES PARTICULARES

Acusación constituida por Pilar Manjón Gutiérrez y otros.

Acusación particular: Muy bien. ¿Sabe usted si las bolsas de, de deporte, las bolsas de montaña que compraron estas
personas, lo hicieron en el Carrefour?
Testigo Gabriel Montoya: Me parece que si.
Acusación particular: ¿Sabe usted si compraron también unas linternas?
Testigo Gabriel Montoya: Si.

...

Acusación constituida por Don Guillermo Pérez Sajates.

Acusación particular: Mire usted, usted habla de puntas y tornillos en su declaración, y también dice que cuando le preguntó a Emilio para qué era la dinamita le dijo que era para explotar escaparates de joyerías y cajas fuertes. ¿Le preguntó usted o le dijo Emilio para qué eran las puntas y los tornillos?
Testigo Gabriel Montoya: No.

Día 27 de Marzo de 2007.

Dependencias de la Casa de Campo, de Madrid.

Declaración como testigo de Gabriel Montoya ante el Tribunal de la Audiencia Nacional que juzga los atentados del 11-M.
__________________________________________________________________________________

DEFENSAS

Defensa de Javier González Díaz

Abogado Defensor: Vamos a ver, hay una cosa que si quisiera que nos aclarara a todos porque en su declaración ante el Juzgado dijo que en la declaración ante la Guardia Civil había una persona, un guardia civil que se llamaba Rafa.
Testigo Gabriel Montoya: Si.
Abogado Defensor: ¿Recuerda? ¿Cómo se identificó ese guardia civil?
Testigo Gabriel Montoya: No se, me dijo que era…
Abogado Defensor: El jefe de…
Testigo Gabriel Montoya: El jefe de por ahí y nada más.
Abogado Defensor: ¿Dijo que a lo mejor pertenecía a una unidad especial de la Guardia Civil?
Testigo Gabriel Montoya: No, no me lo dijo.
Abogado Defensor: ¿Habló con usted antes de declarar?
Testigo Gabriel Montoya: Si.
Abogado Defensor: ¿Le indicó lo que podía declarar?
Testigo Gabriel Montoya: No.
Abogado Defensor: ¿Usted fue luego al médico forense?
...
Testigo Gabriel Montoya: Si, lo recuerdo.
Abogado Defensor: ¿Recuerda la persona que lo acompañó, le hizo algún comentario?
Testigo Gabriel Montoya: No lo recuerdo.
Abogado Defensor: ¿No le preguntó que el tema de la mina, del viaje a la mina? ¿No recuerda?
Testigo Gabriel Montoya: No, no lo recuerdo.

Defensa de Iván Granados Peña.

Abogado Defensor: Usted en el, en su declaración que hace ante el Juzgado Central de Instrucción, en el folio 39314, dice usted que un guardia civil de nombre Rafa, que dice que es el jefe de ellos, eh, le dice a usted en privado, eh, que tiene que, eh, que tiene que, que hacer una determinada declaración. ¿Usted nos podría explicar los términos concretos que le dice eh, cómo tiene que hacer la declaración?
Testigo Gabriel Montoya: No.
Abogado Defensor: ¿No le indica de ninguna manera qué es lo que tiene usted que decir, o en qué manera tiene que decirlo?
Testigo Gabriel Montoya: No.
-------------
Abogado Defensor: Hay alguien, ¿le han dado alguien o alguna persona indicación de lo que tiene usted que declarar en esta vista?
Testigo Gabriel Montoya: No, nadie.

Defensa de Suárez Trashorras.

Abogado Defensor: Con la venia de la sala, la defensa de Jamal Zougham y Basel Galyoun. Vamos a ver, usted ha declarado que estuvo presente cuando traspasaron la dinamita de las mochilas al vehículo.
Testigo Gabriel Montoya: Si.
Abogado Defensor: ¿Cómo estaba la dinamita, iba suelta o empaquetada?
Testigo Gabriel Montoya: Empaquetada.
Abogado Defensor: ¿Cómo iba empaquetada?
Testigo Gabriel Montoya: Iba con un plástico.
Abogado Defensor: ¿De qué color?
Testigo Gabriel Montoya: No recuerdo el color. Me, me parece que era verde, pero no un verde así... clarito.
Abogado Defensor: ¿Y los, las, al ver usted cuando, cuando digamos sacaban la dinamita de la mochila, de la mochila la sacaban toda de manera conjunta o por partes?
Testigo Gabriel Montoya: Por partes.

Defensa de Raúl González.

Abogado Defensor: ... Mire, usted dice eh, al folio 17597 que un par de días antes, el 28 de febrero, no sabe si miércoles o jueves, fue con Emilio en el Corolla hasta la entrada de Mina Conchita donde Emilio se bajó del vehículo y se entrevista con esas dos personas que usted dice que va con mono, ¿eso fue así, como usted dice?
Testigo Gabriel Montoya: Si.
Abogado Defensor: Bien, no hay más preguntas. O sease, fue aproximadamente ahí a finales de febrero.
Testigo Gabriel Montoya: No se decirle si fue a finales de febrero o a principios de marzo.

Defensa de Emilio Suárez Trashorras.

Abogado Defensor: Muchas gracias, señoría. Con su venia. Vamos a ver, Gabriel, acaba usted de decir que Emilio le llamó y se fueron a la mina. Usted en el Toyota con Emilio y los otros en un Golf negro.
Testigo Gabriel Montoya: Si.
Abogado Defensor: ¿Quiénes eran los otros?
Testigo Gabriel Montoya: Los marroquís... No se cómo se llaman, se que era uno era Mowgli, pero los demás no se cómo…
Abogado Defensor: ¿Los otros cuántos eran?
Testigo Gabriel Montoya: Dos.
Abogado Defensor: Es decir, que eran tres.
Testigo Gabriel Montoya: Si, en total si.
Abogado Defensor: Iban tres en el Golf negro.
Testigo Gabriel Montoya: Si.
Abogado Defensor: Verá, es que eso me, me produjo preocupación, porque en su primera declaración del 16 de junio dice usted que iban dos ¿Y de dónde salió este tercero?
Testigo Gabriel Montoya: ¿Dos sólo? No,…
Abogado Defensor: Si, eso dice…
Testigo Gabriel Montoya: En Avilés estaban tres, había tres.
Abogado Defensor: Ahora dice que había tres…

[Nota: No es cierto. En varias ocasiones, durante el interrogatorio del 16 de Junio de 2004, Gabriel Montoya dice que fueron TRES moros (así les llama él) y no DOS. Sirva como ejemplo éste: "Dos días después, sobre las cinco de la tarde, Emilio apareció en su calle con un moro en su Toyota Corolla acompañado de otros dos moros en un Golf de color negro..." .]

Testigo Gabriel Montoya: Yo dije que a la mina, en el Golf, fueron dos.
Abogado Defensor: Ah, si, ¿y ahora cómo aparecen tres, qué pasó con el otro?
Testigo Gabriel Montoya: Iban dos en un Golf y uno conmigo y con Emilio en el Corolla.
Abogado Defensor: Ah, pero eso lo cambia usted ahora, porque eso no lo acaba de decir.
Juez Gómez Bermúdez: Bien, si lo cambia ahora no lo ha debido de decir por vía de informe.
...
Juez Gómez Bermúdez:: Para eso está la vista oral precisamente.
Abogado Defensor: Vamos a ver, vamos a ver, en esa misma declaración de la que yo le hablo hace usted una manifestación que me gustaría que me aclarara. Dice usted expresamente “Fue en una conversación que luego tuvo con Emilio cuando este le dice que lo recogido en las minas por los moros son explosivos”. ¿Pero no había ido usted a las minas con ellos?
Testigo Gabriel Montoya: Si.
Abogado Defensor: ¿Y cómo se entera porque se lo dice Emilio?
Testigo Gabriel Montoya: Yo no recuerdo haber dicho eso, no lo recuerdo.
Abogado Defensor: No se entera usted de eso. No se acuerda de eso. Bueno. Vamos a ver, dígame otra cosa. En esa conversación que tuvo Emilio, parece que con Mowgli, en que le dijo “Oye, acuérdate de recoger los tornillos y las puntas” ¿Había ido Emilio también a la mina?
Testigo Gabriel Montoya: Si.
Abogado Defensor: Había ido Emilio. ¿Y subió con ellos?
Testigo Gabriel Montoya: Con Mowgli.
Abogado Defensor: ¿Subió con Mowgli?. Entonces por qué… ¿Qué se lo dijo allí en la puerta del coche?
Testigo Gabriel Montoya: Si, al bajar.
Abogado Defensor: ¡Ah, ¿al bajar?!
Testigo Gabriel Montoya: Al bajar de la mina.
Abogado Defensor: ¿Y el otro volvió a buscar los tornillos y las puntas?
Testigo Gabriel Montoya: No.
Abogado Defensor: Entonces se marcharon sin tornillos y puntas.
Testigo Gabriel Montoya: Si.
Juez Gómez Bermúdez: Bueno, eso es una afirmación del señor letrado.
Abogado Defensor: No, pregunto…
Juez Gómez Bermúdez: No, no, no pregunta, está afirmando. Ya le he dicho esta mañana que ya nos conocemos cada uno como interroga, y está afirmando que se marchó sin tornillos y puntas, y eso no es lo que está diciendo el testigo.
Abogado Defensor: Le pregunto ¿usted…
Juez Gómez Bermúdez:: No, no, no, perdone, señor letrado, eso no es lo que está diciendo el testigo. El testigo está diciendo lo que oyó. No sabe si iban puntas o no iban puntas. Continúe.
Abogado Defensor: Bueno. Vamos a ver, voy a volver sobre un asunto que usted ya declaró también. Usted dijo textualmente, ya se lo acaban de recordar aquí, se lo acaban de recordar aquí, que en su primera declaración, un guardia civil llamado Rafa, le dijo que le estuvo recordando lo que quiénes habían bajado a Madrid y que declarase que él había ido al monte. Dijo usted expresamente “Rafa me dijo que declarase que había ido al monte.” ¿Se lo dijo el tal Rafa o no?
Testigo Gabriel Montoya: No lo recuerdo.

[Nota: Dado que el testigo declara en varias ocasiones que el Guardia Civil Rafa (sea éste quien sea) no le dijo eso, parece deducirse que, en esta respuesta, lo que Gabriel Montoya dice no recordar es lo que declaró con exactitud en su primer interrogatorio.]

Abogado Defensor: Lo dijo usted en el Juzgado, ¿eh?
Testigo Gabriel Montoya: No lo recuerdo.
Abogado Defensor: En la declaración de 16 de marzo de 2005 que obra al folio 39315. Eso no lo recuerda usted.
Testigo Gabriel Montoya: No.
Abogado Defensor: Vamos a ver, en esa misma declaración dice usted: Todo eso lo dije porque me lo dijo la Guardia Civil, que no es cierto que el declarante fuera a la minia, a la mina con Emilio ni con otras personas. ¿Cómo dijo eso? Luego dice en esa declaración que los que fueron a la mina…
Juez Gómez Bermúdez:: No, pregunte, por favor, pregúntele. No lea su declaración, si lee su declaración sin preguntarle…
Abogado Defensor: Usted dijo que los que fue… que eso no era cierto, y ¿dijo usted que los que fueron a la mina fueron los moros y Emilio pero no usted?
Testigo Gabriel Montoya: Lo dije.
Abogado Defensor: Lo dijo.
Testigo Gabriel Montoya: Pero eso no fue, eso no fue con la guardia civil.
Abogado Defensor: Lo dijo en el Juzgado.
Testigo Gabriel Montoya: Eso lo dije cuando vinieron la fiscal y el juez Del Olmo a mi centro.
Abogado Defensor: Yo lo digo porque estoy leyendo lo que dijo usted en el Juzgado. ¡A bueno, fueron al centro, bien!
Juez Gómez Bermúdez:: Es indiferente, señor letrado, además lleva razón el testigo.

[Nota: El abogado defensor se ha tirado una plancha de a kilo. Efectivamente, el juez Del Olmo y la Fiscal se desplazaron al Centro "Los Rosales" para entrevistar al testigo.]

Abogado Defensor: Si, si.
Juez Gómez Bermúdez:: Nos empeñamos…
Abogado Defensor: ¡En Los Rosales!
Juez Gómez Bermúdez:: Nos empeñamos en introducir factores de las declaraciones procesales que convierten las preguntas en capciosas.
Abogado Defensor: A Los Rosales, fueron a su centro, correcto. Por lo tanto fueron Emilio y los moros pero no usted.
Testigo Gabriel Montoya: Eso lo dije porque, porque me puse nervioso y fue…
Abogado Defensor: Ya
Juez Gómez Bermúdez: : O sea, ¿que eso no es verdad lo que declaró usted entonces?
Testigo Gabriel Montoya: Eso no.
Abogado Defensor: En esta declaración, en esta concreto que hizo usted en Los Rosales da usted tres versiones del asunto, ¿cuál es la verdadera, la que dio ahora, la que dio en su día? ¿Cómo sabemos cuándo nos dice usted la verdad?
Juez Gómez Bermúdez:: Esa última parte es absolutamente improcedente.

[Nota: El estilo del interrogatorio es juzgado por el Juez, en varias ocasiones, como improcedente. El juez interviene porque, si bien es lógico que los abogados defensores traten de confundir al testigo para que se contradiga, no debe hacerse mediante frases cuyo significado no entienda el testigo o, como en este caso acosando al testigo mediante soflamas.]

Abogado Defensor: Bueno, retiro esa parte, señoría.
Juez Gómez Bermúdez:: No, ya claro, ya podemos retirar todo lo que quiera. ¿Está usted hoy diciendo la verdad?
Testigo Gabriel Montoya: Si, toda la verdad.
Juez Gómez Bermúdez:: Hoy, aquí.
Testigo Gabriel Montoya: Si.
...
Abogado Defensor: Vamos a ver. En esa, en varias de esas múltiples declaraciones que usted hizo, dice que se perdieron por el monte, y que llamaron a Emilio. ¿En cuál fue ese viaje en que se perdieron?
Testigo Gabriel Montoya: No recuerdo si fue el primero o el segundo.

[Nota: Fue en el segundo viaje: El testigo ha declarado en varias ocasiones que fue en el segundo viaje, y además es lo único lógico, puesto que en el primero subió Suárez Trashorras con ellos. Sin embargo, no se puede decir que sea una contradicción, y bien puede achacarse la imprecisión al nerviosismo o cansancio. De hecho, el abogado no insiste.]

Abogado Defensor: ¿Se perdieron para llegar a la mina o se perdieron para volver de la mina?
Testigo Gabriel Montoya: Según me contaron a mí que se perdieron arriba, en el monte, pero no se si fue al subir o al bajar.
Abogado Defensor: Según le contó ¿quién?
Testigo Gabriel Montoya: Mowgli. Al bajar me dijo que se hubieran perdido y que hubiera llamado a Emilio. No me dijo más.
Abogado Defensor: Pero consiguieron bajar a donde usted estaba.
Testigo Gabriel Montoya: Si.
Abogado Defensor: ¿Y qué hicieron, volvieron a Avilés?
Testigo Gabriel Montoya: Si.
Abogado Defensor: ¿Y Emilio fue a buscarles?
Testigo Gabriel Montoya: Si.
Abogado Defensor: ¿Y para qué fue a buscarles, si ya habían encontrado el camino?
Testigo Gabriel Montoya: No sé.
Abogado Defensor: Ah, no lo sabe usted.
Testigo Gabriel Montoya: No.
Juez Gómez Bermúdez:: Llegamos a lo mismo, señor letrado. Yo le quiero permitir el más amplio margen de defensa. Pero esa afirmación que usted introduce, además de no ser correcta, tampoco es real.

[Nota: El testigo no ha dicho eso. Cuando llamaron a Emilio, evidentemente, no habían encontrado el camino.]

Abogado Defensor: Es una pregunta que le hago al testigo…
Juez Gómez Bermúdez:: No, no.
Abogado Defensor: Porque dice que Emilio fue a buscarles…
Juez Gómez Bermúdez:: Usted añade ¿Para qué fue a buscarles si ya encontraron el camino? Esa última parte convierte la pregunta en impertinente, otra pregunta.
Abogado Defensor: ¿Se cruzaron ustedes con Emilio en ese viaje?
Testigo Gabriel Montoya: Si.
Abogado Defensor: ¿A qué altura?
Testigo Gabriel Montoya: Ya se lo he contestado antes a la fiscal, más o menos a la mitad, no se… no se decirle.
...
Abogado Defensor: Vamos a ver, nos dijo usted también, ahora aquí, que en uno de los viajes llevaron dos coches.
Testigo Gabriel Montoya: Si.
Abogado Defensor: Y usted se quedó en uno, y que le había dicho Emilio qué, que se quedara allí ¿para qué?
Testigo Gabriel Montoya: Por si iba la policía que les dijera que estaba descansando.
Abogado Defensor: ¿Y el otro coche dónde andaba?
Testigo Gabriel Montoya: El otro coche se quedó más arriba.
Abogado Defensor: ¿Más arriba por la mina?
Testigo Gabriel Montoya: No, como en un apeadero que hay, no se lo que es. Como un aparcamiento que hay, no se, no sé lo que es.
Abogado Defensor: ¿Y alguien en el coche para decir algo a la policía?
Testigo Gabriel Montoya: No, no.
Abogado Defensor: Nadie. Ninguna pregunta más, señoría.
Juez Gómez Bermúdez:: Gracias, ¿alguna más? Gracias, ya se lo pueden llevar.

CONCLUSIONES PERSONALES SOBRE LA SUPUESTA CONTRADICCIÓN DE EL GITANILLO A LA VERSIÓN OFICIAL

  1. Durante la declaración ante el Juez Del Olmo, Gabriel Montoya dijo haber contado alguna cosa que no era cierta. Dichas falsedades (de serlo), en realidad, no cambiaban el sentido de toda la declaración, sino que se trataba de un punto muy concreto, que sólo le afectaba a él: si había ido él, a la mina, o no, cuando los miembros del comando que cometió el 11-M robaron los explosivos..

  2. Inmediatamente rectificó, volvió a afirmar que su primera declaración era cierta en su integridad, y desde entonces ha mantenido contra viento y marea esa versión, incluso a preguntas de las acusaciones particulares y de las defensas (con mención especial a la de Suárez Trashorras, muy interesada en contradecirle).

  3. Aún suponiendo que "El Gitanillo" hubiera mentido en el punto concreto de si acudió a la mina para mostrar el camino a los terroristas, tal falsedad no tendría absolutamente ninguna repercusión en la culpabilidad de los acusados ni n la autoría de los hechos; es decir, no afectaría para nada a la Versión Oficial.

  4. Gabriel Montoya afirmó que dijo haber mentido por miedo y por ponerse nervioso. Realmente, él había sido juzgado y condenado ya por los hechos que había cometido, pero recordemos que era menor de edad en el momento de la declaración, y es verosímil que se asustase. por otro lado, inmediatamente rectificó; es posible que, bien el Juez. bien el Fiscal, le advirtiesen que podía estar tranquilo, pues había sido ya juzgado por esos hechos.

  5. La noticia publicada por "El Mundo" sobre la supuesta mentira y posterior retractación de "El Gitanillo" no era, de ninguna manera, desconocida para las partes personadas. De hecho, la defensa de Suárez Trashorras -cuyo cliente era el más afectado por la variación en las versiones de lo sucedido aquella tarde en Mina Conchita- trató de confundir al testigo confrontándole con sus anteriores declaraciones. Sin embargo, el testimonio de Gabriel Montoya fue considerado válido para el Tribunal de la Audiencia Nacional, y posteriormente por el Tribunal Supremo.

Last edited by morenohijazo (18-01-2010 00:52:02)


La mentira tiene las patas cortas, pero calza zancos al lado de las exclusivas conspiracionistas

Offline

#19 17-01-2010 19:18:58

Hermanita
Miembro
Registered: 05-11-2006
Posts: 661

Re: El Mundo se vuelve a lucir

Clarísimo, Moreno. Las contradicciones de "El Gitanillo", así en plural, reducidas a la contradicción, única y, además, irrelevante. Un resumen muy bueno.

Offline

#20 18-01-2010 01:01:58

morenohijazo
Administrador
Registered: 05-10-2006
Posts: 5,766
Website

Re: El Mundo se vuelve a lucir

Gracias, amiga mía.

Ha quedado muy largo; no trata de informarnos a nosotros -aunque pueda usarse para discutir con peones recalcitrantes- ni a los propios peones -que a estas alturas, ni aunque Bin Laden confesase iban a dar su brazo a torcer- sino más bien para aquellos que puedan dejarse tentar por los cantos de sirena de Pedro Jota, y que necesitan la información lo más completa posible.

He corregido aumentando en una las conclusiones: todas las partes, incluidas las Defensas y las Acusapeones Particulares, contaban con esta información durante el juciio, la trataron de utilizar, pero no consiguierton que se tambalease el testimonio de El Gitanillo. Mucho menos, la "Versión Oficial".

Comprobaré, por cierto, si en el recurso de Trashorras ante el Supremo se hacía mención de esta supuesta "mentira" de El Gitanillo, o si los propios defensores pasaron del tema por considerarlo irrelevante.


La mentira tiene las patas cortas, pero calza zancos al lado de las exclusivas conspiracionistas

Offline

Board footer

Powered by FluxBB